Vecino de Las Condes terminó con su auto en corral de Maipú «por flaite»

Las noticias en tu mail



Te enviaremos -todos los fines de semana- un resumen con las noticias más importantes de la comuna. 

Tus datos están a salvo con nosotros, odiamos el spam igual que tu. Puedes leer nuestra política de privacidad.

 

Compartir

El pasado 12 de noviembre, un hecho inédito fue denunciado por un vecino de Las Condes cuando se encontró con que su vehículo había sido remolcado solo por su aspecto.

Según lo consignado por La Segunda, el hombre tenía su auto modelo Opel Astra año 1995 estacionado en una plaza de San Carlos de Apoquindo, lo cual fue alertado mediante la aplicación Sosafe como «sospechoso».

A modo de contexto, se trataba de un joven profesor de 26 años que llevaba nueve días en la casa de sus suegros y había dejado el vehículo en el lugar luego de que su esposa diera a luz y, debido a su aspecto, habría sido considerado como «abandonado».

Ante la situación, el vecino señaló: “Acabo de volver a la casa y me encuentro con la desagradable sorpresa de que se llevaron mi auto por aparentemente ser de pobre… PD: Prometo tener un auto ad hoc a la comuna lo antes posible para no pasar nuevamente por esto”.

Respecto a las características estéticas de su vehículo, el joven agregó: «Es de flaite, para qué venimos con cosas, pero así me gusta».

Si bien es cierto que una ordenanza municipal vigente desde 2013 indica que un auto puede ser remolcado en caso de que lleve más de cinco días en un sitio, el hombre realizó las diligencias necesarias y concluyó que no fue otra cosa que discriminación.

“Obviamente el juez me haría pagar, al menos $100 mil y mi auto, a todo reventar, vale $700 mil. Le dije al inspector que si hubieran sido tres meses, lo entendería, pero hay una pandemia y estamos con teletrabajo. La ordenanza es para un año normal. Este 2020 estamos todos encerrados. Hay una cosa de criterio”, indicó el afectado.

“El sábado tomé fotos en San Carlos de Apoquindo y encontré 10 autos que parecían abandonados. Me encontré con inspectores y me dijeron que era raro que se hubieran demorado tan poco en llevarse el auto”, agregó.

Finalmente, luego de dos semanas y tras la insistencia del vecino, le anularon el parte, pero debió ir a buscar su vehículo a un corral ubicado en Maipú.

Recomendamos