,

El legado de dignidad y lucha de Ofelia Moreno Aguirre, sobreviviente del caso “Montaje Rinconada de Maipú”

/

Ofelia Moreno Aguirre

Rodeada de sus familiares, cercanos y compañeros/as de lucha, fue despedida el lunes 5 de diciembre en el Cementerio General de Santiago, Ofelia Moreno Aguirre, una de las socias fundadoras de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, AFEP y sobreviviente del caso “Montaje Rinconada de Maipú”, que a los 97 años y una vida entera dedicada a la lucha por la verdad y la justicia, tanto para su marido, dos hijos, nuera y yerno, como para todas las víctimas de la brutal represión de la dictadura cívico militar, dejó este plano terrenal dejando un invaluable legado de dignidad, coraje y organización.

Desde la noche del 18 de noviembre de 1975, en que fue detenida junto a todos/as los integrantes de su familia, incluidos sus nietos Alberto y Viviana, entonces lactantes, hasta el día de su fallecimiento el 3 de diciembre de 2022, fecha de cumpleaños de su hija Catalina Gallardo Moreno, torturada y asesinada en Villa Grimaldi, Ofelia no dejó de buscar y luchar por la verdad, la justicia y la dignidad, confrontando el horror de la violencia de Pinochet junto a familiares y sobrevivientes a cara descubierta y la fotos de sus familiares asesinados en la solapa, denunciando, organizándose y persistiendo en permear los férreos dispositivos de la dictadura en el Poder Judicial, hasta lograr las condenas de cinco miembros de la DINA como responsables de los homicidios calificados de seis integrantes de su familia. 

Así, en 2015 y tras 27 años de investigación, el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Leopoldo Llanos, condenó a penas de 20 años de presidio al ex general Manuel Contreras Sepúlveda, la última condena en vida para el jefe máximo de la represión en los 70; Marcelo Moren Brito; el ex brigadier Miguel Krassnoff Martchenko; el ex suboficial Basclay Zapata Reyes, alias “El Troglo” y el ex coronel Rolf Wenderoth Pozo, como autores de los homicidios de Alberto Gallardo Pacheco, marido de Ofelia; Catalina Gallardo Moreno, hija de Ofelia y Alberto; Mónica Pacheco Sánchez, nuera de Ofelia y esposa de Roberto Gallardo Moreno, baleado por la espalda el 17 de noviembre de 1975; Luis Ganga Torres,  Manuel Reyes Garrido, ambos militantes del MIR y Pedro Cortés Jeldres, militante del PC, todos ejecutados entre el 18 y 19 de noviembre  de 1975. 

Para Alberto Rodríguez Gallardo, nieto de Ofelia e hijo de Catalina y Rolando Rodríguez, este último acribillado en 1976 por agentes represivos, las condenas, obtenidas a través de dos juicios por lesa humanidad contra el Estado de Chile, “Son bajas en relación al tipo de crimen y al tiempo transcurrido, pero algunos de estos criminales han muerto en la cárcel”, enfatizando que si bien “No hemos obtenido Justicia, le hemos doblado la mano a la impunidad”. 

La investigación del Ministro Llanos también concluye que se realizó un verdadero  montaje destinado a ocultar los hechos realmente ocurridos y los efectos utilizados para la comisión de los mismos, existiendo, además, “favorecimiento personal, por existir conocimiento de las circunstancias de los ilícitos, para lograr la impunidad de los autores de los mismos, miembros de la DINA”. De esta manera se comprueba judicialmente la vinculación de Televisión Nacional de Chile y sus periodistas de entonces, Roberto Araya Silva, Julio López Blanco, Vicente Pérez Zurita y Manfredo Mayol, además de Claudio Sánchez de Canal 13. Todos ellos responsables, delante y detrás de cámara, de notas emitidas en los noticieros centrales de ambas estaciones, en TVN, incluso, simulando estar en el enfrentamiento con efectos de sonido de disparos grabados, en las que se sostenía que los cuerpos encontrados en Rinconada de Maipú se debían a un enfrentamiento de 30 minutos de duración entre “extremistas” y elementos de la DINA y Policía de Investigaciones.

