¿Cuál normalidad? Municipio de Maipú convoca a clases para el lunes y luego las suspende

A pesar de los incesantes esfuerzos a nivel político para que el país retorne a un cauce de normalidad, las cosas no resultan tan fáciles. Una parte enorme de la ciudadanía se declara disconforme con las medidas anunciadas por el gobierno de Sebastián Piñera, encontrando que lo propuesto no ataca el fondo del descontento.

En el caso de Maipú la alcaldesa anunció el domingo 27 de octubre que mañana las clases en la comuna se reanudaban de forma normal. Sin embargo, apenas un par de horas después tuvo que echar pie atrás.

En un nuevo comunicado anunció que “no existe la certeza que se pueda contar con todo el personal docente y asistentes de la educación que permitan el normal funcionamiento de los establecimientos educacionales”.  Barriga, en todo caso, sí aseguró que los servicios de alimentación de los colegios estarán operativos.

Por su parte el Colegio de Profesores de Maipú, emitió un comunicado donde acusan que existen “precarias condiciones de seguridad que se viven en nuestro país (muertos, detenidos, desaparecidos, torturados y heridos) evidencian un estado totalmente alejado de la “normalidad” que los medios de comunicación, en complicidad con el Gobierno, tratan de hacernos creer. Esta tergiversación de los hechos es provocada por la presión internacional y la inminente llegada de los observadores de D.D.H.H (Derechos Humanos) que mañana llegan al país”.

Asimismo, los profesores hicieron un llamado a los Padres y Apoderados a no enviar a los alumnos a clases, “pues nadie puede garantizar su integridad”

Las y los profesores de la comuna añaden que “Hacemos un llamado a las autoridades de nuestra comuna a No invisibilizar el clima de alteración del orden y seguridad y, más aún: a no exponer a los trabajadores y sobre todo, a nuestros niños y niñas de Maipú”.

El comunicado concluye con un llamado a toda la comunidad para hacerse presente este lunes 28 a las 08:00 de la mañana en la Plaza de Maipú (Pajaritos con 5 de abril) a manifestarnos a través de cabildos abiertos en los que discutamos el tipo de educación que queremos para nuestros niños, niñas y jóvenes, organizar la semana con actividades de concientización y reflexión participativa con todos los entes sociales.