miércoles, mayo 18, 2022

Violencia escolar en Maipú y otras comunas: «atribuirlo solo a la pandemia podría ser una conclusión precipitada»

Varios han sido los casos que se han registrado en Maipú y otras comunas donde hay escolares involucrados en riñas tanto adentro, como en las afueras de los establecimientos.

Videos de peleas en los colegios Terraustral y Alicante, son algunos de los que se han viralizado relacionados a la comuna, lo que de todas formas está provocando preocupación en las comunidades escolares, a pocos días de haber iniciado el año escolar 2022.

Tal vez te interese leer: “Escuela Libre de Violencia de Género”: Municipalidad de Maipú lanza plan tras denuncias de abuso y acoso en colegios subvencionados de la comuna

Casos de violencia escolar en Maipú

Sobre la riña que involucraba a adolescentes del colegio Terraustral, una apoderada comentó al programa Contigo En Directo de Chilevisión: «Realmente se dio eso por una pelea de un niño del Liceo Nacional si no me equivoco, con un niño del Terraustral por una mujer. Llegar al punto de tener una discusión por alguien es algo que se va de las manos al colegio en si».

Asimismo, Patricia Escala, también apoderada del Terraustral acusó una falta de protocolo contra la violencia por parte del establecimiento: «para nosotros fue un poco insuficiente como apoderados, debieron haber generado un informativo o algún tipo de comunicado. Se nos indicó que no se podía generar ese comunicado para cubrir y proteger la identidad de los alumnos».

En el caso del colegio Alicante, una apoderada relató que las situaciones de violencia escolar se repiten en los recreos de los escolares, inclusivo recientemente se registró una pelea entre un niño de educación básica y un adolescente de enseñanza media. «En ese entonces yo hablé con la profesora jefe y me dijo ‘no pierda el tiempo aquí porque este no es un colegio con programa PIE'».

¿A qué se debería?

Más allá de estos casos particulares, la violencia escolar se está volviendo una problemática a nivel nacional, donde casos de bullying, riñas y acoso sexual han sido la tónica desde el inicio del año escolar 2022.

Debido a esto, algunos liceos se han movilizado para visibilizar esta situación, como el colegio Terraustral -donde también se encuentra en huelga el sindicato de trabajadores-, o el caso de los liceos emblemáticos de niñas de Santiago y Providencia que durante esta semana han mantenido reuniones con las alcaldesas de dichas comunas, respecto al acoso sexual que han recibido por parte de jóvenes del Liceo Lastarria.

Sin ir más lejos, durante la jornada de ayer, se registró otra protesta en el Liceo Hannover de Maipú donde las alumnas del establecimiento denunciaron un caso de acoso sexual físico y cibernético a una alumna, y además un caso de acoso sexual a una profesora por parte de estudiantes del mismo establecimiento.

Lee también: Movilización en Liceo Hannover de Maipú por denuncias de acoso sexual

Se estima que varios pueden ser los factores que inciden en esta ola de violencia escolar; uno de ellos en la consecuencia que ha traído el aislamiento de la cuarentena del Covid-19, donde por casi dos años, niños, niñas y adolescentes estuvieron recluidos en sus hogares, muchos de ellos expuestos a violencia intrafamiliar.

Lee también: [Pantallazos] Protesta de alumnas en Providencia: jóvenes del Liceo Lastarria hicieron un llamado a «violarlas en manada»

La respuesta de la Defensoría de la Niñez

Patricia Muñoz, desde la Defensoría de la Niñez, aseguró en el programa de Chilevisión que se trata de un reflejo de las complicaciones que implica resolver los problemas por la vía violenta y que más del 50% de las denuncias recibidas por la Superintendencia de Educación, entre el 2018 y 2020 se debían a situaciones de violencia entre estudiantes, por lo que atribuir esta ola de violencia solo a la pandemia podría ser una conclusión precipitada.

Sin embargo es un hecho que «la presencialidad suspendida por dos años ha generado una situación distinta a nivel emocional a los NNA, complicando las dificultades en su retorno», según aseveró la Defensora.

Explica que las clases vía remota mantenían a los estudiantes en una zona de seguridad donde a algunos les permitía sentirse más protegidos, y asimismo, el retorno a la presencialidad suponía un «estrés adicional sobre todo si no se retoma con cierto tránsito más acorde a volver de a poco, lo que puede profundizar aspectos relacionados con la ansiedad o ciertos temores que puedan tener».

Por otro lado expone que estos hechos de violencia deben ser prevenidos a través de la regulación interna de los establecimientos, sin embargo, este trabajo no solo debe ser realizado con los alumnos, si no que es una tarea que debe ser lograda en conjunto con los padres y apoderados.

«Ley del más fuerte» y violencia intrafamiliar

Por su parte, la sicóloga Andrea Castro explicó en Contigo en Directo que «es necesario entender que vivimos en un modelo social que lamentablemente está basado en la sumisión y la dominación. Por lo tanto, la persona más fuerte en la más valorada». La profesional agregó también que la pandemia tuvo consecuencias en los estudiantes.

«Vimos como los casos de violencia intrafamiliar aumentaron, y por lo tanto, podemos extrapolar cuál fue la realidad de todos esos niños que vivieron estas situaciones de violencia. Hay que entender que la violencia se aprende de manera vicaria [observacional], por lo tanto, este chico vivió situaciones más complejas; porque estaba encerrada toda la familia, porque vivieron problemas económicos asociados, porque existió una tensión adicional».

Castro propone también que las redes sociales han contribuido a situaciones de exposición frente a mensajes y bullying a través de las redes, lo que se ha normalizado como forma de dominación.

«Es tremendamente importante que los padres asumamos un rol de conocer en qué están nuestros hijos, de preguntarles. Siento que muchas veces esa comunicación no se está dando (…), no nos damos un espacio para decir ‘hijo, ¿cómo te fue hoy día?’, generar este espacio de diálogo para que el niño nos pueda explicar que le está pasando, que está sintiendo».

En ese sentido, la Defensora de la Niñez enfatizó en la importancia de generar confianza con los estudiantes, y también expresó que «es deber de la institucionalidad del Estado entregarle a los adultos responsables información acerca de que hacer cuando uno de los niños está afectado por una situación así».

Denunciar

En cuanto al proceso de denuncia, de acuerdo con lo comunicado por la Defensora enfatizó en la obligación de los colegios de denunciar aquellos hechos que involucran la afectación de los derechos de NNA.

«Si se trata de alguna infracción que tiene que ver con el ámbito de la convivencia escolar, la Superintendencia de Educación tiene un rol de fiscalización ahí que implica hacer una revisión de los procesos que el colegio tiene para poder abordar esto», dijo.

Aseguró también que en caso de una situación que constituya un delito es deber de las escuelas dar aviso a las policías o ante la Fiscalía, y que muchas veces no se denuncian estos hechos, por lo que es importante que los padres y apoderados demanden este apoyo de parte de los establecimientos.

Lee también: “Escuela Libre de Violencia de Género”: Municipalidad de Maipú lanza plan tras denuncias de abuso y acoso en colegios subvencionados de la comuna

Pamela Pérez Mendoza
Pamela Pérez Mendoza
Pamela, periodista en práctica. Oriunda de Maipú y actual vecina de Santiago. Fan de la música, el baile y el ocio. La igualdad de derechos es mi bandera de lucha.

¿Un resumen de las noticias de La Voz en tu mail todas las semanas?

Recomendamos

NewsLetter



Te enviaremos -todos los fines de semana- un resumen con las noticias más importantes de la comuna.