Ex periodista de Cathy Barriga: «cuando no entendía algo se enojaba y te quitaba el saludo»

Para bien o para mal Cathy Barriga Guerra, la mediática alcaldesa de Maipú tiene constantes apariciones en los medios de comunicación. Como la máxima autoridad política, dispone de varios equipos de comunicaciones. Existe uno que ve su relación con la prensa y otro que es de marketing de la alcaldía.

En La Voz de Maipú quisimos entender cómo funcionan sus brazos comunicacionales, los cuales, al igual que todos los equipos municipales donde ha puesto gente de su confianza, exhiben una alta tasa de rotación. ¿Cómo es trabajar en comunicaciones con Cathy Barriga al mando?

Pedro Orellana: Un buen tipo, pero sin experiencia

Pedro Orellana
Pedro Orellana

El primer equipo de comunicaciones estuvo “liderado” por Pedro Orellana. A este funcionario Barriga lo conoció mientras ella era Consejera Regional, pues Orellana trabajó en el Consejo como fotógrafo.

Animalista y descrito como un tipo bien intencionado, el comunicador audiovisual, explican periodistas que trabajaban con él, “no tiene competencias para ser jefe de comunicaciones. Y es que no cacha como es ese trabajo y siempre le pasaron por encima”. En un día normal Orellana entregaba las pautas del día, aunque algunos periodistas sostienen que, «a veces ni siquiera sabía lo que iba a pasar y mandaba al equipo a preguntar a otras áreas».

Un ex funcionario sostiene que «nunca dio lineamientos, pues tenía terror a que Barriga lo retara». Además «jamás entregó días compensados, aunque trabajaras 13 horas extras a la semana. No tomaba decisiones, ni actuaba como jefe. Las horas no las daba porque la alcaldesa se enojaba. Incluso los textos que escribían eran visados por Nicole Pérez, quien editaba las notas del equipo», explica.

Contratado como Coordinador Comunicaciones Alcaldía, ex funcionarios del departamento explican que “Pedro se limitaba a hacer los en vivo con el celular, cuando la alcaldesa andaba en terreno».

Su sueldo mensual a honorarios es de $2.467.688 por mes. En su descripción de funciones se lee: “Aplicar técnicas profesionales para generar guiones, realización, producción (edición y montaje) de instrumentos de comunicación audiovisual para la promoción de eventos, actividades e información para la comunidad”.

A Orellana, sostiene una fuente, le ofrecieron pasar a contrata. Es decir, disfrutar de los beneficios de tener un contrato y que se le pagaran imposiciones por salud y afp, sin embargo el no quiso, porque si aceptaba, iba a tener responsabilidad administrativa, y le daba terror tener que firmar, por ejemplo, alguna factura trucha», acusan.

Hoy en día Orellana ya no está en alcaldía. “Hubo una pérdida de confianza y lo enviaron a zoonosis municipal. Aunque nadie sabe bien qué hace ahora ahí”, dice un trabajador municipal.

Erik López: El reportero de Radio Bío Bío trabajó escondido con Barriga.

Erik López: El Reportero Judicial de Bío Bío, asesoró en las sombras a Barriga
Erik López: El Reportero Judicial de Bío Bío, asesoró en las sombras a Barriga

En medio de la investigación para este reportaje, recibimos un dato revelador. Varios ex trabajadores de comunicaciones sostuvieron que los lineamientos del equipo los entregaba el periodista Erik López.

Al instante nos recordamos que López había estado envuelto en una polémica relacionada con Maipú en septiembre de 2017. Todo estalló pues un vecino de la comuna, interpuso una queja ante el Consejo de Ética de los medios de comunicación, a raíz de la participación del periodista encargado de temas judiciales de Radio Bío Bío en dos sociedades comerciales.  La primera era con Carlos Fairlie, abogado que representó a Joaquín Lavín en el denominado «Caso de la Basura», donde López lo cubrió como reportero. En la otra sociedad denominada Grupo Gaudí, Proyectos de Comunicación Social Limitada, López aparecía con un 2% de participación. Esa sociedad tenía contratos vigentes con el municipio de Maipú.

El tema fue tratado por Radio Bío Bío, y fue Nibaldo F. Mosciatti, Jefe de Prensa de la Radio, quien lo defendió públicamente. «Erik ha cometido una doble imprudencia. Uno: a petición de dos amigos prestó su nombre para que se constituyeran dos sociedades que, por las actividades que realizan, pueden generar conflictos de interés con el trabajo de reportero judicial. Y dos: no haber informado a La Radio de esas sociedades, lo que de inmediato se le habría señalado como incompatible con su labor de periodista en nuestra emisora». dice la nota de la radio.

