Concejal Abraham Donoso en su carrera a alcalde: todos fuimos soberbios

Hace unas semanas Francisco “el sargento” Vidal pasó por Maipú ¿Qué le respondes cuando dice que el Frente Amplio es la fuerza más importante de la oposición?
Yo creo que lo que instala el Frente Amplio es un cambio en la generación de liderazgo. Yo respeto las opiniones de algunos políticos de los últimos 30 años, pero Chile cambió, Maipú cambió. Y eso hace que las fuerzas movilizadoras se han constituido como partido. Yo respeto al Frente Amplio, pero creo que también hace falta un reconocimiento de quienes trabajamos en la política desde haber recuperado la democracia en adelante.

¿El Frente Amplio ha sido muy duro con ustedes?
Quizás la misma juventud o el sentido revolucionario que todos tuvimos cuando jóvenes explica eso. Los puedo entender.  

Por tus palabras da la impresión que piensas  que ese espíritu se les va acabar.
Creo que si bien son más cercanos a la ciudadanía.  han seguido el mismo ritmo o sea, no veo muchas diferencias. 

¿Te refieres a Gonzalo Ponce, concejal del Partido Ecologista Verde?
No… En Maipú la política funciona de dos maneras: una son los partidos políticos y otra son los concejales.  Nosotros como concejales tenemos una muy buena relación, en la cual todos  los que somos de oposición buscamos que haya un solo candidato. Buscamos primarias y que salga el que tenga las mejores condiciones.  Esto lo hemos conversado los seis concejales, salvo Herman Silva que no ha tenido ningún tipo de relación con nosotros. 

El problema que tuvimos nosotros como centorizquierda fue la soberbia. Creo que fuimos soberbios. Todos los que estábamos dentro de la gestión, los que estábamos fuera de la gestión. Esa soberbia nos dio el resultado que tenemos hoy.  Y hoy tenemos que poner la palabra responsabilidad. Los políticos, los dirigentes sociales, debemos devolverle a los maipucinos lo que le hemos quitado.

 

Un pecado llamado soberbia

Abraham se pasea por el Mercado Municipal con soltura. Casi todos lo conocen, y conversa  familiarmente con la dueña del local. Al final de la entrevista, tiene que insistir en pagar.  De bajo perfil y un reconocido «mateo de la administración pública», el ahora precandidato del Partido Progresista apuesta por una gran primaria de la centroizquierda a la americana.

¿Primarias legales?
Hay que buscar un mecanismo. Varias primarias y una primaria final. Yo hoy estoy en una coalición de tres partidos donde estoy expuesto a primarias. Creo que lo más importante es la responsabilidad.

¿Crees que hubo soberbia en la competencia que hubo entre Freddy Campusano y Christian Vittori?
Sabes que, yo creo que hay una fórmula que siempre pasa en la gente que tiene el poder. De repente, los liderazgos son eclipsados por los equipos del entorno. Esos equipos no siempre buscan el bien común y pasa que son los que tienen mayor soberbia y son los más irresponsables. En el caso de Vittori y Campusano pasó de ambos lados.

Supongamos que Christian Vittori sale absuelto, ¿qué pasa al día siguiente? Te lo pregunto también desde la responsabilidad del diario que hemos sido bastante duros durante el proceso judicial.
Hay que ser respetuosos de los organismos que investigan, y se lo señalé a la alcaldesa en el último concejo, donde ella hablaba de autoridades corruptas,  y yo le decía que hay que ser muy cuidadosos. Porque qué va a pasar si la justicia absuelve a Christian. 

A mí también se me instaló en un caso donde se levantaron acusaciones bastante falsas y a pesar de que pude  demostrar lo contrario, los medios comunales hicieron festín con mi persona en lo público y lo privado. Esto afectó mi entorno familiar, y no se hicieron cargo.  Yo espero que quienes han afectado públicamente a Vittori se hagan cargo en caso de ser absuelto. 

Si ese fuera el caso, ¿Vittori va reelección?
Es algo que hay que él tiene que decidir. No hay nadie en Maipú en terreno, solo su pensamiento interno. No le puedo recomendar nada hoy, creo que él tendría que tomarse un tiempo para mirar bien el escenario y no sé… es un actor importante. Pero por eso, si queremos dilucidar este tema no tiene que ser por acuerdo político sino primarias.

Si Christian Vittori está en condiciones de competir, compitamos.

