martes, mayo 17, 2022

110 años del “Campos de Batalla”: fiesta del deporte y la memoria

Cuando la mayoría de los clubes de fútbol todavía no se fundaban, el 5 de abril de 1912 se formó el club deportivo «Campos de Batalla».  Solo 20 años antes, en 1892,  se había creado el primer equipo de este deporte en Chile, el Santiago Wanderers de Valparaíso.

De esa forma, el nuevo equipo se transformó en la entidad deportiva vigente más antigua de Maipú y una de las primeras de Chile.

Hacia 1910 existía el «Maipú Rangers Fútbol Club», sin embargo, el nombre no era significativo para los 6 mil habitantes de la comuna en aquel entonces. Esto fue lo que motivó a un grupo de socios a fundar una nueva institución, el club “Campos de Batalla”. Se buscaba que, desde su nombre y su quehacer deportivo, esta naciente agrupación manifestara la identidad local, siendo su primer presidente don Rudecindo Lira.

A partir de su fundación, esta organización colaboró activamente en el desarrollo deportivo y social de nuestra comuna. Sus triunfos en la cancha y el logro de primeros lugares en diversos campeonatos lo hicieron querido por la comunidad maipucina.

Es recordada su actuación frente a Colo-Colo, en 1928. Fue un partido disputado ante más de 500 personas en una cancha ubicada frente a la calle Emiliano Llona, entre Avenida 5 de Abril y Chacabuco. Hoy corresponde, aproximadamente, al lugar que ocupa la Escuela Bernardo O´Higgins. Maipú tenía ya unos 8 mil habitantes. El club visitante ganó 1-0.

Asimismo, todavía está en parte de la memoria colectiva de los viejos maipucinos  el partido memorable contra el Thomas Bata de Peñaflor. El equipo local ganó por 3 goles a 2 y se convirtió en Campeón Provincial, en 1964.

“En la cancha del Campos”

Al inicio de los años 60, la cancha de “Campos de Batalla” estuvo en la actual avenida Portales. En ese tiempo era en un callejón que se iniciaba en Avenida Pajaritos y terminaba en una prolongación de la calle Carmen. Dos grandes pilares de ladrillo indicaban el inicio del camino. Eran vestigios del acceso al fundo que había pertenecido a la familia Infante. Los antiguos maipucinos identificaban el lugar como “los portales”. De ahí el nombre de la actual calle.

El campo de juego era de tierra y estaba entre matas de zarzamora, otros arbustos y malezas. No tenía graderías y solo algunas ramadas acogían a los aficionados. Ese lugar, en la actualidad, corresponde -aproximadamente- a la Villa Benito Rebolledo.

Los que éramos niños en esos años y participábamos en los campeonatos infantiles de fútbol, competimos varias veces en esa cancha.  Antes de los partidos era frecuente la pregunta “¿Dónde jugamos el domingo?”. La respuesta, “En la cancha del Campos”. Es muy probable que todavía algunos “campinos” de esos años, recuerden ese lugar y ese diálogo.

Deporte y memoria

“Campos de Batalla”, más allá de lo futbolístico, ha sido un componente significativo en la construcción de la identidad local. Fue una agrupación que se integró y colaboró en diversas actividades sociales de la comuna: fiestas de la primavera, beneficios, homenajes a las autoridades, desfiles en los actos cívicos. A partir de su fundación, conquistó la admiración de las autoridades y de los vecinos.

Los espacios y las ciudades se pueden «leer» a través de sus construcciones, de sus ritos y de sus instituciones. En Maipú, las construcciones han caído por terremotos o por la picota del «progreso» de las inmobiliarias. Los ritos de convivencia y amistad cívica están debilitados. De estos tres elementos, solo quedan las antiguas instituciones y sus integrantes. Una de esas organizaciones es el “Campos de Batalla”.

Recorrer la historia del “Campos” es transitar por la historia comunal. Esta agrupación ha sido testigo de las transformaciones y dolores de este pueblo que lo vio nacer en 1912, solo 21 años después de la creación legal de nuestra comuna.

Un aniversario más de este club es una ocasión para festejar el deporte y celebrar la memoria. El deseo de los fundadores fue crear una colectividad que desde su nombre y su quehacer deportivo manifestara la identidad de Maipú. Estos 110 años son la evidencia de que ese sueño se ha cumplido.

Tal vez te interese leer: Roberto Lebegue: sacerdote, peluquero y vecino incómodo

Claudio Jorquera
Claudio Jorquera
Soy maipucino de toda la vida. Profesor de Estado y Magíster en Educación. Docente en varios colegios y universidades. Mi último domicilio laboral fue la Universidad Alberto Hurtado. Agente pastoral durante gran parte de mi vida en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen y en la Vicaría de la Zona Oeste. Fotógrafo de afición y columnista de oficio. Actualmente colaboro en un par de medios nacionales, además de este.

¿Un resumen de las noticias de La Voz en tu mail todas las semanas?

Recomendamos

NewsLetter



Te enviaremos -todos los fines de semana- un resumen con las noticias más importantes de la comuna.