Crónica: La Marcha por la Quebrada de la Plata y los falsos movimientos ciudadanos

DSC_6111

Esta semana que llega a su fin, asistí en dos ocasiones a la Quebrada de la Plata en la Rinconada de Maipú. Lo hice citado por el Departamento de Comunicaciones del Municipio de nuestra comuna. En el lugar constaté (y así lo escribí) que lo que está pasando ahí, donde las mineras están destruyendo un lugar de ensueño no es una maldad, sino un crimen.

Lo que vi en la Quebrada lo comenté en la semana a mi mujer y mis hijas. Hablamos sobre cómo los intereses del dinero, a menudo, se imponen al sentido común y al deseo altruista que muchos tienen, de legar un mundo mejor a las futuras generaciones. En el contexto de esas conversaciones, determinamos con mi mujer que era importante concurrir a la Marcha por la Defensa de la Quebrada de la Plata, convocada por una organización que la defiende, en la cual su rostro visible es Pedro Lazo: un joven de la comuna, que ha dado ejemplo a la hora de defender la flora y fauna del lugar.

Llegamos puntuales en familia, con todas nuestras hijas a protestar. Sin embargo al llegar al lugar me percaté de cosas que nadie dice. Y que a mi juicio caen dentro del concepto de publicidad engañosa.

Veo a Felipe Venegas, ex candidato a concejal por el partido humanista (no resultó electo) con un letrero que hace alusión al Alcalde Vittori y KDM. Venegas acusa corrupción. Me encuentro con Salvador Puccio y le comento que el cartel está de más. Después de todo, con mi familia fuimos a protestar por la situación de la Quebrada. Al final, hubiera obtenido más hablando con una pared. Le propongo a mi mujer que nos vamos. Me siento engañado pues tras un fin noble, se esconden intereses partidistas. No tengo problemas con que algunos encuentren malo al Alcalde de Maipú. Tampoco me aproblema que ellos convoquen a marchas para protestar contra el Alcalde. Pero usar la convocatoria de un fin noble, que cruza todo el espectro político, me parece no sólo poco ético y engañoso, sino que también cobarde.

Le digo a mi mujer que mejor nos vamos, pero ella dice que ya estamos ahí. Que marchemos y gritemos a favor del cururo o el degú. Comenzamos a marchar y en un comienzo todo bien. La Quebrada es el tema central. Pero aparecen los carteles contra Vittori. Incluso Máximo Quitral ocupa el megáfono para insultarlo. A la marcha llega el Concejal Ariel Ramos, quien se integra silente. Quitral lo ve y comienza a gritar cosas por el megáfono. “El que no salta es concejal”, dice un Quitral fuera de sí.

He discutido un montón de veces con Ramos y hay un montón de temas que nos separan. Sin embargo tenemos un punto en común: estos grupos son tomados por personas denominadas “ultras” por ser muy de izquierda. Personalmente pienso que son “ultra huevones”. Ramos piensa parecido.

Un fin noble lo ensucian con consignas políticas que no tienen nada que ver. Quitral aprovecha la ignorancia de la masa para decir que Vittori “quiere vender el agua de Maipú”, como si eso de verdad se pudiera hacer.

Seguimos marchando, pero el enojo aumenta. Quitral es un ignorante, que parlotea frases carentes de sentido. No entiendo como a veces aparece en CNN hablando de Bolivia y relaciones internacionales. Está lleno de odio y su problema con el alcalde, parece ser personal.

Un montón de gente se suma a la marcha por el tema de la Quebrada. Sin embargo no todos los que marchan están en contra del Alcalde. Quitral aprovecha fines nobles para usarlos a su favor. Eso me parece pésimo.

Finalmente me salgo de la marcha con mi mujer e hijas. Pedro Lazo, quien merece todos mis respetos, es el que menos habla por el megáfono. Otros “más vivitos” le han quitado la vocería del conflicto y lo están usando para sus oscuros fines políticos. Agrupaciones como Ciudadanos en Acción Directa usan la palabra ciudadanía a su conveniencia. Sin embargo, y a la luz de lo visto, no sólo son pillos. También son tramposos.

GALERIA DE FOTOS

[nggallery id=107]

loading...