Rojo Edwards renunció a la presidencia del Partido Republicano

Constanza Reveco Montero
Constanza Reveco Montero
Periodista UC. Siempre busco hacer periodismo desde el territorio, en conexión con la comunidad y la realidad. Disfruto contar historias que revelan, visibilizan y fiscalizan. Amante de los animales y la comida.

Desde el Congreso Nacional, el senador del Partido Republicano, Rojo Edwards, anunció su decisión de dejar la presidencia del Partido Republicano, fundado por José Antonio Kast.

La determinación de Edwards se enmarca, según señaló, en la «búsqueda de nuevos liderazgos para la colectividad».

Asimismo, el diputado de la tienda, Cristóbal Urruticoechea dejó la jefatura de bancada del partido, bajo el mismo argumento.

Ambos hicieron un punto de prensa en el que comunicaron sus decisiones y razones, en el que también anunciaron que la diputada Chiara Barchiesi asumirá el rol como jefa de bancada.

Edwards aseguró que “estamos convencidos de que hoy, como republicanos, iniciamos una nueva etapa”.

“Un proceso en el que los nuevos liderazgos deben tomar protagonismos para continuar con la defensa de las ideas de la libertad. Y, en lo personal, habiendo dedicado prácticamente toda mi presidencia y esfuerzos también a la opción del Rechazo, con la cual prevaleció la libertad y el sentido común en Chile, hemos en conjunto decidido cambiar mi rol en el partido”, señaló.

El anuncio se da en el contexto del triunfo del Rechazo en el plebiscito de salida del pasado domingo, y del debate que se abrió en la colectividad respecto de cómo dar continuidad al proceso constituyente.

Esto último ha sido un tema que mantiene divido al partido con respecto a qué hacer.

Hasta hace algunas semanas, en los republicanos el debate era entre algunos que son partidarios de mantener la Constitución como está, y otros que buscaban hacerle cambios. Finalmente la postura que más fue predominando en la bancada de diputados fue la de hacer reformas constitucionales desde el Congreso.

En ese sentido es que el liderazgo de Edwards fue tensionando en la colectividad, por ser uno de los más proclives a los cambios.

Cabe recordar que en primer lugar hubo una molestia entre los diputados porque promoviera una reforma constitucional que habilitaba una segunda papeleta para el plebiscito para que la gente pudiera elegir cómo darle continuidad al proceso constituyente en caso de que ganara el Rechazo.

En esa oportunidad provocó molestia transversal entre todos los diputados.

Luego hubo otros hitos que generaron tensiones, como el discurso que dio el domingo tras el triunfo del Rechazo, que fue catalogado con un tono demasiado duro, o la vez que fue el único presidente de un partido de derecha que acudió hasta La Moneda para una reunión con la ministra del Interior.

Tras dar a conocer su decisión, el legislador Rojo Edwards informó que próximamente citará a la comisión política del Partido Republicano “para nombrar y ver cuál es el camino, si lo hacemos a través de, por ejemplo, un presidente interino, o vemos de qué manera buenamente lo organizamos”.

“Y en ese mismo acto también, por cierto, llamar a elecciones internas, en dos o tres meses. Verá el comité político cómo hacerlo”, agregó, y remarcó que “el Partido Republicano es, debe ser y será un proyecto colectivo”.

Eso sí, Edwards aclaró que continuará participando de las filas del partido y que solo se trata de un “cambio de rol”

Lee también: Concejal e hijo de Sebastián Keitel desata críticas por broma despectiva a Siches

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Recién publicado