Inicio Opinión 6 cosas que deberías saber antes de leer las cifras oficiales del...

6 cosas que deberías saber antes de leer las cifras oficiales del coronavirus

En primer lugar quisiera decir que esta pandemia no se trata de una guerra bacteriológica, ni un plan de disminución de la población, ni de cualquier otra idea conspiranoica: las enfermedades infecciosas siempre han estado allí.

Por otro lado, los poderes políticos del momento suelen participar de la negación o la minimización de este tipo de eventos biológicos, así como ya ocurrió con la mal llamada “Gripe Española” a fines de la Gran Guerra de la primera mitad del Siglo XX.

Frente a todo lo que pasa y en medio de tantas fake-news, estudios científicos milagrosos y audios apocalípticos de whatsapp, ¿qué tanto podemos confiar en la transparencia de nuestros gobernantes?

¿Los datos que nos entregan nos permiten dimensionar la magnitud del problema al que nos enfrentamos? ¿Podemos realmente saber si actúan bien o de manera negligente?

En base a estas preguntas, comparto con ustedes 6 cosas que deberíamos tomar en cuenta antes de leer las cifras oficiales.

1. No hay casos de coronavirus si no los cuentas: No es posible saber realmente cuántos enfermos de coronavirus hay en Chile si el Estado no hace una pesquisa activa de casos en la población general (así como lo hicieron los países orientales desarrollados).

Podríamos hacer una aproximación si al menos contáramos los casos graves (como lo hacen Italia o España).

Pero si las definiciones y los protocolos que deben seguir los médicos no son claros ante una sospecha, si existen barreras para que las personas accedan al diagnóstico (como cobrar al paciente para que acceda al examen) o si no existen los recursos técnicos ni humanos para llevarlos a cabo, es casi imposible confiar en los datos que obtenemos día a día desde los laboratorios clínicos a lo largo del territorio.

2. Habrán tantos casos de coronavirus cómo cantidad de pruebas quieras o puedas hacer a la población: dependiendo de la cantidad de recursos que tiene un país, tanto materiales como profesionales, podrá diagnosticar a una mayor o menor parte de la población e intentar estimar el impacto real del brote de una enfermedad.

Por ejemplo, los cálculos oficiales indican que Italia ha logrado realizar más de 3 mil pruebas por millón de habitantes (casi 200 mil en total).

Sin embargo, no sabemos de manera oficial cuál es la capacidad de diagnóstico en Chile, y por lo tanto, no podemos definir en qué situación nos encontramos realmente en cuanto a propagación del virus.

Podemos tener mil casos al día pero porque no podemos hacer más de mil test diagnósticos (y así parecería que “aplanamos la curva”).

3. Habrán tantos casos de coronavirus como diagnósticos afines quieras contar : si nuestro sistema de salud no puede testear a toda la población ¿de qué se está enfermando la gente? Los registros hospitalarios informarán de un aumento en otros diagnósticos afines como “neumonia atípica”, “distrés respiratorio”, “insuficiencia respiratoria aguda”.

El conocimiento sobre el impacto en la población que tuvo esta epidemia dependerá de lo que el análisis epidemiológico logre estimar a partir de estas fluctuaciones (en los meses o años que siguen).

Por lo tanto, sacar conclusiones a partir sólo algunos diagnósticos registrados en las historias clínicas en el presente no es más que una forma de presentar datos sin un real sustento científico.

4. Habrán tantos casos de coronavirus según el lugar donde los quieras buscar: la cantidad de casos graves de COVID-19 que requieren hospitalización según los estudios actuales es de un 20% del total.

Si consideramos que hasta el momento nuestra capacidad hospitalaria no está saturada, la cantidad de casos en Chile podría aproximarse a 5 veces el número de hospitalizados por la enfermedad.

Pero en el momento en que la infraestructura esté saturada, no podremos seguir estimando una cifra confiable.

5. Son muchos o pocos casos de coronavirus según con quién te compares: pese a la concepción popular, Chile es un país pequeño en relación a sus vecinos. Con casi 20 millones de habitantes, es recién el sexto país en población de Sudamérica.