El comunicado firmado por Mosciatti sostiene que: «Ahora es el momento de hacer públicos todos los antecedentes que disponemos. Y señalar que –asumiendo que cometió una imprudencia- creemos en la versión de Erik López».

Sin embargo Mosciatti no sabía lo que su reportero judicial más importante no sólo había cometido una imprudencia. Al contrario, en esa fecha, e incluso después de este incidente, Erik López entregaba lineamientos en el equipo de comunicaciones de alcaldía en Maipú.

La Voz de Maipú tuvo acceso exclusivo a una serie de correos electrónicos y mensajes de un grupo de whatsapp, que dan cuenta del rol de Erik López en Maipú. Sin embargo, buscamos a López entre los honorarios del municipio y no aparece, por lo cual es menester señalar que no pudimos acreditar si los pagos por el servicio se hicieron por medio del Grupo Gaudí o alguna otra vía.

Enrique Gaete Soto: Un peso pesado de la UDI en comunicaciones

Foto por Sebastian Moreno, publicada en La Tercera
Foto por Sebastian Moreno, publicada en La Tercera

Además de López, el equipo de comunicaciones era direccionado por Enrique Gaete Soto, Secretario Comunal de la UDI en Concón y hasta hace algunas semanas Asesor Comunicacional en la Bancada de los Diputados UDI, donde Joaquín Lavín León, marido de Barriga, es miembro.

El trabajo de Gaete, quien hace unos días asumió como Jefe de Gabinete de Sebastián Moreno en la ANFP, era «mover las notas en CNN y La Segunda, donde tenía contactos. Además, a veces lograba sacar cosas en LUN». Sin embargo a Gaete no lo detectamos por transparencia, así que al igual que Erik López, es imposible rastrear cómo le pagaban el dinero.

Equipos con alta rotación

“No es fácil trabajar con Barriga”, dice de entrada un periodista que integró el equipo de la alcaldesa. De hecho, el periódico que editaba el municipio, llamado “Maipú Renace”, no ha vuelto a aparecer desde su última edición, en septiembre de 2017.

“A mi me pidió preparar el relanzamiento del periódico. Pero nunca lo hizo”, comenta el periodista de iniciales F.G, quien nos cuenta su historia de trabajo con la alcaldesa.

“Ella me encomendó la labor de relanzar el diario. Tengo un ejemplar que prueba lo que digo”, dice F.G.

El periodista cuenta que “hay muchas cosas que no comparto de Barriga. Yo soy profesional independiente de mi color político. Yo hago la pega”, señala.

Y es que F.G comenzó a trabajar en Maipú el 5 de abril de 2018, hasta el 25 de julio de ese año. “A mi me despidió Andrea Díaz por orden de Japaz. El argumento fue que habían realizado un sorteo entre Nicole Perez y F.G y decidieron que iban a funcionar sólo con un periodista por ende el puesto dejaba de existir. Ante este hecho le pedí explicaciones en dependencias de Fuerza de Mujer (a Barriga) en ese instante estaba Luis Japaz y me agredió verbalmente sacándome del lugar con los deltas de Barriga. Ante este hecho la esperé en la calle y me dijo textual «Quédese tranquilo Francisco». Posteriormente el 2 de agosto contrata a Camila Cornejo y esta ocupa mi puesto; algo inexplicable y yo fui recontratado y enviado a DIDECO hasta el 15 de enero cuando me despide nuevamente por sólo realizar mis funciones y no ser como el resto que le aplaudía todo lo que hacia”, explica.

– ¿Cómo funciona Barriga respecto a su equipo de comunicaciones?

– Conmigo no tenía dos personalidades. Cuando estaba sola podías entablar una conversación comunicacionalmente. Sin embargo, cuando no entendía algo se enojaba y te quitaba el saludo o no te respondía mensajes. Cuando estaba con Japaz él era el que llevaba la conversación y hablaba por ella. Como comunicaciones no recibíamos directrices de como funcionar.

En la práctica Pedro Orellana era el jefe. Pero no tenía experiencia ¿cómo lograba funcionar el equipo de comunicaciones?

