Relatos que estremecen: Testimonios maipucinos que quedaron del 18 de octubre de 2019

Las noticias en tu mail



Te enviaremos -todos los fines de semana- un resumen con las noticias más importantes de la comuna. 

Tus datos están a salvo con nosotros, odiamos el spam igual que tu. Puedes leer nuestra política de privacidad.

 

Compartir

A dos años del Estallido Social en Chile, La Voz de Maipú quiso recordar algunos de los crudos y violentos testimonios que dieron vecinas y vecinos de la comuna y que estremecieron en el contexto del 18 de octubre del 2019.

Cabe señalar que, hasta ahora, el Gobierno actual y la justicia no se ha preocupado de esclarecer varios de los hechos narrados por testigos para dar con los responsables.

Entre octubre de 2019 y enero de 2020, 460 personas fueron acreditadas como víctimas de trauma ocular en manos del Estado. En ese mismo periodo, 951 querellas por torturas y tratos crueles fueron interpuestas por el INDH, y se habla de que, en total, hay al menos 3.765 lesionados por represión estatal durante esas fechas, de los que 286 son niños, niñas y adolescentes.

De todos esos datos, solo hay cuatro condenas dictadas hacia agentes del Estado por delitos y crímenes cometidos contra la población civil.

Álex Núñez, el primer manifestante maipucino asesinado por Carabineros

Alex Núñez tenía 39 años, era padre de tres hijos y se ganaba la vida como electricista.

El domingo 20 de octubre de 2019 decidió, como muchos chilenos y chilenas, salir a manifestarse en su barrio. Con él está Juan Navarro «El Raper», amigo de muchos años.

Juan es parte de los testimonios recopilados por La Voz de Maipú, el que asegura que a Alex lo mató la policía chilena. La golpiza fue tal que no resistió, y falleció en la ex posta central.

«Ese domingo estaba todo el barrio reunido, toda la familia, todo lleno aquí«, asegura el amigo de Álex, mientras pasea por la calle en la que vive cerca del metro Del Sol.

Era toque de queda, «Él no dimensionó lo que estaba pasando, todos nos entramos porque vimos a los pacos pegarle brutalmente a una persona». Sin embargo, Álex no se entró, sino que salió para entregar una máquina de su trabajo.

Según Juan, Carabineros estaba abandonando el lugar, pero cuando vieron a su amigo, se devolvieron. «Él cachó y empezó a caminar rápido, después a correr y ahí le dieron un lumazo en las piernas, al suelo y lo reventaron«, explica.

Después de la golpiza lo dejaron botado. «Él se paró como pudo y se fue caminando por Las Vizcachas, quizás fue el instinto de llegar a su casa por lo último que le quedaba de vida«.

«Yo creo que todos saben quién fue pero nadie quiere decirlo porque, obvio, se cuidan entre ellos«. Finalmente Álex pudo llegar a su casa, «lo vieron hecho bolsa y no quería que lo llevaran a la posta. Estaba consciente y decía que le dolía mucho la cabeza. Se tomó un sorbo de cerveza y se fue a acostar. Roncaba como lo hacía siempre».

Su ronquido en la mañana fue distinto, así que su hermano decidió ir a verlo. Juan cuenta que ahí se percataron de que «estaba vomitando bilis por la nariz y la boca. Ahí llamaron a la ambulancia, llegaron en menos de 10 minutos pero ya estaba con muerte cerebral».

Álex Núñez llegó a la posta «con 5% de probabilidad de vivir, como dijo la doctora», cuenta Juan, quien asegura que su amigo fue hasta su casa para alcanzar a despedirse y que murió en el sueño.

Maicol Yagual, el ecuatoriano que fue encontrado calcinado en Supermercado Alvi de Pajaritos

Maicol Yagual, como muchos otros migrantes, llegó desde Ecuador a Chile con la esperanza de encontrar una mejor calidad de vida. Primero se vino su mamá, que se quedó en Antofagasta, luego, en 2018, llegó él y posteriormente sus hermanos. Maicol era el menor de los cuatro.

A sus 22 años, decidió emprender una aventura y llegar hasta la capital de nuestro país, donde se desempeñó un tiempo como cuidador de ancianos en Maipú, en el asilo Años Dorado.

Gladys, una de las hermanas de la víctima, conversó en su momento con La Voz de Maipú, y dio uno de los testimonios más detallados de ese contexto. La mujer aseguró que desde el norte nunca perdían comunicación con Maicol. «No se dormía antes de que mamá le diera la bendición», aseguró.

El 23 de octubre de 2019 Maicol debería haber estado disfrutando su día libre, pero decidió trabajar. «El quería ganar dinero para entregarle un detallito a la mamá», explicó Gladys.

Ese día intercambiaron la última llamada con Maicol, muy cerca de la medianoche. El joven les comentó que se iría a dormir, pero que tenía hambre. Gladys recuerda que su mamá le pidió que no saliera a comprar nada.

El 24 de octubre en la mañana llamaron a Maicol pero no contestó. Gladys le dijó a su madre «será que está cansado y ayer no descansó». Hoy, saben que nunca fue cansancio, fue la muerte.

El cuerpo del joven fue encontrado completamente calcinado el 25 de octubre de 2019, al interior del Supermercado Alvi de Plaza de Maipú. Existen distintas denuncias de que ese lugar fue utilizado ilegalmente como centro de detención y tortura.

Hasta el día de hoy, para su familia y cercanos aún existen dudas sobre si su cuerpo estaba en esa fecha en el supermercado, o si pasó otra cosa y luego lo pusieron ahí.

Maipucina entregó asistencia médica a dos vecinos que fueron torturados cerca de su casa

María José Aliaga quiso sumarse a los testimonios. Es vecina del sector de Las Parcelas, vive muy cerca del Supermercado Alvi de ese lugar. Si bien es un supermercado distinto al de Plaza de Maipú, igual existieron denuncias de que fue un centro de detención y tortura.

Hace casi dos años, decidió entregar su relato a La Voz de Maipú, en el que cuenta cómo le dio asistencia médica a dos hombres que aseguraron haber sido torturados por funcionarios policiales.

«Yo estaba en mi casa con mi hijo y mi madre. De repente empezamos a sentir bulla afuera, eran gritos y personas asustadas», relata María José. «Salgo afuera a ver y me encuentro con dos vecinos que estaban golpeados y muy asustados«, agrega.

La vecina cuenta que uno de ellos era chileno, el otro tenía otra nacionalidad y su mano totalmente partida por la mitad. «Los hice pasar para ver qué les había sucedido y ahí uno de ellos me empieza a contar que estaban frente al Telepizza de Las Parcelas, cerca del Alvi».

Fue justo ahí «cuando llega una patrulla de Carabineros, un furgón que andaba con 12 efectivos policiales«. Al parecer eran funcionarios del Gope, según le comentó el vecino, deduciéndolo de la vestimenta policial que traían.

«Los toman a los dos, les empiezan a golpear, a insultar, le dan una golpiza salvaje. Al vecino que me relató lo sucedido lo tomaron y lo empezaron a estirar de piernas y brazos, seis policías de cada lado estirándolo de sus extremidades. Mientras el otro trata de ayudarlo y al pararse los policías lo toman, le tiran el brazo y le pegaron con palos en su mano hasta partirla en dos. Yo le vi la mano y la tenía literalmente partida en dos«, relata María José.

«Le envolvimos la mano con un paño de cocina y aquí habían hartos vecinos manifestándose, casi nadie respetó el toque de queda. Así que ahí algunos vecinos nos ayudaron y lo llevaron hasta un centro asistencial«.

Recomendamos