Caso Narumi Kurosaki: cronología de su desaparición y los antecedentes que se conocen hasta ahora

Pamela Pérez Mendoza
Pamela Pérez Mendoza
Pamela, periodista en práctica. Oriunda de Maipú y actual vecina de Santiago. Fan de la música, el baile y el ocio. La igualdad de derechos es mi bandera de lucha.

La desaparición de la joven japonesa Narumi Kurosaki conmocionó a su país. Su ex pareja, el chileno Nicolás Zepeda figura como el principal sospechoso de su asesinato y desaparición. Hoy se encuentra siendo juzgado en un tribunal en Francia.

Cronología del Caso Narumi Kurosaki

2015, Japón: El chileno Nicolás Zepeda aseguró ante la Policía de Investigaciones que conoció a la joven japonesa durante una fiesta de la organización para la interacción de japoneses y extranjeros llamada TISA, para la que Zepeda prestaba sus servicios de Dj. El sospechoso cursaba estudios en la Universidad de Chile y se encontraba de intercambio (desde abril del 2014 a abril del 2015) en la Universidad de Tsukuba en Japón. Allí también estudiaba Narumi.

“El término de la relación estuvo ligado a un desgaste de la relación dada la distancia. Habíamos vivido durante el 2015 un distanciamiento y relación a distancia dado que volví a Chile a terminar mis estudios, y el intercambio de Narumi en Francia catapultó situaciones incómodas para los dos que terminaron por agotar los recursos para mantener una relación”, sostuvo Zepeda en su declaración ante la PDI.

Narumi Kurosaki
Narumi Kurosaki

2016, Francia: Nicolás Zepeda viajó a Francia el 28 de noviembre del 2016, allí se reunió días después con Narumi Kurosaki. La joven se encontraba de intercambio estudiantil en ese país en la Universidad de Bensaçon donde vivía en una residencia del campus.

La última vez que se le vió a Narumi es cenando con Zepeda en el restorán «La Table de Gustave», el 4 de diciembre por la tarde a 25 kilómetros de la Universidad de Bensaçon. En ese entonces, Narumi tenía 21 años de edad. Ya de madrugada, los compañeros de la residencia de la japonesa escucharon gritos, golpes y estruendos desde la habitación de la joven. Sin embargo, nadie realizó ninguna denuncia.

La denuncia de su desaparición se realizó días después. Durante ese periodo, Zepeda quien había amenazado en septiembre de ese año a través de un video publicado en internet (y retirado posteriormente), había regresado a Chile.

Nicolás Zepeda admitió haber mantenido relaciones sexuales, según el consensuadas con Kurosaki en su habitación.

Por otro lado, el cuerpo de Narumi nunca apareció. Se le buscó intensamente en varios bosques cercanos sin éxito.

Líquido inflamable, detergente y fósforos

Kurosaki inició una nueva relación amorosa en Francia después de haber finalizado su relación con Zepeda tiempo atrás, este hecho habría exasperado al chileno. El Ministerio Público cree que el sospecho habría asesinado a la joven durante un ataque de celos.

En el video mencionado anteriormente, Zepeda le habría dado un «ultimátum» a Narumi de dos semanas para que aceptara sus condiciones, las que no fueron especificadas. La investigación reveló que Zepeda se detuvo en un supermercado camino a Bensaçon a comprar productos altamente sospechosos; adquirió un bidón de cinco litros de combustible para estufa marca Winflamm, un detergente con cloro y una caja de fósforos en un supermercado de la cadena Carrefour el jueves 1 de diciembre.

Nicolas Zepeda
Nicolás Zepeda

Mensajes sospechosos

Zepeda se movilizaba en un auto que había alquilado en Francia el cual devolvió tres días después de la desaparición de Narumi. El vehículo estaba «muy sucio», con tierra del lado del conductor y también en el maletero, según relató un fiscal.

Varios días después de la desaparición, se continuaron enviando mensajes desde el teléfono celular de Kurosaki a sus familiares y amigos escritos en un japonés no muy prolijo, ya que habían confusiones en cuanto al género de algunas palabras.

Un amigo japonés de Nicolás Zepeda, relató a la policía que el chileno le pidió que tradujera frases al japonés, las que después aparecieron en uno de los mensajes enviados desde el celular de la joven estudiante desaparecida.

2017-2020, Chile: Francia emitió una orden internacional de captura contra Nicolás Zepeda poco después de la desaparición de Narumi Kurosaki, pero un magistrado de Chile desestimó la orden de captura en febrero del 2017.

Más tarde, la fiscal Tania Sánchez de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, interrogó a Zepeda el miércoles 17 de abril del 2019 en Santiago en presencia de investigadores franceses encabezados por el fiscal Etienne Manteaux.

El 2 de diciembre de ese año, la Cancillería chilena recibió la solicitud de extradición desde el Gobierno francés, la que fue acogida por parte del ministro instructor Jorge Dahm a principios del mes de abril del 2020.

Desde el 26 de junio del mencionado año, Zepeda se encontraba bajo arresto domiciliario en la ciudad de Viña Del Mar, a la espera de que se materializara su extradición confirmada por la Corte Suprema el 18 de mayo.

Más tarde, en julio del 2020, Zepeda fue extraditado a Francia para ser interrogado y el 24 de julio de ese año fue puesto en prisión preventiva.

Todo el proceso se habría retrasado por la pandemia del Covid-19 y el cierre de fronteras.

Ya en marzo del 2020, se da a conocer en nuestro país el contenido de las cartas que escribió la madre de Narumi, Taeko Kurosaki y las dos hermanas menores de la víctima, Honami y Kurumi que fueron enviadas a la embajada de Japón en Chile. Desde allí, el cónsul Daisuke Nakatami derivó las misivas al Ministerio Público.

