Subsidiaria en Chile de empresa peruana investigada por corrupción mantiene contrato millonario con Maipú

La principal constructora de Perú, “Graña y Montero (GyM)”, que es investigada por la justicia de ese país, por pago de coimas al adjudicarse obras de infraestructura, junto a la sociedad brasileña Odebrecht -empresa que habría realizado coimas de dinero y sobornos, a funcionarios del gobierno de 12 países, durante los últimos 20 años, para obtener beneficios en contrataciones públicas- mantiene contratos millonarios con el instituciones de públicas en Chile.

“CAM Chile” es la subsidiaria de “GyM” en nuestro país, empresa que ha firmado contratos de 11 mil 500 millones de pesos con instituciones públicas de nuestro país. Desde el 2011 que “CAM Chile” opera aquí, cuando los casos de coimas ya eran conocidos.

Según informa Ciper en su reportaje “Socios peruanos de Odebrecht controlan empresa que ganó millonarias licitaciones en Maipú y Metro”, de la periodista Catalina Albert, las dos licitaciones más importante en nuestro país fueron con la empresa “Metro” por 4 mil 800 millones de pesos, que es el mismo rubro por los que “GyM” pagó sobornos en Lima. Y con la Municipalidad de Maipú por mil 700 millones de pesos, para reponer luminarias en Maipú, esto a través de una licitación que está siendo cuestionada.

Luminarias de Maipú

El 2017, solo un poco antes de un mes que encarcelaran a los dueños de “GyM”, es que  la empresa subsidiaria que controlan en nuestro país, CAM Chile, se adjudicó en Maipú la licitación de $1.700 millones para la reposición parcial de las luminarias públicas del casco antiguo de esa comuna.

Concurso público que está bajo sospecha no solo por la situación en la que se encuentran los controladores de la empresa, sino por dos cambios que realizó la Municipalidad de Maipú a la licitación, a última hora, que según lo que dijeron los otros oferentes a Ciper, es que fueron adoptados para beneficiar a “CAM Chile”.

La primera modificación fue dos semanas después de que las bases de la licitación ya estaban publicadas -el 15 de mayo del año pasado-. El cambio se realizó en el tipo y modo de encender la luminarias, lo que excluyó a gran parte de los oferentes. De las 11 propuestas que existían, 5 no pudieron cumplir con el nuevo requisito.

Una de las firmas en competencia dijo ser “muy exigente” el cambio y “como si buscaran algún punto para dejar fuera a la mayoría de las empresas”.

La otra modificación, fue cuando los puntajes finales ya estaban entregados  y “CAM Chile” había perdido la licitación. Su nota final era 6,4 y la superaba “ENEL” con un 6,6.

En ese momento, la Comisión Evaluadora acogió un cambio solicitado por CAM Chile y realizó una reevaluación de los certificados de garantía de sus luminarias, lo que favoreció su puntaje, pasando de 6.4 a 7 puntos, superando a ENEL. Lo que le permitió adjudicarse el contrato con la Municipalidad de Maipú.

El contrato

El Intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, aprobó la licitación, el 20 de octubre, sin embargo, le solicitó a la alcaldesa, Cathy Barriga, que le enviara una copia del contrato, lo cual no ha pasado. Además, de no estar publicado ni en Mercado Público, ni en el sitio web de la Municipalidad de Maipú.

Según consigna Ciper, “visitó, llamó y escribió al municipio” con el fin de conseguir la  versión de la institución, sin embargo, “la respuesta nunca llegó”.

Marlene Valladares

La menor de la familia, en la que apostaron una educación científico-humanista para que llegara a la universidad. Estudié periodismo en una universidad adicta al lucro UNIACC. Egresé el 2016. Me he desempeñado en el área de Derechos Humanos. En el Museo de DD.HH y en el primer documental sobre la niñez trans en Chile. Pitutos y pegas varias, en comunicaciones internas y externa, de diferentes instituciones. Fan de la fotografía y el diseño. Mi actividad predilecta en éste oficio es el reporteo. Tía de 4 cachetones -Polette, Antonia, Vicente y Gustavo-.

One Comment

  1. Renato Reply

    Mientras tanto, la señora Barriga, el señor Lavín, y toda su familia descansan “después de un arduo trabajo anual”, en Playa El Cármen, en el extranjero, con dineros productos de impuestos de todos los chilenos, en la Municipalidad de Maipú siguen sucediendo “cosas extrañas…”

Comenta nuestras noticias