Presidente del Colegio de Profesores de Maipú: «Se subvalora y desmerece la capacidad de los profesores(a) que trabajan en condiciones de máxima vulnerabilidad»

Hoy, lunes 3 de junio, el Colegio de Profesores inicia un paro nacional indefinido tras el «portazo» que, acusan, recibieron por parte de Ministerio de Educación en el marco de un proceso de conversación, con mesas de trabajo que vienen realizándose desde el año pasado. La decisión surgió luego de que la Asamblea Nacional del Gremio rechazara la oferta que hizo el Gobierno respecto de una negociación colectiva que busca resolver el conflicto por la  “deuda histórica” y la doble evaluación pedagógica.

Los  colegios municipales de nuestra comuna se unen a la paralización nacional. Es por ello, que La Voz de Maipú tuvo acceso a Mauricio Pavez, Presidente comunal Maipú Colegio de Profesores.

¿El Paro Indefinido de los profesores(as) responde a una cultura del gremio docente, que cada cierto tiempo llama a jornadas de Paralización?

 El Paro Indefinido de los Profesores y profesoras, responde a una necesidad de poner en la ciudadanía los temas de fondo que aquejan a la educación, a las condiciones que afectan no solo a nuestro gremio, sino a los estudiantes y a sus familias, esto a veces cuesta que la población lo entienda, porque se les bombardea con falsas informaciones  con todos los medios con que cuentan los gobiernos de turno.

Lo que podríamos identificar como una cultura de abuso y engaño, es la que los distintos gobiernos y autoridades han practicado en contra principalmente de la desaparecida educación pública ahora municipal, porque sabemos muy bien el modelo mercantilista enquistado en nuestra sociedad, considera la educación como un gasto  que hay que recortar al máximo, porque la educación de la población más pobre que atendemos en los colegios municipales, ha sido estigmatizada sistemáticamente, se le han puesto semáforos, se amenaza con cerrar y de paso se subvalora y desmerece la capacidad de los profesores(a) que trabajan en condiciones de máxima vulnerabilidad, todo esto con la finalidad de ir privatizando la educación, porque en esta lógica, se disminuye el gasto del estado y se alienta la inversión y el lucro de sectores privados que están siempre agazapados sobándose las manos a la espera de hacer su  negocio.

Pero, entendiendo estas razones, también hay que reconocer un desgaste en el gremio, que a veces duda de estas paralizaciones, porque se prolonga el término del año escolar o porque recibe presiones de sus directivos. ¿Esto también lo han tomado en cuenta?

Los profesores y profesoras, que tienen una trayectoria y experiencia en las luchas del gremio, y también las nuevas generaciones de maestros y maestras, saben perfectamente que no existen logros y reivindicaciones de nuestro gremio, que hayan sido obtenidas sin una cuota de sacrificio y por lo demás cualquier duda, o debilidad para actuar dignamente y unidos  solo favorece los objetivos de quienes, como la ministra de educación y el gobierno, no dan respuesta e ignoran las peticiones que les hemos planteado, faltando a su palabra y burlándose de los profesores y profesoras, a los que en sus discursos y show mediáticos tanto dicen querer y reconocer como pilares para la construcción de una sociedad mejor.

Pero los profesores  y profesoras que no deseen adherirse a esta movilización, están en su derecho, a ellos y a ellas también les respetamos y esperamos convencerlos con nuestra actitud, estaremos en las calles y ellos y ellas estarán  también representados en nuestras marchas y peticiones por el reconocimiento de su estabilidad laboral y el termino de contratos de titularidad parciales con horas de extensión, por el justo pago de mención de educadoras diferenciales y de párvulo, por el término de la doble evaluación docente, y por la definitiva reparación de la deuda histórica.

Los beneficios que podamos conseguir con los riesgos que sea necesario asumir, también serán compartidos y serán extensivos en la medida que corresponda  a nuestros colegas que, legítimamente prefieran quedarse en sus escuelas, por los motivos que sea.

Respecto del tema de la titularidad, ustedes en Maipú, acordaron con el sostenedor un concurso por la titularidad, que fue incluso anunciado por la alcaldesa de la comuna Cathy Barriga.

Efectivamente, logramos un acuerdo de concursos públicos con el sostenedor la Corporación Municipal de Educación demostrando con ello nuestra voluntad de estar siempre dispuestos a llegar a acuerdo en beneficio de nuestro gremio por sobre cualquier otra consideración o sesgo, y curiosamente este concurso ha quedado entrampado por una disputa que mantiene el actual director de educación Torres, con la anterior  y con la actual gerencia, porque primero manifestó que no era necesario hacer un concurso ya que se le reconocería la titularidad a los profesores mediante la ley por todos conocida, Torres se ha sentido desplazado en esta iniciativa, porque no contó con el aval de su revisión y sabia conducción, por tanto se inhabilitó de hacerse parte, con el solo afán de imponer su criterio como ocurre con burócratas y leguleyos de mandos intermedios, que extorsionan con sus pequeñas cuotas de poder para satisfacer sus egos, sin importarles el beneficio de sus propios colegas, siendo lamentablemente superior el virus de altura y la respuesta a intereses particulares que su condición de profesor.

Decimos claramente que, independientemente del beneficio de la ley de titularidad, perfectamente la vigencia de este concurso, permitirá beneficiar a un importante  número de colegas que por distintas razones no alcanzan el beneficio de la ley, nosotros hicimos nuestra parte y la alcaldesa de la comuna tiene que hacer ahora cumplir ahora la palabra que empeñó públicamente con los profesores(as), siempre y cuando Torres esté de acuerdo.

 

Foto de Archivo

Acerca del autor

Equipo editorial enfocado en el acontecer local y nacional con la particular mirada de La Voz de Maipú. El EDITOR LVDM está siempre atento.

Comenta nuestras noticias