Rifa a beneficio: familia maipucina necesita apoyo para costear tratamientos de bebé de casi un año

Constanza Reveco Montero
Constanza Reveco Montero
Periodista UC. Siempre busco hacer periodismo desde el territorio, en conexión con la comunidad y la realidad. Disfruto contar historias que revelan, visibilizan y fiscalizan. Amante de los animales y la comida.

Una familia maipucina necesita apoyo de la comunidad para poder costear el tratamiento de Matheo, un bebé de casi un año que tiene distintas patologías que ha tenido que enfrentar desde su nacimiento.

Durante el embarazo, María José, la madre del pequeño, no sabía las enfermedades que desarrollaría su hijo. Sin embargo, cuenta que «Matheo nació a las 25 semanas de gestación, fue prematuro extremo«. Cabe señalar que un bebé alcanza su etapa completa de maduración en al menos 38 semanas.

Hoy, el bebé y su familia necesitan apoyo para su tratamiento y distintos insumos, por lo que se está realizando una rifa. Esta actividad está siendo organizada por el «Yáñez Luthier», quien esperará a vender 100 números para lanzar la rifa.

rifa matheo tratamiento

Una vez hecha la transferencia, se debe enviar el compromante por WhatsApp al siguiente número: +569 7932 2362.

La historia de Matheo

El pequeño nació el 26 de agosto del 2021 en el Hospital El Carmen, y ahí se enteraron de que padecía una serie de enfermedades que harían todo el proceso más complicado.

Parte del diagnóstico de Matheo indica que tiene daño pulmonar crónico, por lo que es dependiente de oxígeno. También tiene el Síndrome de Bardet-biadl, lo que provoca una retinitis pigmentosa (ceguera nocturna). Además tiene una enfermedad ósea metabólica llamada raquitismo, que significa tener muchas fracturas costales.

Dentro de su diagnóstico actual también existe inmunodeficiencia primaria, retraso en su desarrollo psicomotor, trastorno de deglución, corticoterapia crónica, anemia, portación de Klebsiella Oxytoca, entre otras cosas.

Matheo estuvo hospitalizado desde su nacimiento hasta el 26 de mayo de ese mismo año, un total de ocho meses. En ese tiempo, el pequeño estuvo «muy grave, muchas veces en coma e intubado. De hecho a los cinco meses lo trasladaron a la unidad de paciente crítico, y ahí descubrieron todas las patologías que él tiene».

Recién ahí le dieron de alta y pudo conocer su hogar, donde estuvo tan solo tres semanas, porque se descompuso y tuvieron que volver a hospitalizarlo, pero esta vez, con la compañía de su madre. «En la casa él estaba con hospitalización domiciliaria, pero empezó a necesitar más oxígeno de lo que usa normalmente así que tuvimos que venir aquí», relata su madre.

«Yo estoy desesperada, me siento como en blanco. No tengo nada que decir de la atención en el hospital y de los médicos que han sido excelentes, pero yo en estos momentos estoy en blanco porque no me han dicho con claridad qué pasa con mi hijo«, expresó María José, quien añade que «tampoco tengo claro su tratamiento porque no he podido tener el control con los médicos de cada especialidad».

Matheo tiene dos hermanos: uno de 17 y otro de 8 años, y la dinámica familiar ha cambiado totalmente desde el nacimiento del bebé.

María José aún no sabe cuándo podrán volver a estar en casa, sabiendo que cuando eso ocurra será con hospitalización domiciliaria. Pero lo que mantiene a su familia alerta son las complicaciones económicas que están viviendo en estos momentos.

«Mi hijo grande pasa todo el día solo, mi esposo entró a trabajar hace un mes, entonces no puede pedir muchos permisos. Y a mi hijo pequeño lo tengo que hacer faltar al colegio para que lo pueda cuidar mi mamá, ha sido muy complejo todo esto a nivel emocional y económico«.

«Acá (en el hospital) nos dan hartas cosas, pero hay otras que corren como gastos de nosotros y eso ha sido difícil. Yo he tenido que hacer rifas y distintas cosas… Yo he tenido que pasar aquí en el hospital», explica la madre. «Ha sido muy difícil porque justo dos semanas antes de que naciera Matheo murió mi papá y yo no he podido vivir ese duelo, lo tengo ahí, entonces yo siento mucho miedo… Siempre miro al Matheo y doy gracias porque él lucha por vivir, pero igual tengo ese miedo, todo esto es nuevo para mí».

Búsqueda de ayuda en la Municipalidad de Maipú

«Yo fui a la Municipalidad de Maipú a pedir ayuda con pañales, pero la chica me dijo que Matheo tenía que tener un problema a la piel para que me pudieran pasar pañales y él no tiene eso, hubiese tenido que mentir. Le dije que él era prematuro, que estaba hospitalizado, que mi esposo no tenía trabajo… Pero no tenía problemas a la piel», cuenta la madre del pequeño.

Lo mismo ocurrió con la leche especial que toma su bebé, «la leche sale entre 28 y 30 mil pesos, esa no la dan en el consultorio y él toma cuatro tarros al mes».

Por lo mismo, el llamado es a que la comunidad que pueda apoyar con la rifa, lo haga, y de esa forma estarán ayudando a que esta familia merme las dificultades por las que pasan hoy en día. «Matheo es un guerrero porque ha luchado desde el primer día de su vida, ha llegado hasta acá y me siento orgullosa de mi gordo por todo lo que él ha luchado», expresó emocionada su madre sobre su bebé.

Lee también: Compañía de teatro Neyén: el destacado grupo maipucino que deja a su público con ganas de más

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Recién publicado