- ADS SOBRE LOGO -
23 C
Maipú
Inicio Noticias de Maipú Secuestro y violación de menores en dependencias del Templo Votivo de Maipú:...
- ADS Sobre Titular -

Secuestro y violación de menores en dependencias del Templo Votivo de Maipú: Una madre exige justicia

Eran cerca de las cinco de la tarde del sábado 30 de noviembre de 2019, cuando dos niñas, a quienes llamaremos Manuela (15 años) y Andrea (14 años) fueron al Parque 3 Poniente a ensayar en un grupo de baile.

Lo que se suponía sería una salida para hacer deportes, terminó con ambas menores secuestradas, violadas y martirizadas en una construcción al interior del Templo Votivo de Maipú.

Mientras las menores esperaban el inicio del baile, se acercó un sujeto que se presentó como Juan Pablo. La excusa del extraño fue que andaba en busca de un amigo. Sin embargo, las menores ignoraron al hombre quien, pistola en mano, las amenazó.

Juan Pablo robó pertenencias y las obligó a acompañarlo hasta un paradero de buses. Durante la caminata, el sujeto desvió el trayecto y comenzó el martirio. Obligó a una de las chicas a realizarle sexo oral, mientras le tapaba la vista a la otra. No conforme con ello, las condujo hasta el Templo Votivo de Maipú, donde había una casa en abandono, cuyo lugar usó para consumar la vejación.

Al final de este martirio, el antisocial las forzó a que lo acompañaran a un paradero para despedirlas; no sin antes amenazarlas, dándoles a conocer que sabía dónde vivían y tenía sus datos personales, ya que les había robado sus pertenencias personales.

Al llegar a su domicilio, la mamá de una de las menores las encontró llorando.

Me asaltaron, me robaron todo“, confesó. Pero al poco rato surgió la verdad completa. A través de un papel escrito con letra temblorosa, una de las niñas reconocía la violación.

El paso de las menores por el Hospital El Carmen: Familia denuncia negligencias

Esa misma noche comenzó una pesadilla y una relación con las instituciones, que a juicio de Paulina Martínez, mamá de una de las menores, ha sido negligente.

Paulina Martínez, mamá de una de las menores cuenta su verdad:

“Llevé a mi hija al hospital de Maipú [Hospital del Carmen] y la matrona no sabía realizar el procedimiento ante casos de violación. La profesional de la salud realizó un tratamiento endovenoso y se disculpó por el error. Nos entregó 10 pastillas y nos indicó ir a Carabineros para denunciar. La amiga de mi hija tuvo peor experiencia en Pediatría. En el hospital los profesionales no sabían qué hacer”.

Tras su experiencia en el Hospital del Carmen, las familias se trasladaron hasta el Instituto Médico Legal donde les realizaron las pericias pertinentes, dejando de prueba ropa íntima como muestras.

A través del departamento de comunicaciones, el hospital responde ante las consultas hechas por La Voz de Maipú. Sobre el mal proceder que acusa Paulina Martínez, en un mail recibido por nuestro medio, el HEC sostiene que respecto a dos casos de pacientes ingresadas por abuso sexual, comentar que se hicieron las averiguaciones respecto a la atención recibida por ambas pacientes y ambos procedimientos se realizaron según indica la norma“.

El hospital expresa que ambos casos, uno tratado en urgencia ginecológica y el otro en urgencia pediátrica, se hicieron de buena manera y que se realizó la denuncia a Carabineros, siendo derivadas luego al Instituto Médico Legal.

Paulina Martínez acusa que el Hospital incluso negó entregar los antiretrovirales para proteger a su hija de una enfermedad de transmisión sexual.

Desde el hospital, contraponen la versión:

“Se dan indicaciones al alta de otros medicamentos, incluidos retrovirales y antibióticos, que debieron haber sido suministrados por el Instituto Médico Legal

El domingo 1 de diciembre la madre fue derivada desde la farmacia del hospital al consultorio. Pero este estaba cerrado. Ante la indefensión, el miedo y la desesperación,  la mamá de Andrea los compró por cuenta propia.

En total gastó un poco más de 100 mil pesos.

No hay justicia: lento actuar de la policía y la fiscalía

Tras la denuncia el 2 de diciembre, la PDI se comunica con la madre de una de las menores para realizar la declaración.

