Ciencia y tecnologíaPortadaTarde de Ciencia y tecnología #Future Magazine: ¿Podemos encontrar vida extraterrestre?

En esta tarde de domingo en LVDM te traemos un artículo de nuestros amigos de Future Magazine respecto a la vida extraterrestre y sus posibilidades. Te invitamos a leer esta interesante reflexión. Cuando pensamos en vida, nuestros primeros pensamientos pueden estar asociados a bosques, campos y paisajes con humanos. Si hacemos el ejercicio con mayor detención, pensaremos en sol, agua y oxígeno como los elementos indispensables para la vida. ¿Y si pensamos en vida extraterrestre? Como humanos...
Future Magazine Future Magazine21 octubre, 201810 min

En esta tarde de domingo en LVDM te traemos un artículo de nuestros amigos de Future Magazine respecto a la vida extraterrestre y sus posibilidades.

Te invitamos a leer esta interesante reflexión.

Cuando pensamos en vida, nuestros primeros pensamientos pueden estar asociados a bosques, campos y paisajes con humanos. Si hacemos el ejercicio con mayor detención, pensaremos en sol, agua y oxígeno como los elementos indispensables para la vida. ¿Y si pensamos en vida extraterrestre?

Como humanos nuestra posibilidad de sobrevivir siempre ha estado asociada a la vida en comunidad, al asociarnos con otros. En un momento lo hicimos reuniéndonos en tribus, luego formando poblados o ciudades y hoy lo hacemos con las personas que tienen intereses similares. Siempre nuestra probabilidad de sobrevivencia ha estado vinculada a las posibilidades que tenemos como humanidad, ya sea por la asociatividad o haciendo uso de los descubrimientos y/o avances tecnológicos que hemos realizado a lo largo de la historia, por lo tanto no es de extrañar que cuando pensemos o busquemos vida en otras partes de la galaxia o universo, busquemos las mismas condiciones que nos han permitido a nosotros desarrollarnos y sobrevivir, pero ¿es esto correcto?

Antiguamente se pensaba que era imposible el desarrollo o existencia de vida si faltase alguno de estos tres elementos: agua, luz solar y oxigeno, y nos maravillamos cuando en las fosas abisales y hadales se descubrieron complejos ecosistemas que lograban subsistir y proliferar en ausencia de luz solar, zonas que al estar por debajo de los 4000 m de profundidad oceánica llegan a registrar temperaturas bajo los 0ºC y en las zonas hidrotermales de hasta 400ºC, presiones que pueden ser superiores a las 100 atm, todas estas condiciones impensadas para nuestra sobrevivencia. Pareciera un ejemplo único, pero luego encontramos bacterias a las que denominamos extremófilas, dadas las condiciones extremas en las cuales se desarrollaban, altas temperaturas, soluciones extremadamente salinas e incluso en atmósferas o sistemas sin presencia de oxígeno, ya que algunas de estas bacterias son capaces de utilizar el azufre en sus procesos de producción de energía. Pero otro ejemplo increíble, es la Audaz viajera (Desulforudis audaxviator), una bacteria que vive en la profundidad de la tierra en condiciones de ausencia de luz solar, oxígeno y compuestos orgánicos, obteniendo su energía a partir de la desintegración radiactiva del uranio de las rocas a su alrededor. Nuevamente la vida nos sorprende, dada las condiciones en las cuales se puede desarrollar.

 

Imagen: Tardigrada (reddit.com),  Riftia pachyptila (wikimedia.com)

Todos estos descubrimientos, pueden pasar inadvertidos si no contamos con un método crítico y científico que nos permita extraer los elementos sustanciales para el análisis. Ya sabemos que no son casos aislados los organismos que se desarrollan sin tener agua, luz solar y oxígeno, la vida puede desarrollarse sin estos elementos, por tanto debemos sustituir estos “elementos esenciales” por los que sí son indispensables para la vida, los cuales son: un medio que provea elementos orgánicos o materiales para la síntesis y obtención de energía, y por otra parte, pero no de forma indispensable, una fuente de energía o calor (llámese luz solar, soluciones a temperaturas medianamente altas o altas, actividad volcánica, entre otras).

 

 

 

 

 

 

Imagen: quo.es

Esto, más allá de ajustar algunos parámetros en la ecuación, tiene implicancias desde el cómo concebimos la vida, cómo se desarrolla y, más importante aún, transforma nuestra visión de las ciencias y el método científico, ya que por primera vez dejaríamos de situarnos a nosotros mismos como la única y mejor forma en que la vida se desarrolla, dejaríamos de ponernos en el centro de la ciencia como único parámetro de medición y validez, y nos plantearía como la forma más eficiente en que la vida se puede desarrollar bajo las condiciones terrestres, pero no la única; Por tanto debemos dejar de buscar vida extraterrestre en función de la existencia de elementos como el agua, luz solar y oxígeno, ampliando el campo de investigación a el universo en su conjunto y en todas sus condiciones.

En cuanto al método científico, estamos finalizando una era de pensamiento antropocentrista, donde la construcción de conocimiento ya no depende de nuestras aspiraciones y deseos, donde los método de análisis de resultados basados en nuestra experiencia han demostrado ser deficientes, ya que nuevamente la realidad nos ha superado. Todos los descubrimientos fortuitos y por azar, son los que vuelven a trazar el camino, demostrandonos lo sorprendente de la naturaleza y lo desconocida que vuelve a ser, derribando mitos y saberes, actualizando nuestra forma de comprender la naturaleza y su desarrollo y, es en este movimiento del pensamiento y la realidad que debemos sacar al ser humano del centro de la ciencia, como artífice y creador, colocándolo en su sitio, un ser que es producto de determinadas condiciones naturales, fìsicas y química, lo que nos permitirá construir un método de análisis sin prejuicios, ideas preconcebidas y una intención real de comprender la naturaleza y no explicar desde nuestra cosmovisión como se generó y que es el universo.

*Este artículo fue publicado en Future Magazine, si quieres visitar directamente la publicación original puedes ingresar al siguiente link:

https://www.futuremagazineonline.com/es/podemos-encontrar-vida-extraterrestre/

Future Magazine

Future Magazine

Future Magazine está conformado por soñadores, pensadores, científicos y futuristas, todos con los ojos puestos en el futuro, pensando y aportando a la conformación de una nueva humanidad, poniendo sobre el tapete las teorías que harán esto una realidad y las nuevas posibilidades que la ciencia y los avances tecnológicos traen consigo.

Comenta nuestras noticias

La Voz de Maipú. Ningún derecho reservado. Creemos en una internet libre y abierta para todos. Si ocupas nuestros contenidos, genera un link a La Voz de Maipú