OpiniónPortadaDía Internacional de la Mujer: Hay que salir a la calle, nos quedan derechos por conquistar

OPINIÓN: Fue la lucha, la unión y la valentía de miles de mujeres, quienes a lo largo de la historia, nos han heredado los derechos que hoy tenemos. Son más de los que teníamos hace 161 años atrás, pero aún faltan muchos por conquistar. Los invitamos a leer esta columna y a unirse a las manifestaciones por el #8M. ¡Mujeres a tomarse las calles!
Marlene Valladares Marlene Valladares8 marzo, 201811 min

¿En que momento el 8 de marzo comenzó a ser un día comercial? ¿En qué momento se dejaron de lado los contenidos que dan origen a esta fecha? ¿En qué momento una rosa y una torta al desayuno comenzó a ser suficiente? ¿En qué momento pasó?

Conmemoramos una lucha que no ha terminado

El 8 de marzo, “Día Internacional de la Mujer”, no es una fecha arbitraría, tiene su origen en sucesos que se remontan a los siglo XX y XXI.

El 8 de marzo 1857, cientos de mujeres salieron a las calles para protestar por mejores salarios, ya que lo que percibían ellas eran menos de la mitad de lo que recibían los hombres. -no suena tan lejano ¿cierto?-. La marcha terminó con 120 mujeres muertas por la represión policial. Dos años después de ese 8 de marzo se creó el primer sindicato femenino.

El 25 de marzo de 1911, 123 mujeres y 23 hombres murieron carbonizados en la fabrica Triangle Shirtwaist, en Nuva York. Los dueños cerraron las puertas para que no hubieran hurtos, imposibilitando a las mujeres huir de las llamas.

En Chile, en 1934 se aprobó el voto femenino para las elecciones municipales, y en 1949 se concedió el derecho a voto a las mujeres para las elecciones presidenciales y parlamentarias. Fue entonces en 1952, cuando las mujeres pudieron participar por primera vez en la elección presidencial donde fue electo Carlos Ibáñez de Campo.

Fue recién en 1975 -hace solo 43 años- que la Organización de Naciones Unidas (ONU) oficializó el 8 de marzo como el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

Nada que festejar, hay que salir a luchar

Fue la lucha, la unión y la valentía de miles de mujeres, quienes a lo largo de la historia, nos han heredado los derechos que hoy tenemos. Son más de los que teníamos hace 161 años atrás, pero que aún no son los suficientes.

Porque desde que nacemos somos blanco del machismo que mata -solo hay que recordar a la pequeña Sophia-; porque, aunque estemos vestidas de escolares, nos gritan groserías en la calle, que tratan de justificar de “piropos”; porque en el transporte público tenemos que ir apoyadas a la pared para que no nos manoseen y un alfiler en el bolsillo; porque nos da miedo salir solas de noche, ¡pero nos atrevemos!, siempre con un “llámame cuando llegues” -¿por qué será?-; porque aún creen que somos seres que pueden poseer y en ello basan sus celos para matar; porque en el trabajo nos siguen pagando menos que a los hombres, nos siguen despreciando por ser mamás o siguen acosando desde su autoridad; porque aún nos definen por la ropa que usamos y nos cosifican; aún no podemos decidir sobre nuestro propio cuerpo; y así podríamos continuar.

No se trata de una guerra de sexos, se trata de igualdad. No estamos en contra de los hombres, los invitamos a que se unan en esta lucha por lo derechos de las mujeres y la igualdad en la sociedad, porque sabemos que la revolución va ser feminista o no va ser.

Y no, amiga o amigo, el feminismo no es lo mismo que machismo, pero al revés. No faltará el que diga que ” y ¿por qué no se llama igualismo entonces?”, por que es la lucha de las mujeres por obtener los mismos derechos que tienen los hombres, si lo llamamos “igualismo”, invisibilizamos nuestra lucha, lo mismo pasa con el “Nadie Menos”. Además, que es una corriente filosófica distinta -este tema da para otra nota-.

Hoy, hay que salir a la calle, en rebeldía, en libertad y con valentía. Hoy, a tomarnos las calles a decir que no queremos marichis, ni aritos de perla, ni manicura, ni cuanta tontera inventen. Queremos que nos dejen de violentar, violar y matar. A las 19 horas en Plaza Italia es el encuentro.

Y no, no estamos siendo graves.

La Voz de se adhiere a la lucha por #MediosNoSexistas

Yo Marlene Valladares, periodista de La Voz de Maipú, diré en representación de quienes componen La Voz de Maipú, que como obreros de las comunicaciones estamos consciente de la influencia que tienen los medios en la sociedad y la percepción de realidad que creamos. Sabemos que el machismo está presente en todas las áreas de las comunicaciones tan naturaliza y arraigada como lo está en la sociedad.

Como La Voz de Maipú nos sumamos a la petición de los centros de estudiantes de Comunicación de cinco univerisdades (Ceco U. Chile, Cecom UC, CEP UAH, Cecom UAndes y CEP Usach) y la Comisión de Género del Colegio de Periodista de exigir #MediosNoSexista, porque nos dan vergüenza.

“A las y los estudiantes de comunicaciones nos avergüenza que el futuro que nos depara sea, posiblemente, un medio donde revelen informes ginecológicos de mujeres, donde Andrés Salfate les lame el trasero a modelos en bikini, donde titulen “El amor y los celos la mataron”, donde seremos colegas de Julio César Rodríguez y de sus miradas lascivas o donde creen una sección “editada para mujeres” en la que nos subestiman en cada publicación farandulera y falta de contenido”. (Revisa el comunicado completo aquí)

Si como medio, en estos 10 años de existencia, hemos cometido un acto sexista nos arrepentimos severamente, pedimos las disculpas y lucharemos desde nuestra trinchera para acabar con el sexismo y la cosificación de la mujer en los medios de comunicación.

Marlene Valladares

Marlene Valladares

La menor de la familia, en la que apostaron una educación científico-humanista para que llegara a la universidad. Estudié periodismo en una universidad adicta al lucro UNIACC. Egresé el 2016. Me he desempeñado en el área de Derechos Humanos. En el Museo de DD.HH y en el primer documental sobre la niñez trans en Chile. Pitutos y pegas varias, en comunicaciones internas y externa, de diferentes instituciones. Fan de la fotografía y el diseño. Mi actividad predilecta en éste oficio es el reporteo. Tía de 4 cachetones -Polette, Antonia, Vicente y Gustavo-.

Comenta nuestras noticias

La Voz de Maipú. Ningún derecho reservado. Creemos en una internet libre y abierta para todos. Si ocupas nuestros contenidos, genera un link a La Voz de Maipú