Euro y dólar alcanzan la paridad: no había sucedido en 20 años

El euro, que cada vez se debilita más, ha llegado este martes a la paridad con el dólar por el temor de los inversores a una recesión económica y por la crisis energética, a raíz de la guerra de Ucrania. Sin embargo, se espera que recupere posiciones rápidamente.

El tipo de cambio del euro y del dólar alcanzó hoy la paridad por primera vez en 20 años, específicamente, desde el 15 de julio de 2002, la que fue la última fecha en que la cotización de la moneda común dentro de Europa superó al billete norteamericano.

Según los datos de Blooming, consultados por Efe, el euro llegó a tener tipo de cambio 1 es a un 1 con el dólar a las 05:46 de la hora local, al despreciarse un 0,4% con respecto al cierre de ayer, y un 12,05% en lo que va de este año. Recordar que a fines de 2021 terminó en 1,137 dólares.

Esto ocurre, luego de que se publicara que la confianza empresarial se desplomó el mes de julio en Alemania, por la preocupación por el suministro de energía.

Lee también: Por 136 millones: GORE aprueba fondos para construir farmacia municipal en CAM Poniente

Temor en el mercado internacional

Los expertos consideran que las recientes subidas de los tipos de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), han fortalecido al dólar, al mismo tiempo que han favorecido a los inversores que se refugian en esta divisa.

Todo esto, en un contexto donde el riesgo de una recesión y las preocupaciones energéticas, impulsadas por la guerra entre Rusia y Ucrania, pesan cada vez más sobre la zona europea.

Asimismo, el yen (moneda japonesa) también continúa devaluándose frente a su contraparte norteamericana y pasó a ser de 137 unidades, es decir, un nivel no visto desde el año 1998. Esto, a medida que las políticas monetarias del banco central japonés se distancian cada vez más del Banco Central Europeo (BCE).

En cuanto a China, la posibilidad de que se apliquen nuevos confinamientos tras el aumento de contagios por covid-19, podría mermar la economía del país, al mismo tiempo que la global.

Sumado a esto, los inversores prevén una recesión en Europa por la crisis energética y la posibilidad de que Alemania entre en un crecimiento negativo, debido a su mayor dependencia del gas exportado por Rusia.

En este sentido, y mientras la economía europea se debilita, la Reserva Federal de Estados Unidos ha subido sus tipos de interés se manera agresiva, fortaleciendo de este modo su dólar, ya que ofrece intereses más elevados.

Contenido Relacionado

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Recién publicado