Más de dos semanas después, el 19 de diciembre la institución las cita y realizan la entrevista con el Fiscal Eduardo Ramiro Jeria Lara de la Zona Oriente.

Paulina Martínez pregunta al Fiscal si ya tienen la carpeta con los resultados del primer proceso:

“Le consulté si ya tenía la carpeta con los resultados de PDI y las cámaras de tránsito. Me indicó que no, que como estaba la embarrada en el país todo estaba lento. Me lo dijo así textualmente”.

El siete de enero de 2020 Fiscalía comete el error de volver a citar a la menor para tomar nuevamente declaración.

Tras presentarse, la familia da cuenta que ya se había realizado el procedimiento a través de PDI y aprovecha la instancia para preguntar por el Fiscal Eduardo Jeria.

Su asistente, Pía Bravo, informa a la familia que el funcionario se encontraba de vacaciones. La falta de su firma en las pericias de PDI impedía contar con los resultados del informe.

Además, se enteran que “producto de un traspapeleo” recién  harían ingreso del caso a Víctimas y Testigos del Ministerio del Interior. Paulina Martínez pregunta por el resto de las gestiones y Bravo se compromete a solicitar que el Fiscal suplente cite a la menor para desarrollar el retrato hablado del violador.

A un mes de aquello, Fiscalía aún no ha realizado la citación correspondiente.

Siendo víctimas de una negligencia tras otra, Paulina Martínez y su hija se acercan a la Municipalidad de Maipú buscando una audiencia con la alcaldesa Cathy Barriga.

Dentro del recinto,  y según el relato de Paulina, quien se presenta como el abogado de la edil les indica que “ella no puede hacer nada, no las atenderá”.

“Mi hija le entregó su relato y él nos respondió con prepotencia preguntándonos qué queríamos conseguir con la entrevista”,  agrega Paulina con dolor.

Extraño incendio en el lugar de la violación, y falta de diligencias claves

Secuestro y violación de menores en dependencias del Templo Votivo de Maipú: Una madre exige justicia 1
Captura de pantalla del incendio. La Voz de Maipú transmitió en vivo

El 6 de enero pasado La Voz de Maipú transmitía en vivo a través de su fan page en Facebook una noticia que, por esos días, no generó mucho ruido. Una casa abandonada dentro del Templo Votivo de Maipú se incendiaba.

Esa casa fue el lugar donde “Juan Pablo” violó a las dos menores. Información recabada por La Voz indica que la PDI alcanzó a hacer peritajes en el lugar, pero que el informe aún no llega Fiscalía.

Lo cierto es que el caso de las menores violadas avanza lento. Demasiado para familias que esperan justicia.

Cuando han transcurrido 80 días del delito, aún no se hace un retrato hablado del agresor.

Este jueves 19 de febrero de 2020 se espera que Carabineros realice uno. Después de hace dos meses se le pidiera a la PDI confeccionar un retrato que nunca se hizo.

Dos jóvenes de nuestra comuna, que , han debido pasar -junto a sus familias- una pesadilla terrible. Ante la completa indolencia de las instituciones que deberían hacer algo por ayudarlas.

Nota: en la nota se han usado pseudónimos para proteger la identidad de las menores de edad afectadas. 

Nota: Este artículo fue realizado por La Voz de Maipú. Sin embargo, el dato de que la madre gastó poco más de 100.000 en remedios y que una de las menores reconoció la violación por medio de un papel, fueron obtenidas del artículo publicado, algunas horas antes de nuestra publicación, por El Desconcierto. Pueden leer la crónica de ellos, acá.

- ADS Bajo Noticia -
Secuestro y violación de menores en dependencias del Templo Votivo de Maipú: Una madre exige justicia 4
Nicolás Aravenahttps://lavozdemaipu.cl/
Hola, mi nombre es Nicolás Aravena, soy fundador de lavozdemaipu.cl, tengo 3 hijas y un hijo. Estoy cerca de casarme, y los que me conocen dicen que escribo bien. A mí me encanta lo que hago: periodismo en la comuna en la que nací y crecí.
- Banner Derecho 1 -

Tal vez te interese leer...

- Banner Derecho 2 -

Noticias Relacionadas