No es lo mismo tener la mitad de casos que Brasil, considerando que éste tiene una población de más de 200 millones de habitantes (10 veces más grande que Chile).

El truco para no verse tan mal es siempre dar las cifras en números netos, sin permitir comparar los tamaños reales de las poblaciones afectadas. Por ejemplo, tener 20 mil casos hospitalizados en nuestro país ya nos pondría en una situación similar a la de Italia, que tiene una población que triplica a la de Chile.

6. No todos los países son iguales entre sí: también en relación a lo anterior, es esperable que países que tienen una población más envejecida presenten mayor cantidad de muertes (como los europeos), ya que la letalidad de la enfermedad es mucho mayor en el grupo de personas sobre 60 años.

Para poder comparar la mortalidad entre distintas poblaciones debemos comparar a cada grupo de edad por separado, pero si no somos capaces o no queremos hacerlo, la comparación sólo busca que nos parezca la realidad un poco más amable, invisibilizando el impacto de la enfermedad en nuestros adultos mayores.

En conclusión

Para terminar, no se trata de generar pánico ni difundir un sentimiento apocalíptico. Estoy seguro que si investigamos y analizamos los fenómenos en salud de Chile de manera concienzuda, nos daremos cuenta que existen actualmente problemas de igual importancia y otros hasta más alarmantes.

Sin temor a equivocarme el SARS-CoV-2 es uno de los retos más grandes a los que el Sistema de Salud chileno se ha enfrentado y quedará en los libros de historia como el evento que nos reveló las fortalezas y limitaciones de todo lo que hemos construido en el campo de la salud desde la recuperación de la democracia.

Y es sin duda, algo que debemos mirar con mucha atención si no queremos repetir los mismos errores en el futuro.

En La Voz de Maipú no siempre estamos de acuerdo con las opiniones de nuestros columnistas. Y nos gusta que sea así. Si quieres colaborar con una carta al director o una columna de opinión, escríbenos a [email protected]

ulises.lopez
Mi nombre es Ulises López González, creci y estudié en Maipú, y aunque no vivo actualmente allí, mi familia y muchos de mis amigos aún lo hacen. Me dedico al área de la Salud Pública.

Estemos conectados

63,535FansMe gusta
16,358SeguidoresSeguir
6,955SeguidoresSeguir

Tal vez te interese

Mueres en el mar estrena single “Ya no hay tiempo”

Mueres en el Mar, banda capitalina de pop autor con mezclas de música urbana ha liberado su nuevo sencillo que lleva por nombre "YA...

Discúlpeme pero no me puedo quedar en casa

Hace poco acá en Cerrillos junto a amigos de organizaciones territoriales hicimos una Olla Común. La primera en la que participo.

Salud a la casa: voluntariados de salud se cuadran para ayudar a la comunidad

Salud a la casa es un grupo de profesionales de la salud que buscan ayudar mediante consultas en línea como respuesta a...

Ley que impide la reelección de autoridades públicas: ¿Quiénes dirán adiós en Maipú?

En medio de todo el cabreo que existe con la clase política y tras 14 años de dormir en el senado, la...

Noticias Relacionadas

Discúlpeme pero no me puedo quedar en casa

Hace poco acá en Cerrillos junto a amigos de organizaciones territoriales hicimos una Olla Común. La primera en la que participo.

Con los militares no se juega: leyes y atribuciones que rigen el actuar del Ejército en las calles

Existe un tema complejo en relación a las atribuciones de las FFAA en lo que respecta a Orden Público.

La apariencia y el reconocimiento

Las cajas de alimentos entregadas por el gobierno de Chile para atenuar en algo la crisis económica- social ha provocado múltiples reacciones....

Un caja de mercadería pagada con tus impuestos: ¿beneficio, regalo o premio?

En nuestra comuna y en todo Chile muchas personas viven al día con sus trabajos.Sin poder salir...

Rol del comercio electrónico en tiempos de pandemia

El comercio ha sido conocido tradicionalmente como el intercambio de bienes a través de los canales físicos.Sin...