La madre comentó que se quedó sin trabajo y que las hermanas de Narumi tenían dificultades para continuar sus estudios. Todas manifestaron que las mantiene con esperanza saber que ocurrió con Narumi.

Zepeda y Kurosaki
Nicolás Zepeda y Narumi Kurosaki

El juicio, 2022: Un juez francés ordenó en febrero del 2021 que Zepeda fuera juzgado por asesinato, proceso que comenzó este martes donde el chileno afronta la condena de cadena perpetua. Varios elementos «establecen la implicación» de Zepeda en la desaparición de Kurosaki.

“Quiero claramente decir que yo no maté a Narumi, yo niego con toda mi fuerza los cargos que se me reprochan”, declaró el hombre de 31 años de edad ante el juez francés y agradeció «la oportunidad de responder a una acusación monstruosa”.

El chileno permanecía en régimen de aislamiento debido a la repercusión mediática que provoca el caso. Otro elemento que llamó notoriamente la atención es que la persona que se encuentra defendiendo a Zepeda es Jacqueline Laffont, quien fue abogada del ex presidente de Francia, Nicolás Sarkosy.

“Hace cinco años que Narumi despareció y desde entonces ha sido una pesadilla”, expresó el prinicipal y único sospechoso en la desaparición de Narumi, y agregó “tengo presente a Narumi en mis pensamientos, la inmensa pena de su familia, de su mamá”.

Durante la instancia, la madre y una de las hermanas de la víctima, escuchaban con atención las declaraciones de Zepeda. Por otro lado, los padres del chileno Humberto Zepeda y Ana Luz Contreras describieron a su hijo como «afectuoso» y «responsable».

“Estoy acompañando a mi hijo para insistirles, él es inocente, él no hizo nada y aún menos a una persona que quería”, declaró la madre

El viaje de Zepeda a Francia

El chileno sostuvo en la audiencia que su motivación de su viaje a Francia a fines de noviembre del 2016 fue para «aclarar mis ideas» ya que «debía tomar la decisión de si empezaba a trabajar o si seguía estudiando», por lo que consideró «Europa como una opción».

Nizolas Zepeda Agencia Uno
Nicolás Zepeda

Asegura que fortuitamente se reunió con Narumi, no obstante reconoció que «tenía en mente, posiblemente, quizás, verla».

Zepeda mencionó que la ruptura de la relación con la víctima fue «gradual», la declaración es cuestionada por la defensa de la joven japonesa. “Yo amaba a Narumi (…) y ella siempre tuvo y tendrá un lugar en mi historia”, dijo el chileno.

Muchas de las declaraciones fueron tildadas como «falsas» por parte de del fiscal y de la parte civil.

Nicolás Zepeda  “tiene la capacidad de alterar la realidad según su propia versión y de transformar los hechos”, expresó en esa oportunidad Sylvie Galley, abogada de la familia Kurosaki.

El acusado afirmó que pasó la noche del 4 de diciembre y el día del 5 de diciembre con Narumi. Según estaba en buen estado de salud cuando le dejó el 6 de diciembre después de las 4 de la mañana.

Sin embargo, según la acusación, el imputado no habría soportado la idea del quiebre de la relación, y debido a esto, viajó a ver a Narumi sorpresivamente. Se estima que el chileno la habría ahogado en la habitación donde residía y más tarde se habría desecho del cuerpo en un bosque cercano.

Tras el hecho, Zepeda habría enviado mensajes desde el celular de Narumi haciéndose pasar por ella y posteriormente regresar a Chile. Asimismo, también habría utilizado sus redes sociales. Debido a los mensajes, no se reportó la desaparición de la japonesa hasta el día 13 de ese mes, asegura la acusación.

Cuando se le preguntó por qué no se puso en contacto con la víctima desde que la dejó supuestamente en su habitación para saber noticias de ella, Zepeda respondió que “habíamos acordado que sería ella quien me llamaría”.

Kurosaki y Zepeda
Narumi y Nicolás

Nuevas pruebas apuntan a un posible embarazo

Durante este martes, se revelaron nuevos antecedentes del caso de Narumi Kurosaki, cuyo cuerpo aún se encuentra desaparecido. De acuerdo al policía encargado del caso, David Borne, la estudiante podría haber estado embarazada.

Según se expuso en el juicio oral, se habría mantenido un intercambio de mensajes entre Narumi y Nicolás, en los cuales se revelaría un posible embarazo de la japonesa.

“Nunca olvidaré que me dejaste embarazada, nunca sientes ninguna responsabilidad por este embarazo, puedo concluir que eres un imbécil. Me va a doler el cuerpo, me quitaste el futuro de pequeño y no sientes la responsabilidad de todo esto”, expresó Kurosaki.

Zepeda se habría solo limitado a contestar «lamento que pienses así». Tras ese mensaje, la japonesa habría contestado “Me dejaste embarazada, sólo querías follarme. Te pediré dinero si tengo un problema con mi útero. Vete a la mierda, de verdad espero que tengas un problema con tu pene».

Según la defensa, este hecho jamás se pudo constatar, por lo que no se puede determinar si efectivamente Narumi estuvo embarazada y aseguraron que “en ningún momento Zepeda discute este embarazo, lo que no parece sorprenderlo”.

El proceso judicial del Caso Naromi Kurosaki se prolongará hasta el día 12 de abril.

Lee también: Municipalidad de Maipú y actores locales firman plan de reactivación económica: “el 0,5% de las empresas generan el 71% de las ventas de la comuna”

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Recién publicado