Análisis: El negocio del PVC en la CODEDUC ¿sobreprecio, corrupción o ignorancia?

Todo comenzó con un rumor. Uno de tantos que llega hasta nuestro correo de denuncias en La Voz de Maipú. Una fuente anónima nos pedía que investigáramos la campaña de promoción de matrículas de la Corporación de Educación Municipal de Maipú (CODEDUC), dirigida por el Ingeniero Comercial: Jonathan Fernández.

El denunciante, cuyo nombre, fiel a nuestras políticas de resguardo de identidad de fuentes, no revelaremos, aseguraba que la CODEDUC a través del PVC que colgó en los postes, había financiado una candidatura afín al Alcalde Vittori.

Como en cada denuncia que recibimos, comenzamos un proceso de profunda investigación. Los resultados fueron sorprendentes. Sin embargo la pregunta ¿financió la CODEDUC a un candidato a través de su campaña de PVC? No tiene una respuesta concreta. No estamos en condiciones de afirmar una irregularidad, tampoco de desmentirla. Dejamos el análisis en manos del lector. Que sean ustedes quienes juzguen.

1) SENTIDO COMÚN

El sentido común, a ratos tan extraviado de las autoridades actuales, indica que a ninguna empresa o compañía se le ocurriría hoy por hoy salir con una campaña publicitaria, que ocupe postes de energía eléctrica como soporte. La razón es muy simple: mientras gran parte del año los postes tienen poco uso, hoy en día con candidatos a Presidente, Senadores, Diputados y Consejeros Regionales, desplegados en la vía pública, es poco lo que duran las “posteras” colgadas, antes que venga alguien y te las saque para poner las suyas.

En ese sentido, esperar hasta el 16 de noviembre, fecha en que se lleva a cabo la elección, es la decisión más sabia, y por ende la con más sentido común. Eso lo sabe cualquiera con leves conocimientos en publicidad, pvc e instalación en vía pública. Cualquiera, menos el departamento de comunicaciones de la CODEDUC.

Fue así como hace pocas semanas, la CODEDUC salió con una campaña en vía pública y colegios.

A través de la ley de transparencia 20.285, solicitamos copia del contrato de la o las empresas, que se adjudicaron la licitación de la impresión del PVC y la instalación del mismo por parte de la CODEDUC. La respuesta la recibimos hace algunos días. Si al leer la denuncia del lector, decidimos darle crédito, la respuesta de la CODEDUC nos confirmó que teníamos un caso.

2) ¿DOS EMPRESAS PARA DOS SERVICIOS?

Nos llegó a nuestro correo la respuesta de la Corporación. Ahí nos enteramos que para el servicio de impresión de casi 1.000 mt2 de PVC se optó (no se realizó licitación pública, sino que contratación directa) se escogió a la empresa Sociedad Publicitaria Mantis Marketing Limitada, representada por Bárbara Díaz Fuenzalida. Dicha empresa cobró $8.231..825 a través de un contrato de prestación de servicios, firmado por Díaz y el Gerente de la CODEDUC, Jonathan Fernández el día 22 de julio de 2013. Llama la atención que el contrato fije monto de dinero, pero no especifique los productos que la CODEDUC recibirá a cambio. Sin embargo, junto al contrato y a través del oficio nº297/2013, Fernández nos indica que los productos recibidos son los siguientes

Precios que nos entregó la CODEDUC
Precios que nos entregó la CODEDUC

 

Pero la campaña no estaría completa, si esas impresiones, no fueran instaladas en vía pública y colegios. Para ello se firmó un contrato con una segunda empresa, llamada Sociedad Publicitaria Grupo Vía Limitada. Juan Carlos Jara, representó a Grupo Vía, y la CODEDUC, nuevamente por su gerente. Por la instalación de la publicidad se acordó cancelar $1.749.300.

Si alguien mirara el negocio desde fuera, las conclusiones serían que en total la CODEDUC gastó $9.981.125 y que para ello se contrató a dos empresas. Sin embargo nuestra investigación arrojó que Bárbara Díaz, se desempeña en realidad como Encargada de Negocios del Grupo Vía. Y lo comprobamos.

En los Contratos aparecen dos empresas, distintas, las tarjetas de presentación dicen que ambas personas trabajan en la misma empresa
En los Contratos aparecen dos empresas, distintas, las tarjetas de presentación dicen que ambas personas trabajan en la misma empresa

Además de la tarjeta de presentación que la acredita como tal, solicitamos vía mail, simulando ser encargados de campaña de una candidatura, una cotización formal por publicidad. La idea era comprobar que Díaz trabaja para Grupo Vía, y lo conseguimos. Desde su correo electrónico, Díaz nos cotizó PVC en Grupo Vía. Sin embargo, decidimos cotizar algunos ítems idénticos a los que compró la CODEDUC y detectamos un evidente sobreprecio.

