Vagones exclusivos para mujeres en el Metro: iniciativa contra el acoso sexual en el transporte público reabre debate

Pamela Pérez Mendoza
Pamela Pérez Mendoza
Pamela, periodista en práctica. Oriunda de Maipú y actual vecina de Santiago. Fan de la música, el baile y el ocio. La igualdad de derechos es mi bandera de lucha.

Tras una seguidilla de denuncias de acoso sexual al interior del tren subterráneo, proponen la implementación de vagones exclusivos en el Metro solo para mujeres. La iniciativa ya había sido parte del debate público tiempo atrás.

Durante el 2021, se recibieron más de 16 mil llamados al número de emergencia de Metro, de los cuales 169 corresponden a ataques de índole sexual. Los testimonios de mujeres que han sufrido acoso en el transporte público más utilizado de Santiago, ocurren todos los días.

Debido a esto, ha vuelto a tomar fuerza el debate sobre implementar vagones exclusivos solo para mujeres, en paralelo con vagones mixtos. Esto sería una solución momentánea al acoso sexual que viven cientos de mujeres: 9 de cada 10 mujeres han sufrido algún tipo de acoso en el transporte público según cifras ministeriales.

Primer plan en contra del acoso sexual en el transporte público

Representantes de Metro de Santiago, dirigentas estudiantiles y autoridades ministeriales presentaron el pasado 29 de marzo, los lineamientos de lo que será el Primer plan en contra del acoso sexual en el transporte público que podría ejecutarse entre mayo o junio de este año.

El plan trata de una inversión de $200 millones y busca crear conciencia para evitar este tipo de hechos. También incluye la protección a disidencias sexuales en el transporte público, incluyendo taxis, buses, colectivos, buses interurbanos y el Metro de Santiago.

«Creemos que hay que educar a la sociedad para que no sean solo las mujeres que enfrentan solas esta situación en el día a día, sino que puedan ser acompañadas y guiadas junto a la comunidad», expresó la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana. Además ofició a los organismos pertinentes del Poder Judicial y policías para saber que medidas están tomando ante las denuncias.

Por su parte, el ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz, aseguró que «el 93% de las denuncias de acoso que recibimos son de mujeres; un 90% dice que ha sido víctima de algún tipo de acoso; 95% de tipo verbal; 86% de tipo físico. Como resultado, el 72% de las mujeres que se desplazan en transporte público se sienten inseguras y es una realidad que no podemos normalizar».

Si bien las cifras tienen relación con la Región Metropolitana, se espera que la iniciativa sea replicada en regiones.

El gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, afirmo que este plan contará con «difusión de publicidad que visibilice el problema del acoso y genere mecanismos de denuncia; la gestión con el ministerio de La Mujer para un teléfono de ayuda y canalización de consultas; y, tercero, un programa de capacitación y protocolos con operadores del transporte público».

Vagones exclusivos para mujeres, ¿qué dicen las autoridades?

La ministra de La Mujer, Antonia Orellana, aseguró que la iniciativa de vagones exclusivos para mujeres terminaría normalizando el acoso. No obstante, el gobernador Claudio Orrego manifestó la idea de evaluar aquello: «Me parece que hay que estudiarlo. No se puede cerrar a priori a una cosa que las mismas dirigentas estudiantiles, la vocera de la Confech, está planteando porque se sienten inseguras«, expresó.

De esta manera instó a que «lo evaluemos, que veamos la evidencia de lo que ha pasado en Japón, la India, en México y en Brasil».

«Claramente hay que hacer una campaña de cambio de cultura, además hay una nueva Ley de Acoso que establece penas de cárcel y multas, pero la pregunta es qué hacemos mientras tanto (…) Se puede crear una alternativa voluntaria, porque no estamos planteando una segregación obligatoria», sostuvo.

Por su parte, Valeria Ortega y Danae Prado, presidenta y vicepresidenta de la Comisión de Género del Gobierno Regional, respectivamente, descartaron la idea de implementar vagones exclusivos para mujeres.

«Esto es algo cultural, que se puede cambiar a futuro. Esperamos que la discusión no se dé en esta forma, porque la solución no es excluir a las mujeres de la sociedad, sino que hacerlas sentir seguras», manifestó Ortega.

Danae Prado por su parte, expresó entender la necesidad de mayor seguridad «pero también es importante la señal simbólica que se da con esto desde la política pública. Un vagón sólo de mujeres o disidencias tiene que ver con exclusión, aislar, y de paso, asumir que los hombres no tienen solución y no pueden controlarse frente al acoso sexual».

Lee también: Reinauguran estación Metro Del Sol en Maipú: dejó de funcionar para el estallido social

Contenido Relacionado

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Recién publicado