NoticiasEl éxito del Ecobarrio en Villa 4 Álamos

En el 2004 la Villa 4 Álamos dio un vuelco en 180º. Año que se desató un conflicto medio ambiental en el sector: arrasaron con un parque completo y talaron más de 120 árboles, solo uno se salvo de morir, el Ceibo. “Según ellos – la municipalidad- era para poner el Colegio Básico de Pizarreño, pero ya había un colegio aquí, el Vicente Reyes Palazuelos. Entonces, instalaron dos colegios básicos, lo que en el sector no se...
Marlene Valladares Marlene Valladares15 octubre, 201529 min

En el 2004 la Villa 4 Álamos dio un vuelco en 180º. Año que se desató un conflicto medio ambiental en el sector: arrasaron con un parque completo y talaron más de 120 árboles, solo uno se salvo de morir, el Ceibo.

“Según ellos – la municipalidad- era para poner el Colegio Básico de Pizarreño, pero ya había un colegio aquí, el Vicente Reyes Palazuelos. Entonces, instalaron dos colegios básicos, lo que en el sector no se justificaba. Bueno, el tiempo nos dio la razón y lo hicieron técnico profesional”, cuenta Ricardo Acuña, presidente de la Junta de Vecinos 4 Álamos.

Explica que desde ese momento hubo un cambio en las personas, “debido al conflicto ambiental nos fuimos organizando, se reactivó la junta de vecinos, se creó el Centro Cultural del Medio Ambiental Ceibo, se creó el Club adulto Mayor los Zorzales y el Conjunto Folclórico los Zorzales”, explica el presidente de la junta de vecinos.

Recuerda que bautizaron como “Zorsales” a estos puntos de encuentro, porque al otro día de la tala de árboles, todos los pájaros estaban desesperados buscando sus nidos y sus huevos que se habían caído al suelo. “Fue algo muy triste para los vecinos, sobre todo para los adultos mayores”, recuerda Ricardo Acuña.

Algunos años más tardes se comienza a gestar la innovadora idea de realizar un Ecobarrio en el sector, la cual empieza a tomar forma en el año 2006. Lo que no fue tarea fácil. Guiados por académicos los vecinos se comenzaron a involucrar del proyecto.

La Junta de Vecinos 4 Álamos junto con los vecinos han intervenido múltiples lugares del sector, han plantado más de 100 árboles, han instalados jardineras, han creado un punto verde para reciclaje y huertos comunitarios.

Todos las instalaciones están en sectores públicos, que han sido respetados por toda la comunidad, no se encuentran rayados, ni en mal estado. Además, todos se hacen participe de estos y sacan el mejor provecho de sus frutos.

La visita

La Voz de Maipú fue a visitarlos un sábado a las 10 de la mañana. Momento de encuentro de los vecinos, para trabajar entorno al Ecobarrio, en la sede que se encuentra en Santa Gemita 906.

Al llegar nos encontramos con aproximadamente 10 participantes, de todas las edades, además, de las guías del proyecto, Luna Chiang y María Inés Díaz, las cuales en ese instante estaban recalcando la importancia de la perseverancia “si sacan las flores, hay que volver a ponerlas”, repetía María a los participantes.

Al mirar a nuestro al rededor, nos encontramos que la sede se ha convertido en un lugar sustentable; con jardineras, huertos, compus, arboles, pasto, reciclaje, flores, etc.

De un momento a otro, nuestros compañeros, de ese día, se comienzan a mover. Muchos de ellos se dirigen a las jardineras para ver cómo van sus frutos, ya que han plantado zanahorias, cilantro, cebollas, y otras verduras, les aplican remedios caseros para que se mantengan sanas. Una de ellas nos comenta el secreto de las cáscaras de huevo, para que no se suban los caracoles.

Ese día las guías enseñaron a realizar regadíos a goteos, los cuales fueron puestos en las jardineras de la Plaza Ronald Wood. Además, repartieron bombas de flores -semillas de flores y hortalizas- a los pies de los árboles del mismo sector.

Reconocimientos

El Ecobarrio de la Villa de 4 Álamos ha crecido de manera exponencial, es por ello que han sido reconocidos por entes nacionales, como internacionales. Ricardo Acuña tuvo la oportunidad de ir a Noruega a mostrar el proyecto, “lo que les llama la atención es cómo una organización social puede lograr tener estas cosas”, comenta el presidente de la junta de vecinos.