¿Cómo está Christian Vittori?
Yo tuve la oportunidad de hablar con él  muy privadamente, y yo creo que creo que tiene una tremenda fortaleza como persona. Después de todo lo que se dijo, por los medios, los viajes, traspasando su vida privada, levantaron audios mal intencionadamente aunque estaban prohibidos por ley. Yo le expresé mi admiración por su fortaleza. Pero ese Christian Vittori que yo conocí, no alguien asesorado por gente que lo hizo pensar o creer que era todos eran enemigos. 

¿Y esos asesores siguen ahí?
Yo creo que él le ha dado el tiempo suficiente para reconocer. Creo que tiene que ver con la madurez de la batalla de estos tres años con este gobierno de derecha que no es fácil. Nosotros hemos sido criticados que no hacemos nada. Nosotros hacemos mucho más de lo que la gente cree, pero somos invisibilizados por el desgaste, porque hay funcionarios que operan políticamente. 

El otro día veía a un personaje que participaba en una actividad de niños organizada por DIDECO (dirección municipal a cargo de Bastián Báez), y hablaba de la alcaldesa 40 veces, dando gracias por la persona, y esa persona es un funcionario que está haciendo la pega de un operador. 

¿Qué piensas de lo que pasó con el desalojo de la Unión Comunal Nº2 por parte de la alcaldía?
Eso es la falta de experiencia de los equipos, de toda la gente que ha venido al municipio porque no han tenido un trato deferente con los dirigentes sociales.  Tienen la política de desplazar al dirigente social e ir al directamente al ciudadano. Cualquiera podía decir que los dirigentes de la Unión Comunal Nº2 eran cercanos a la alcaldía, pero ellos están luchando por su sede. Yo los visité en su nueva sede y eso demuestra que hay coraje. 

Pero el dirigente social es el que trabaja, el que organiza y además cuando no tienes al dirigente social trabajando con la municipalidad hay desorden. El mejor ejemplo es la entrega de los juguetes de Navidad que es una entrega indiscriminada, y hasta hoy se están entregando juguetes hasta gente que no es de Maipú. 

¿Existe la UDI en Maipú?
Yo no conozco a nadie de la UDI. Pero mira, se habló harto de los operadores que habían en el gobierno de Christian Vittori pero hoy tú tienes varios candidatos o excandidatos trabajando en la municipalidad, una de ellas es Ana María Cáceres, que fue encargada del Centro de Atención Municipal de la Ciudad Satélite.  Sin ninguna competencia, ganaba más de un millón de pesos.

Ahora que se fue, Luis Japaz, ex mano derecha  y en medio del escándalo de la CODEDUC, ¿ves sola a la alcaldesa?
Toma como ejemplo a Maipeluza. Nosotros fuimos a la Contraloría en relación con los costos parcelados (montos menores a 500 UTM que no pasan por el Concejo Municipal ni licitación), y al parecer eso tenía relación con Japaz.  Y sin Japaz hoy hay licitación pública.

Entonces hoy queda demostrado que habían dos formas de gastar en el municipio, una irregular dentro de lo que permite la ley, porque habían mecanismo. Y otra regular, como es la licitación pública, que hicieron todos los gobiernos municipales. O sea, los gobiernos que ella (la alcaldesa) llama “corruptos” siempre trabajaron con licitación. 

¿Qué te parece el caso de Sergio Barrera, involucrado en los audios de la CODEDUC?
Me parece lamentable, pero también asumimos una responsabilidad de no mostrar el municipio real. Nos ha faltado comunicar lo malo de esta gestión.  Hemos puesto fuerza en pensar, fiscalizar, y detener este tipo de situaciones, que no son comunicadas por la alcaldesa. 

Hay un jefe superior del servicio, que es el alcalde. Y la responsabilidad que ostenta ese cargo tiene responsabilidad sobre toda la administración. Además, la Ley de Transparencia hay un dictamen donde se señala que los alcaldes son responsables de todo lo que pasa en las corporaciones deportivas, culturales y educacionales. 

Tu slogan de precampaña es “Un Maipú con sentido”, ¿como se resume eso en pocas palabras?
Invito a una comuna con gastos responsables, con participación ciudadana real, con la tranquilidad que los recursos públicos se van a usar con objetivos claros: cultura, deporte, educación. El Maipú con sentido es porque  hemos perdido horizonte en una gestión tan lúdica que no sé si es real o un mundo paralelo. 

¿Has podido hablar personalmente con la alcaldesa?
Una vez, el 7 de diciembre de 2016 para saludarme y darme la bienvenida. Nunca más me invitaron a la alcaldía.