150 plantas nativas fueron plantadas con éxito en la Quebrada de la Plata

La Quebrada de Plata es el Santuario de la Naturaleza dentro de nuestra comuna, la que por muchos años fue olvidada, sufrió las consecuencias de albergar una minera y de variados incendios. Sin embargo, a pesar del deterioro que le ha provocado la sobreexplotación y el olvido de parte de las autoridades, el valor ecológico que tiene este espacio maipucino es invaluable, ya que alberga fauna y flora endémicas de la zona central.

Como motivo del Proyecto de Restauracción Socio-Ecológico de la Quebrada de la Plata, es que el fin de semana recién pasado se realizó la primera plantación, de manera social y comunitaria. “La idea es ayudar a que estos ecosistemas, que son únicos, se recuperen y a la vez trabajar de manera conjunta con la familia, con la comunidad. Es importante que lo conservemos, hay pocos lugares como éste en la zona central, sobretodo en la cordillera de la costa. Hay muy pocos lugares como estos que se están conservando”, explica, a LVDM, Vivianne Claramunt, quien es la coordinadora del plan de restauración.

Es por ello que los mismos vecinos, maipucinos y diferentes agrupaciones sociales fueron las que pusieron las manos en la tierra, con el fin de recuperar lo perdido durante años. La plantación, fue solo una, de variadas actividades que está realizando la Universidad de Chile para recuperar de manera efectiva la Quebrada de la Plata: Se han hecho actividades de colecta de semillas y biberización, también, de la mano de la comunidad.

Fueron 150 las especies plantadas durante la jornada, entre el Huinal, el Litre, el Espino, el Quebracho, el Colihuai. “Todas son plantas pioneras, que está abriendo camino a otras. Es una plantación bajo nodriza, que es el Espino, de manera que estas plantas puedan ir creciendo de manera protegida. Vamos a tratar de simular el proceso de regeneración natural, creando estos núcleos de regeneración. Hoy, trabajamos en el Espinal, lo vamos a enriquecer, para que tenga más biodiversidad, para que se vaya convirtiendo de poquito en un bosque, como era anteriormente”, nos dice Vivianne.

Esto fue solo el comienzo, ya que se vienen nuevas fechas de plantaciones, también, trabajos para el control de erosión, seminarios, trabajo en conjunto con las escuelas aledañas, con el fin de vincular la educación ambiental con el programa de educación formal. Todo esto de la mano de la comunidad maipucina, para poder conservar de manera conjunta el Santuario de la Naturaleza que es único en la zona central, con cientos de especies endémicas.

Marlene Valladares
Acerca del autor

La menor de la familia. Egresada de periodismo. Me he desempeñado en el área de Derechos Humanos. En el Museo de DD.HH y en el primer documental sobre la niñez trans en Chile. Pitutos y pegas varias, en comunicaciones internas y externa, de diferentes instituciones. Fan de la fotografía y el diseño. Mi actividad predilecta en éste oficio es el reporteo.

Tía de 4 cachetones -Polette, Antonia, Vicente y Gustavo-.

Comenta nuestras noticias