Emprendimiento de cuarentena: Consulta nutricional online

Tal vez te interese leer

Emprendimiento de cuarentena: Consulta nutricional online 2
Bárbara Espinoza Calixto
Soy estudiante de Periodismo UC en vías de titulación. Con una marcada vocación social, espero cumplir con el rol fiscalizador y el derecho a la información que se espera de un periodismo responsable y ético.

En tiempos de fuertes emociones, como los que estamos viviendo, los hábitos alimenticios se ven alterados. El estrés, la ansiedad y la incertidumbre frente a lo que está pasando repercute directamente en la salud mental, un factor que tiende a relacionarse directamente con la cantidad y calidad de los alimentos que se eligen.

Por otra parte, ha sido un período en donde pacientes nutricionales habituales como lo son diabéticos, hipertensos o personas con enfermedades crónicas no han podido asistir a sus consultas y se han visto enfrentadas a sus hábitos sin el acompañamiento adecuado.

Javiera Paz Bustos, nutricionista recién titulada de la Universidad Mayor, pensó inmediatamente en esta situación y no dudó en adaptarse digitalmente para comenzar a atender a cualquier persona que necesitara asesoría nutricional. “Por la contingencia no había podido salir a trabajar y menos teniendo a una persona crónica en casa. Junto con aprovechar este tiempo para especializarme en algunas cosas, se me ocurrió emprender de esta forma”.

La consulta que ofrece Javiera es totalmente personalizada. Según comentó, lo primero que realiza es una llamada telefónica para realizar una ficha médica, a partir de lo cual se establece un perfil del paciente no solo con sus antecedentes médicos, sino también sociales “para ver cuál es el poder adquisitivo y planificar una pauta acorde a la realidad de cada persona”.

El paso siguiente corresponde a una anamnesis, una encuesta de alimentación para conocer los hábitos. Con esta información, la nutricionista calcula los macro y micronutrientes que el paciente debe consumir y genera la pauta con los alimentos que cubran esa necesidad específica.

Javiera cuenta que dentro de los principales problemas que se identifica en la conducta de la gente parte en la compra del supermercado. “Muchas veces alguien puede tener bajo poder adquisitivo, me dicen que el kilo de tomate está más caro, pero la bebida en la mesa está siempre. Falta educación en cuanto a la elección de los alimentos y alimentarse sano no tiene por qué ser caro”, relata, enfatizando que, aunque no todos los sectores sociales pueden acceder siempre a los mismos productos, la pauta se puede adaptar.

A esto le sigue la falta de horario. “Yo me acuerdo que, cuando chica, nos juntábamos a cenar en la casa. Ahora ya la cena se perdió, ahora está la once-comida tipo 7 de la tarde y de ahí cualquiera en la noche, si le da hambre, picotea algo por aquí, por allá”.

Según la profesional, los horarios ayudan mucho para tener mejores resultados, sobre todo en pacientes crónicos, quienes deben tener horarios de alimentación porque de eso va a depender que no tenga complicaciones.

A pesar de algunas pequeñas desventajas que pueda haber en el formato online, como el hecho de que el paciente mismo debe medirse y pesarse o aquellos que no se comprometen del todo y pueden mentir sin que “los pillen”, Javiera confía en la capacidad de cada persona para preocuparse de su salud.

“Lo que siempre intento abarcar es hacerle una especie de consejería, también. Tratar de empoderarlos, de hablarles, decirles que si algún día fallan, no se tienen que desanimar, tienen que seguir, todos fallamos en algún momento”, dice Javiera.

Dentro de las consultas más frecuentes se encuentran hombres y mujeres que quieren bajar de peso para mejorar su salud, no necesariamente “ser fitness”. Además de abarcar cualquier tipo de paciente crónico, Javiera se ha especializado en nutrición para deportistas y gente que ha optado por una dieta vegetariana o vegana.

También atiende el área pediátrica, y algo que ha ofrecido de manera totalmente gratuita es la consulta del control del quinto mes que necesitan los bebes que tienen que ir al consultorio. “Es un control que es super importante para las mamás que van al cesfam y que ahora no pueden acceder a él. Siento que aporto con un granito de arena, porque es tan importante cuando el niño empieza a comer y que se pierda ese control juega en contra, sobre todo con la mal nutrición que existe a nivel país”, comenta Javiera.

Para poder contactarla, puedes hacerlo a través de su Instagram [clic aquí] o a su teléfono/Whatsapp al +56 9 87061913 [clic aquí]

- Advertisement -
- Advertisement -

Más leído

- Advertisement -