Pasaron de 32 años en que Ofelia y sus nietos/as y demás familiares tuvieron que ver a estos periodistas, algunos como rostros de noticiero por largo tiempo, sin la más mínima sanción ni repudio público a su colaboración con el ocultamiento de crímenes de lesa humanidad. Gracias a la persistencia en las causas judiciales iniciadas y mantenidas por Ofelia, junto a la movilización de organizaciones de derechos humanos, recién en 2007 el Colegio de Periodistas sancionó con la expulsión a Roberto Araya Silva, quien a la fecha de los hechos trabajaba en Televisión Nacional de Chile, quien reconoció haber estado en conocimiento del montaje, ya que participaba activamente como colaborador de la DINA. 

Ofelia Moreno Aguirre

Junto con Araya, Julio López Blanco, Vicente Pérez Zurita, Manfredo Mayol y Claudio Sánchez Venegas, fueron amonestados por la entidad con la suspensión de sus colegiaturas por un año. Este último, rostro destacado de Canal 13 y Mega aún en los 90 y principios de los 2000, apeló su sanción ante el Tribunal Nacional de Ética y Disciplina del Colegio, que tras efectuar algunas correcciones, terminó confirmando la sanción en 2013. Posteriormente y ante un recurso presentado por Sánchez ante la Corte de Apelaciones, que por la unanimidad de sus miembros ratificó la resolución del Trined del Colegio de Periodistas, en febrero de 2015.

En todos estos años y hasta que la salud se lo permitió, la “Mami Ofelia”, como le llamaban cariñosamente sus vecinos y vecinas de Renca, donde llegó a refugiarse junto a su nieto ALberto tras los asesinatos de sus familiares, mantuvo una activa vida comunitaria participando en comités de ayuda, actividades parroquiales y organizaciones de base, con una entrega y sentido de la urgencia que calaron profundo en la memoria y construcción de la identidad local de esa comuna. Es así como en diciembre de 2021, el Concejo Municipal aprueba el cambio de nombre del tramo de la Calle Arturo Prat, entre Condell y Esmeralda, por el de Ofelia Moreno Aguirre. 

El cortometraje que rescata la historia de Ofelia Moreno Aguirre 

Ofelia Moreno Aguirre

En septiembre de este año y en al marco de la conmemoración de los  49 años del golpe de Estado se estrenó en el Museo de La Memoria, el cortometraje “La Receta de la Abuela”, cortometraje de animación que aborda de manera cercana y emotiva la historia de dignidad y lucha de Ofelia,  dirigido por Daniela Miranda y producido por su nieto  Alberto «Beto» Rodríguez. 

La pieza, seleccionada en 10 festivales internacionales, ha llamado la atención por su profundo contenido y su narrativa simple y emotiva, a través de la voz de una vecina de una Vecina de renca que repasa una receta de ñoquis que le enseñó Ofelia, dilucidando entre ingrediente y preparación, su historia y su mundo, que son también un correlato de la memoria política y social de Chile. En octubre pasado, la obra recibió el premio al Mejor Cortometraje en la categoría Derechos Humanos de la cuarta versión del Festival de Cortometrajes Corporalidad Expandida (FCCE), realizado en Buenos Aires. En su resolución el jurado señaló “con una narración afable y amorosa, dosificando la dureza de la historia con la receta de comida y el tono amable que nunca se abandona en la narración, la directora nos cuenta la historia y, con ella, nos cuenta la necesidad de seguir contando, con la misma simpleza, amabilidad, cariño y persistencia con que Ofelia desarrolló su lucha. Un cortometraje de excelente factura, donde se destaca una narradora excepcional, que emociona y homenajea en la memoria de Ofelia, a todas las mujeres que pelearon por la memoria, la verdad y la justicia”.

En memoria de Ofelia Moreno Aguirre – 01/08/1925- 03/12/2022

Síguenos en:
Suscríbete en:
«
»