Alberto Undurraga: «Maipú ha sido lo más lindo que me ha pasado en mi vida pública»

Cuando Alberto Undurraga vino a Maipú, luego de que un grupo de vecinos le pidieran ser candidato a Alcalde por la comuna, lo hizo en su auto particular. En ese entonces como Director del Servicio Nacional del Consumidor, SERNAC, podría haber venido con su chofer, pero como no era un asunto laboral el que lo traía a un Maipú un tanto descolorido, optó por llegar por sus propios medios.

El auto era un Suzuki familiar que, siendo francos, no se condecía con el cargo de Director del SERNAC. Y es que Undurraga es un tipo austero, de formación Ignaciana, que en el servicio público siempre ha visto una oportunidad de servir al resto.

Corría el año 2004, Undurraga enfrentaba  al ex Alcalde Roberto Sepúlveda y varios analistas lo daban por perdido. Sin embargo, el día de las elecciones terminó brazos en alto, celebrando con el Presidente Lagos en La Moneda.

Hoy es candidato a senador de la Nueva Mayoría por Santiago Poniente y, junto a su candidata presidencial Michelle Bachelet, quiere impulsar los cambios que Chile necesita para terminar con la desigualdad. Anuncia que se la jugará por una Ley de Ciudad Justa cuando llegue al Senado, como también por más seguridad, educación y salud de calidad, mejores pensiones y mayor defensa de los consumidores.      

La gestión de Alberto Undurraga como Alcalde en Maipú estuvo marcada por un espíritu modernizador e inclusivo. De hecho, a través de una campaña masiva, invitó a los maipucinos y maipucinas a escribir sus sueños en un papel. “Pasé horas leyendo los sueños de los vecinos. Habían algunos muy lindos de los cuales saqué varias ideas que formaron parte de nuestro programa de gobierno local”, reconoce hoy en entrevista con La Voz.

¿Lo que más quería la gente?

Sin lugar a dudas, y por muy lejos, Metro y Hospital para Maipú.

“Conseguimos que el Presidente Lagos se comprometiera con el Metro para la comuna y luego la Presidenta Bachelet diera el vamos a la obra, con lo que parte de la tarea estaba hecha. Pero faltaba todavía el Hospital, el que fue aprobado por la Presidenta Bachelet,  favoreciendo nuevamente a Maipú”, comenta el candidato a senador.

Tanto el Metro como el Hospital no fueron obras gratuitas que cayeron del cielo. Detrás de cada decisión presidencial estuvo el Alcalde Undurraga, quien agotó todas las instancias para convencer a las autoridades técnicas y políticas de la época que la comuna, por su tamaño y por su gente, merecía la línea de Metro y el Hospital. Asimismo, se invirtieron recursos municipales en estudios y terrenos para lograr la decisión en el Hospital y el Metro.

Cuando Undurraga dejó de ser alcalde, Maipú era reconocida como una de las comunas que más avanzó en su calidad de vida, según el Indice de la Universidad Católica y la Cámara Chilena de la Construcción. A pesar que las encuestas le aseguraban de forma fácil un tercer período como Alcalde, optó por ser candidato a senador, porque cree en el límite a la reelección, y porque mucha gente le pidió que fuera parte del cambio y la renovación política que el país necesita. Y, con el sistema binominal vigente, debe ganarle a Guido Girardi el niño símbolo de las malas prácticas políticas.

Hoy se encuentra en plena campaña, recorriendo las 31 comunas que conforman la Circunscripción Santiago Poniente,  donde Maipú es de gran importancia.   Cuando la conversación fluye hacia la comuna en la que fue Alcalde durante 8 años, Undurraga no puede evitar emocionarse. “Hoy miro atrás y reconozco que Maipú ha sido lo más lindo que me ha pasado en mi vida pública”, afirma emocionado, mientras un grupo de mujeres lo rodea en la Plaza de Maipú para abrazarlo.

El ex Alcalde es un hombre de terreno. Cuando fue Alcalde hizo más de 500 caminatas por los barrios de Maipú, y hoy está haciendo lo mismo en su campaña a senador. Se levanta muy temprano y se acuesta muy entrada la noche recorriendo las comunas. “Lo que más me pide la gente en la calle es que haya igualdad, más seguridad, mejor Salud y menos abusos. También quieren cambio y renovación en la política, porque están cansados de los mismos de siempre”, expresa enfático el candidato a senador.

Tras conversar largo rato con quien, probablemente la historia juzgue como uno de los mejores Alcaldes de Maipú, se despide con un apretón de mano. “Para ganar es importante que los maipucinos me den una amplia mayoría y me apoyen como su candidato a senador.  Me la jugaré por ellos en el Senado, de la misma forma que lo hice como Alcalde por el Metro y el Hospital”, me dice con un dejo de emoción, antes de subirse a un auto igual de sencillo como en el que llegó a Maipú en 2004.