¿Por qué dormimos cada vez menos?

Las noticias en tu mail



Te enviaremos -todos los fines de semana- un resumen con las noticias más importantes de la comuna. 

Tus datos están a salvo con nosotros, odiamos el spam igual que tu. Puedes leer nuestra política de privacidad.

 

Compartir

Las exigencias de la vida cotidiana y el uso desmedido de las redes sociales hacen que el descanso sugerido, el que antes se promediaba como nueve horas de sueño, haya disminuido a siete en la mayor parte del mundo ¿Por qué las personas no duermen bien? ¿Por qué se le resta importancia al buen descanso?

Muchas veces, las dinámicas laborales, el deporte, la recreación, las reuniones familiares o con amigos y hasta los nuevos proyectos ocupan lugares en el día a día, imposibles de reducir, todo debe cumplirse y completarse a tiempo y ese cansancio necesita de horas de sueño que retribuyan el desgaste diario.

El estudio Termómetro de la Salud Mental en Chile ACHS –UC determinó este año que entre la población de 21 y 68 años, un 16,3 % padece de insomnio y otro 15,3 % tuvieron problemas serios para conciliar el sueño a pesar de estar cansados. Entonces, ¿cuál es el problema?

La cama: protagonista del descanso

la cama protagonista del descanso

Es de público conocimiento que dormir bien depende de muchas variantes y la primera es el colchón. Entre sus medidas están el colchón Twin Size, que mide 1 metro de ancho por 2 metros de largo, la cama Queen Size mide 1.5 metros de ancho por 1.90 de largo y la cama King  Size mide 1.80 cm de ancho por 1.90 o 2 metros de largo.

La cama King ofrece grandes beneficios para el descanso, sobre todo si se trata de una pareja o de una familia con un bebé o niño pequeño, ya que al descansar todos en un mismo colchón es muy común que los padres se despierten con contracturas y dolores de espalda al priorizar el descanso del pequeño sobre el propio.

La cama King suele estar en oferta, dependiendo la marca, entre $400.000 y $600.000 pero durante el año suelen haber ofertas y descuentos que permiten acceder a estas por un valor mucho menor al regular y es una inversión que beneficia tanto a la salud física como a la mental.

En el Cyber Monday 2021 tanto las camas Twin, las Queen y las King bajan de precio para que los clientes tengan los beneficios del buen descanso. La densidad de los colchones y sus medidas son fundamentales para garantizar el sueño profundo, además de otros factores que colaboran a que la hora de dormir no sea un calvario.

El Cyber Monday 2021 ofrece cientos de artículos a precios accesibles que van desde objetos de decoración hasta consolas de videojuegos, televisores, bicicletas y pequeños electrodomésticos. Muchas personas esperan esta oportunidad para adquirir productos que en otra etapa del año son inaccesibles. Hay cientos de comercios adheridos y esto sucede porque el éxito de esta jornada se volvió popular y una especie de tradición en todo el mundo.

¿Por qué cuesta tanto conciliar el sueño?

Muchas son las búsquedas de google con frases como “Cama King precio accesible” o “Cama King precio más bajo” pero lo cierto es que, además del tamaño, el confort del material del colchón debe también tenerse en cuenta. Los colchones de látex, por ejemplo, son los recomendados en primer lugar para un buen descanso ya que este material no tiene químicos ni contaminantes para el cuerpo.

Si se habla de una buena cama King Chile ofrece, en sus páginas, varios modelos y ofertas para que sus ciudadanos puedan descansar y comenzar el día sin estrés. Si bien es cierto que muchas personas compran los colchones sin siquiera probarlos, al no tener tiempo suficiente para recorrer comercios, lo ideal es verificar los detalles de las composiciones del somier y así asegurarse un descanso reparador.

El dilema de la imposibilidad para conciliar el sueño está vinculada con las actividades que las personas realizan antes de dormir, como por ejemplo leer en la cama o mirar televisión, ambas acciones que llevan a posturas erróneas que impiden posteriormente el buen descanso. Además, lo ideal es que antes de conciliar el sueño se dejen de lado todas las actividades que impliquen no estar acostados en la cama, la principal es la televisión.

Lo que sucede con las pantallas antes de dormir es que generan estímulos artificiales que luego impiden al cerebro entrar en el estado de relajación necesario para descansar. A diferencia de hace unos años, lo que ocurre ahora con el teléfono celular es todo un hito que llama la atención de varios científicos, incluso ha llevado a realizar estudios de por qué la dependencia con el celular aumenta día tras día.

¿Cómo lograr dormir mejor?

Dormir bien influye no sólo en el estado anímico y emocional sino también en el cognitivo y físico. Todo, en su conjunto, engloba los distintos modos humanos de moverse frente al mundo. Una noche de mal descanso puede perjudicar la jornada laboral, una tarde con amigos, un proyecto o una celebración. Dormir ocupa un tercio de la vida humana, hay que hacerlo bien.

Para dormir bien hay que, principalmente, evitar las siestas después de las 15:00 horas. Acumular el sueño durante el día es la única forma de llegar a la cama lo suficientemente cansado, sobre todo si conciliar el descanso es costoso o lleva horas de vueltas en el colchón.

Lo ideal es cenar algo liviano, las comidas pesadas altas en carbohidratos pueden provocar insomnio gracias al trabajo excesivo del cuerpo para digerir los alimentos. Por la noche, se recomienda dejar de comer entre 2 y 4 horas antes de irse a dormir y evitar el consumo de agua para no cortar el sueño a medianoche por tener que levantarse al baño.

Aunque resulte imposible es recomendable dejar las pantallas dos horas antes de dormir, esto produce una predisposición a la relajación  y una desconexión lenta que facilita a las neuronas la pausa de la actividad neuronal desmedida y ansiosa.

Por último, lograr que la habitación esté completamente oscura y que no haga ni mucho frío ni mucho calor, la temperatura es fundamental al momento de descansar ya que si la persona debe destaparse a cada rato por el calor o duerme con frío la mañana siguiente lo notará en el cuerpo y en el humor.

Hay que permitir generar una rutina del sueño, con horarios establecidos y una adecuación lenta para que, llegado un día, se haya hecho propia y el sueño deje de ser un tormento para convertirse en lo que realmente debería ser para todo el mundo: una actividad placentera que nos prepara para el resto del día.

Recomendamos