Docente gana demanda a Colegio Alba por despido injustificado y ahora deberán pagarle $6 millones: Le pedían que «no tuviera gestos de gay u homosexual»

Las noticias en tu mail



Te enviaremos -todos los fines de semana- un resumen con las noticias más importantes de la comuna. 

Tus datos están a salvo con nosotros, odiamos el spam igual que tu. Puedes leer nuestra política de privacidad.

 

Compartir

El Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago acogió la demanda de docente al Colegio Internacional Alba que acusa vulneración de derechos y discriminación en su despido. Ahora, el establecimiento educacional deberá pagarle una millonaria indemnización.

Tribunal de Justicia estableció que la Sociedad de Instrucción y Educación El Alba Limitada deberá pagar un total de $6.081.592, debido a «acreditados los indicios de la vulneración alegada (…) ha quedado demostrado que aquella decisión fue motivada en su vestimenta y comportamiento y participación activa en la conformación de un centro de alumnos, conductas que escapan a la facultad de mando del empleador”. 

«Estos no quedan entregados a su discrecionalidad ni pueden, en modo alguno, transgredir la dignidad de sus trabajadores, especialmente, según también quedó asentado, por su condición sexual y participación en la constitución de una organización sindical al interior del establecimiento», añadieron en el fallo.

Las acusaciones contra el docente

La situación ocurrió cuando el profesor estaba ingresando al colegio particular de Maipú para realizar sus clases de química. No obstante, según describe el fallo la jefa de UTP, la directora académica y el orientador le llamaron la atención por su forma de vestir y que debía cambiarla.

En ese momento al docente se le exige que se vistiera de una forma más masculina, ya que «pues su manera de vestir no era laadecuada y no se ajustaba al perfil del establecimiento, ya que no aceptaban que un profesor tuviera gestos de gay u homosexual».

Además, manifestaron que su vestimenta llamaba mucho la atención a los alumnos y de esta manera los podía «mal influenciar».

También, el orientador le habría dicho que «no querían fletitos que mal influencien a los niños, si no finges al menos ser macho te vamos a despedir». Ya que «sus gestos y forma de vestir se asemejaban o dejaban de manifiesto su orientación homosexual y que el colegio no estaba en condiciones de tolerar eso».

Finalmente, la directora académica le informó que no iban a renovar su contrato, debido a su participación en la fundación de un sindicato en el establecimiento y por ser homosexual.

Tal vez te interese leer: Municipio tras rechazo de recurso por extracción de áridos: «Lamentamos las decisiones de ambas Cortes»

Recomendamos