El último reconocimiento que recibieron fue durante esta semana. Le Monde Diplomatique rescató el proyecto de la Villa 4 Álamos, en la publicación de su nuevo libro, “Luchas exitosas. Experiencias positivas. Autogestión, participación…”. Hay un capitulo dedicado a la experiencia del Ecobarrio,

“La clave es ser participativo, no darse por vencido y pensar que en el futuro el cambio climático va a traer problemas a las nuevas generaciones. La idea es que los jóvenes, sobre todo los niños, se les vaya enseñando a cuidar el medio ambiente. Que hayan más políticas públicas sobre el tema”, explica ciertas soluciones Ricardo Acuña, porque aclara que el proyecto es un proceso que lleva mucho tiempo construirlo.

Marlene Valladares

Marlene Valladares

La menor de la familia. Egresada de periodismo. Me he desempeñado en el área de Derechos Humanos. En el Museo de DD.HH y en el primer documental sobre la niñez trans en Chile. Pitutos y pegas varias, en comunicaciones internas y externa, de diferentes instituciones. Fan de la fotografía y el diseño. Mi actividad predilecta en éste oficio es el reporteo. Tía de 4 cachetones -Polette, Antonia, Vicente y Gustavo-.

2 comments

  • Ceibo Maipú

    15 octubre, 2015 at 11:57 PM

    Buen articulo de Marlene Valladares solo que se debe ser mas objetivo con las versiones interesadas del eterno presidente de la junta de vecinos N°2 Es difícil encontrar gente que forme su opinión evaluando por sí misma cada situación, . para mayor claridad y un aporte al articulo debemos cambiar algunos dichos erróneos e interesados del presi de la junta N°2 por ejemplo se debe decir: “debido al conflicto ambiental la gente se organizó alrededor del “Comité defensa del parque” que luego dio paso a la creación del Centro Cultural Social y Ambiental Ceibo” desde donde se organizó el rescate de la junta de vecinos , y creando un Club de adulto Mayor y el Conjunto Folclórico los Zorzales”, también debemos decir que ni han plantado 100 árboles ,ni han mantenido ningún punto verde, entre otras extrañas fantasías que a veces pasan por la mente de algunos falsos soñadores, ahí en la villa 4 Álamos hay otros que en silencio hacen mucho mas sin llenarse la boca ni vistiéndose con la ropa ajena .

    Reply

  • ecobarrios Maipú

    16 octubre, 2015 at 9:13 AM

    Felicitaciones a la Voz de Maipú y a la periodista Marlene Valladares, que vió en terreno que se hace y los progresos obtenidos, con mucho esfuerzo y constancia y gracias a eso es posible lograr mejor calidad de vida para los vecinos y vecinas de la Villa. Esta semana, nos informaron que el proceso que se empezó en Enero, para lograr el cambio de las techumbres de asbesto, de 14 blocks, tuvo buen resultado y en los próximos meses se cambiarán estas techumbres y algunos serán pintados, dependiendo de la cantidad de vecinos que se inscribió y que gracias a gestiones del CORE Freddy Campusano, es gratis. Sacar estos elementos contaminantes , ha sido un sueño de años, pero para lograr los sueños hay que luchar y trabajar. Lamentablemente personas de la Villa que en forma permanente, han hablado en contra de asbesto y sus efectos, ahora se restaron y no participaron en esta labor en beneficio de los vecinos y vecinas.

    Seguiremos en el proceso para transformar a la Villa 4 Alamos en el primer Ecobarrio de Chile, con más animo que nunca, agradeciendo y reconociendo, lo han que realizado otros y otras, pero siendo firmes en defender nuestra participación en las diferentes etapas de la lucha socio ambiental de la Villa 4 Álamos y de Maipú. A fines de año realizaremos el taller “de los ecobarrios a las comunidades en transición”, con certificación internacional y presencia de amigos y amigas de diferentes lugares.

    Reply

Comenta nuestras noticias

La Voz de Maipú. Ningún derecho reservado. Creemos en una internet libre y abierta para todos. Si ocupas nuestros contenidos, genera un link a La Voz de Maipú