PortadaRecomiendo Maipú#RecomiendoMaipú: Don Rober, desayuno de campeones en el Mercado

Tras semanas juntando datos, recorriendo lugares y debatiendo el nombre, hoy inauguramos una nueva sección en LVDM: Recomiendo Maipú. Algunos dirán que es plagio, pero qué mejor que recorrer nuestra amada comuna en busca de los mejores lugares, las mejores picadas y las no tanto, y pasarnos el dato. Así que acá vamos, nuestra primera recomendación. Don Rober, desayuno de campeones en el Mercado Después de varios lugares recorridos, no sabíamos con cual partir, le...
Nicole Sepúlveda13 noviembre, 20186 min

Tras semanas juntando datos, recorriendo lugares y debatiendo el nombre, hoy inauguramos una nueva sección en LVDM: Recomiendo Maipú. Algunos dirán que es plagio, pero qué mejor que recorrer nuestra amada comuna en busca de los mejores lugares, las mejores picadas y las no tanto, y pasarnos el dato. Así que acá vamos, nuestra primera recomendación.

Don Rober, desayuno de campeones en el Mercado

Después de varios lugares recorridos, no sabíamos con cual partir, le dábamos vueltas y le dábamos vueltas. Teníamos, incluso, una reseña escrita ya, pero creíamos que esta primera recomendación tenía que ser importante. Así, un día, entre tantas dudas y el hambre, partimos a tomar desayuno al Mercado, donde siempre, donde Don Rober.

Don Rober, o Roberto, tiene 67 años, jubilado, lleva 7 años amasando pan en un local en pleno Mercado Municipal, después de trabajar 40 años en Lo Valledor, levantándose antes del alba. Ahí, Liz -la compañera de vida de Nicolás- trabajó hace unos años y ahí, además, fue el sitio donde Nicolás me llevó antes de mi primer reporteo para La Voz. Cuando me senté, y pedí lo de siempre, supe que era el lugar que estaba buscando.

Desde el primer momento me enamoré, eso fue lo que me ha hecho volver varias veces al mes. Y no soy la única.

Caras se repiten siempre que desayuno allá, es que la delicia de su pan es un saber popular entre la gente que vive cerca al Mercado. Muchos llegan a comprarle pan, pero Don Rober, conociendo el preciado bien que posee, se da el gusto de venderlo racionado; “tengo que dejar para los desayunos”, siempre dice, porque esa es su máxima y su prioridad: la gente que va a desayunar a su local. Cuando el pan se acaba, también se acaban los desayunos.

Ustedes se preguntarán, ¿qué lo hace tan especial?

Como decía antes, Don Rober amasa hace un par de años pero tiene una clientela fiel, elaborando 200 panes cada día en dos formatos: amasado y tortilla. El primero, un clásico, esponjoso total; la segunda, indescriptible, como una churrasca pero horneada, crujiente y mantecosa al mismo tiempo.

Esas delicias pueden pedirlas solas, $150 cada uno, o con churrasco, jamón, queso, tomate, palta, lo que quiera. Yo siempre voy por la paila de huevos con queso: con 3 huevos y dos cafés Nescafé, quedamos tikitaka con mi compañero; todo por $3.800.

Eso de martes a jueves, porque de viernes a domingo Don Rober también vende empanadas; cuando vende todo cierra, se va a su casa y se prepara para levantarse al día siguiente a las 4 AM a amasar. Por esta razón, los panes de Don Rober comienzan a venderse desde las 7 AM y, si se les ocurriera pasar cerca del mediodía, rara vez lo encontrarán.

Además, como ya muchos saben, en los próximos meses el Mercado Municipal de Maipú será cambiado de lugar, para dar paso a su remodelación, y Don Rober está preparándose para bajar la cortina. “Ya son muchos años levantándome a las 4, quiero descansar y aprovechar los años que me quedan, afortunadamente tengo todo lo necesario para subsistir”, dice.

Coordenadas

Mercado Municipal de Maipú

Primera Transversal #2100, Calle 4, Local 74

Abierto de Martes a Jueves, hasta que se le acaban los panes, habitualmente a las 12. Y, de Viernes a Domingo, hasta que vende todas sus empanadas fritas, como a las 16 horas.

Nicole Sepúlveda

Soy feminista, también compañera. Vivo en amor junto a Painen, haciendo camino al andar. Maipucina desde los 7 años, hija de María y Julio, únicos en sus familias en terminar el colegio y apostar por la educación. Fui la matea de la casa, inquieta en el colegio; entré el 2009 a estudiar Sociología en la Universidad de Chile. En ese camino me involucré en diferentes medios de comunicación, organizaciones sociales y activismo, que hoy decanto incursionando en la política, el periodismo, las artes y el espíritu; aprendiendo, siempre aprendiendo.

Comenta nuestras noticias

La Voz de Maipú. Ningún derecho reservado. Creemos en una internet libre y abierta para todos. Si ocupas nuestros contenidos, genera un link a La Voz de Maipú