Cuatro carabineros quedaron con arresto domiciliario por delito de tortura contra joven detenido en Estallido Social

Constanza Reveco Montero
Constanza Reveco Montero
Periodista UC. Siempre busco hacer periodismo desde el territorio, en conexión con la comunidad y la realidad. Disfruto contar historias que revelan, visibilizan y fiscalizan. Amante de los animales y la comida.

Cuatro funcionarios de Carabineros fueron acusados de torturar a un joven detenido en octubre de 2019, en la comuna de San Pedro de la Paz, región del Biobío. Este viernes fueron formalizados, quedando con arresto domiciliario y arraigo nacional.

Según constató Meganoticias, y de acuerdo a lo informado por el Poder Judicial, el Juzgado de Garantía de San Pedro de la Paz formalizó a los carabineros Edmundo Alberto Muñoz Bastías (suboficial), Jaime Patricio Mora Zurita (cabo primero), Matías Andrés Arévalo Cid (cabo segundo) y Eduardo Andrés Machuca Alarcón (cabo segundo).

Los cuatro carabineros fueron imputados por el Ministerio Público como autores del delito consumado de torturas agravadas, ilícito perpetrado en octubre de 2019 en el contexto del Estallido Social.

La justicia chilena decidió dejarlos sujetos a las medidas cautelares de arresto domiciliario parcial nocturno, prohibición absoluta de acercarse a la víctima y arraigo nacional.

Antecedentes del caso

Según consigna el medio mencionado, la víctima de las torturas, Ignacio Matus, se estaba participando de una protesta pacífica en la avenida Las Torres con calle A, en la comuna de San Pedro de la Paz.

En ese momento, hubo disparos durante la manifestación, por lo que llegó personal policial y la protesta se disolvió. Sin embargo, Matus Carrasco fue alcanzado por los funcionarios.

Eran cerca de las 23:30 horas y los cuatro imputados tomaron del cuello a la víctima, lo lanzaron al suelo y lo golpearon con puños y los bastones de servicio. Posteriormente, lo esposaron para subirlo a la patrulla y le informaron que estaba detenido por el “delito de tenencia ilegal de municiones”.

Según los antecedentes que se manejan, una vez dentro dela unidad policial, Matus fue golpeado por otros carabineros y uno de ellos incluso le apretó el cuello hasta provocar su desvanecimiento.

Los funcionarios arrastraron a la víctima inconsciente hacia el interior de la comisaría y, todavía en el suelo, continuaron agrediéndolo. La golpiza le ocasionó un nuevo desmayo.

Luego de constatar lesiones, uno de los imputados amenazó a Matus, asegurándole que lo acusarían del delito de tenencia de municiones, cosa que finalmente se concretó. Tras esto, la víctima fue imputada por el Ministerio Público, abriéndose en su contra una causa penal que lo mantuvo más de cinco meses en prisión preventiva y siete con arresto domiciliario total, la que finalizó en diciembre de 2021.

Según un informe del Servicio Médico Legal, Ignacio Matus resultó con contusiones faciales, fractura y aflojamiento de piezas dentales; múltiples hematomas y equimosis en cabeza, cara, cuello, abdomen y extremidades; además de un cuadro de estrés postraumático.

Este no es el primer caso en el que el falso testimonio de Carabineros perjudica a ciudadanos inocentes. Hace algunos meses, un joven estuvo dos meses con arresto domiciliario por el falso testimonio de un solo uniformado. Finalmente fue absuelto, ya que las pruebas eran evidentes y contundentes: era inocente.

Lee también: Carabineros detuvo a joven inocente con falso testimonio policial: pasó más de 2 meses con arresto domiciliario

Contenido Relacionado

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Recién publicado