Grupo Vía a través de Bárbara Díaz nos cobra $4000 por postera (o medieval) de 2 x 1 mts. A CODEDUC la misma empresa le cobró $9.200 por exactamente el mismo producto
Grupo Vía a través de Bárbara Díaz nos cobra $4000 por postera (o medieval) de 2 x 1 mts. A CODEDUC la misma empresa le cobró $9.200 por exactamente el mismo producto

3) SOBREPRECIO EN COMPRA DE CODEDUC: LO CONFIRMAMOS

Pedimos a Díaz a través de su mail en Grupo Vía, que nos cotizara una impresión de PVC de 12 x 4 metros, igual a CODEDUC. Mientras a nosotros nos cobraban $220.000 más IVA a CODEDUC se le cobró $216.000 más IVA. Sin embargo nos sorprendimos al ver que mientras a nosotros, se nos cobraba $4.000 más IVA por unidad de posteras de 2 x 1 metros, con un palo arriba y otro abajo, listas para instalar, a CODEDUC se le cobró por exactamente el mismo producto $9200 más IVA. Es decir, más de un 100% más caro.

4) ERRORES QUE SE PAGAN CARO

Además del sobreprecio evidente que pagó CODEDUC, nos llamó la atención la compra de adhesivos por parte de CODEDUC. Investigando la razón, descubrimos que desde CODEDUC se cometió un error en el diseño de las posteras y las gigantografías, que hicieron que se debieran imprimir adhesivos para parcharlas. El error del personal de la CODEDUC costó $1.309.000 más IVA, que fue pagado con dineros públicos. ¿Hubo sanción por el error? Ni idea.

Estos valores de adhesivos, se deben a un error de la CODEDUC, pues envió a imprimir las cosas sin las insignias de los colegios
Estos valores de adhesivos, se deben a un error de la CODEDUC, pues envió a imprimir las cosas sin las insignias de los colegios

5) SOBREPRECIOS: ¿PARA QUÉ?

Al ver los valores que pagó la CODEDUC, detectamos por ejemplo que el valor por metro cuadrado del PVC en el caso del 12 x 4 metros es de $4.320 más impuestos. El letrero de 2,60 x 5 mts fue cobrado a $4.500 el metro cuadrado más impuestos. Sin embargo al ver los medievales de 2 x 1 mts, descontando el precio de las maderas que van arriba y abajo y cobrándolos al doble del valor comercial del mismo, vemos que CODEDUC pagó $8.200 aproximadamente, sólo por la impresión de la tela.

Atrás quedan los días donde Carlos Henríquez era Gerente y las licitaciones se hacían de manera pública. Según nuestras fuentes, hay proveedores que perdieron licitaciones pasadas con precios que apenas sobrepasan los $2.000 por metro cuadrado.

No podemos comprobar que la CODEDUC pagó junto con sus productos, los productos de algún candidato. Lo que sí nos queda claro, es que el sobreprecio es evidente. ¿Por  qué se nos cobra a nosotros 4.000 más iva por postera de 2×1 con palos arriba y abajo y a la CODEDUC paga, por el mismo producto, con la misma empresa $5.200 de más, por cada postera?. Sólo en este ejemplo, donde se compraron 260 de estos productos, vemos un sobreprecio de $1.352.000 más impuestos.

En ese sentido, no sería descabellado pensar que en realidad CODEDUC habría financiado posteras para otros candidatos. Más aún cuando tenemos el relato de varias fuentes, que vieron a los equipos de instalación de Grupo Vía, con publicidad de la CODEDUC y de otros candidatos.

¿Se pagó sobreprecio? Absolutamente. ¿El sobreprecio se usó para financiar a otro candidato o hubo pago de coimas? No lo sabemos. Lo que acá exponemos, son los antecedentes que manejamos.

Otro tema que llama la atención, es que esta clase de negocios no enciendan las alertas de varios entes o personas, que deberían fiscalizar. ¿Ningún concejal de Maipú fiscaliza estos negocios, a pesar que en las redes sociales, varios han denunciado el tema?, ¿no existe un concejal a cargo de la Presidencia de la Comisión de Educación? ¿No fiscaliza pues tiene familiares directos trabajando para la CODEDUC? ¿Los Directores de los Colegios no se interiorizan respecto a en qué se gastan los fondos para la educación? ¿El Consejo de la Sociedad Civil es un mero adorno o sólo están preocupados de comer en los cócteles?

No tenemos las respuestas a esas preguntas, lo que sí nos queda claro, es que varios están haciendo mal su trabajo y que en la CODEDUC algo huele muy mal con el negocio de las campañas de matrícula. Lo dijimos al comienzo. Que juzgue el lector. Una fuente dentro de la CODEDUC nos comentó que Marco Ortiz Apas, Militante de RN y quien se desempeña como Director de Gestión y Control estaría muy complicado para pagar el negocio del PVC. Ortiz, de quien recibimos buenos comentarios, en el sentido de su rigurosidad y buenas prácticas, estaría siendo presionado desde el Municipio, para pagar un negocio donde el sobreprecio no sólo es evidente, sino que también escandaloso.

AMPLIAREMOS EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA

Si desea revisar los contratos y los valores dados en este reportaje, los hemos subido en archivo zip. Puede descargarlo acá