ReportajesAlida y su preocupación por los más pequeños de Valparaíso

Alida Mery es una maipucina que vive en la Villa “Los Héroes”; trabaja como independiente en la venta de fulares, esas telas que sirven a las madres para transportar a sus bebés con los brazos libres. Cuando Alida se enteró de la tragedia del puerto de Valparaíso, no hizo otra cosa que pensar en los más pequeños. Tal vez por su actividad, y porque es madre de dos hermosas hijas, sintió de inmediato el deseo...
Liz Muñoz Rosales16 abril, 20145 min

Alida Mery es una maipucina que vive en la Villa “Los Héroes”; trabaja como independiente en la venta de fulares, esas telas que sirven a las madres para transportar a sus bebés con los brazos libres.

Cuando Alida se enteró de la tragedia del puerto de Valparaíso, no hizo otra cosa que pensar en los más pequeños. Tal vez por su actividad, y porque es madre de dos hermosas hijas, sintió de inmediato el deseo de ayudar. “Ya, hagamos algo”, dijo y comenzó vía Facebook una campaña de recolección de productos pensados en niños menores de cinco años.

“Son los que más necesitan de sus cositas porque ellos no saben aguantar el hambre o aguantar el frío”, comenta acongojada. Su campaña fue todo un éxito, al primer día de publicar en la red social su interés, muchas mamás, clientas de los fulares, se mostraron prestas a ayudar.

La cruzada de la maipucina fue ganando fuerza. “Estoy emocionada y muy feliz de ver como las mamás preocupadas, más allá de sus propios hijos, se preocupan de entregar productos de muy buena calidad para otros niños que necesitan de esto, atentas y muy dispuestas a ayudar”, nos menciona Alida.

Alida lleva apenas dos días de campaña y ya llenó dos autos con ayuda. Al puerto sale mañana, temprano con su marido a encontrarse con una asistente social de la Junji, que la está esperando. Juntos partirán a los pies de los cerros, a hacer lo que Alida soñó: ayudar a los más pequeñitos.

Pero la maipucina no se detiene. “Mi idea es volver en una semana más, juntar nuevamente cosas, lo que se recopiló ahora es el inicio, es lo que necesitan ya, con urgencia, alimentos, pañales, toallitas húmedas, entre otras cosas”, explica, y es que no quiere ir sólo una vez y olvidarse del asunto. Su idea es conocer a las mamás, y en la medida de sus posibilidades, darles una ayuda. Tal vez un abrazo.

Alida tuvo una idea, y se jugó por ella. Como nadie le dijo que era imposible, fue y lo hizo. Así sin más. Esta maipucina decidió de forma anónima cooperar desde el más profundo de los sentimientos: el amor que se puede sentir por los más pequeños.

A su regreso, comenzará una nueva recolección que durará hasta el miércoles de la próxima semana. Aún es tiempo de ayudarla, de seguro alguien agradecerá desde el corazón, tu ayuda.

Liz Muñoz Rosales

Liz es chilena - canadiense y diseñadora de profesión. Es sibarita, amante de grandes temas, y de pequeños también. Se mueve en la ciudad arriba de una bicicleta, le encanta la fotografía y es creativa por naturaleza.

Comenta nuestras noticias

La Voz de Maipú. Ningún derecho reservado. Creemos en una internet libre y abierta para todos. Si ocupas nuestros contenidos, genera un link a La Voz de Maipú