Pedro no tenía idea. Cuando le pedíamos que visara las notas antes de subirlas a la web pedía expresamente que le agregáramos siempre algo alusivo a Barriga. Orellana en las actividades sólo grababa con el celular cuando salía Barriga y nada más.

– Si había un jefe que no entendía el trabajo. ¿Quién daba los lineamientos?

– Teníamos asesoramiento de Erik López y Enrique Gaete. Aunque Erik dio los lineamientos hasta agosto.

¿Por qué hasta agosto?

– Porque después Barriga no lo quería ver. Porque Japaz le metió cosas en la cabeza. Eso nos dijo Erik López.

– ¿Y qué hacía Enrique Gaete?

– Gaete es amigo del diputado Lavín y militante UDI. Su misión era mover noticias en medios de comunicación y de cierta forma entregaba directrices.

– ¿En qué medio movía noticias Gaete?

– En la Segunda, CNN y en Las últimas noticias, a veces.

– Me mencionaste que Barriga a veces se enojaba. ¿Cómo te dabas cuenta de ello?

– Podía estar lleno de funcionarios en una actividad y lógicamente si entraba a dicho evento tenias que saludarla. Ella saludaba al resto y ti te quitaba la mirada y seguía de largo. Te miraba con cara de desprecio. Entonces tu no sabías si habías hecho algo, o si te iban a echar, o sancionar. Esa era su manera. Yo muchas veces sufrí ese trato

– ¿Qué cosas hacen enojar a Cathy Barriga?

– Le gustaba que la alabaran su imagen. Si no eras entre comillas lame botas las penas del infierno caían sobre ti. Si no hacías las cosas como ella quería se molestaba. Hay muchos que no estaban de acuerdo con su proceder, pero hacían las cosas por temor a perder su trabajo. Cuando fui enviado a Eventos Alcaldía perteneciente a DIDECO ella me asignó la labor de realizar los libretos de las actividades. Yo obviamente los hacía y colocaba datos para completar la información de la actividad. Sin embargo, ella se enojaba porque no le interesaba eso. A lo que me pidió que indicara en cada libreto que gracias a ella y a la gestión por ejemplo, El IRA Móvil y Médico a Domicilio llega a la población. Porque ella se preocupa de la gente, situación que sabemos que no es así. Entonces en cada libreto había que indicar que ella era gestora.

– ¿Nunca la enfrentaste por esa situación?

– Muchas veces discutí con ella por este hecho, ya que comunicacionalmente eso no es un libreto. Pero ella amenazaba con quitarme el trabajo.

¿Te amenazaba directamente?

– No directamente. Por terceras personas me llegaban comentarios. Por ejemplo, de Francisco Parra, Karen Díaz o Evelyn Pino que eran cercanos a ella. Ellos decían ojo que la alcaldesa le gusta así y no hay más o te pueden echar

Camila Cornejo: La nueva encargada de comunicaciones

Camila Cornejo, actual encargada de comunicaciones.
Camila Cornejo, actual encargada de comunicaciones.

Tras la salida de González, llegó al Municipio la periodista Camila Cornejo quien fue notera del programa de Hola Chile y Mujeres Primero. Testigos de la llegada de Cornejo sostienen que «tiene mucha cercanía con Barriga, pues suele darle la razón en todo. Entonces cumple con el perfil, que es hacer las cosas, sin preguntar demasiado».

Y es que la periodista habría conocido a Barriga, cuando la segunda participaba del Reality La Granja Vip. Cornejo selló su ingreso a alcaldía. «Pedro Orellana y Nicole Pérez comenzaron a ser dejados de lado. No eran convocados a las pautas. Y se inventó que se estaban filtrando fotos feas de Barriga a los medios. Ese rumor nace de Cornejo y su pareja, el fotógrafo de alcaldía Luis Arenas».

Incluso acusaron a Marco Llanos, funcionario de planta y fotógrafo por años del municipio, de ser quien filtraba las fotos. «Un día Japaz llegó enchuchado y dijo que a Marco Llanos se lo iba a cagar. Sin embargo no podían, pues Marco es funcionario de planta. Así que Pedro le tuvo que avisar que se iba a labores administrativas por pérdida de confianza».

A juicio del funcionario, Cornejo enrareció todo el ambiente. Además revela un dato clave: Cornejo y Japaz se llevaron bien, pues Camila Cornejo es de ultra derecha. Ella era polola de Sebastián Izquierdo, el youtuber que se hizo famoso por vender poleras mofándose de los detenidos desaparecidos«:

Cornejo en su corto paso por Maipú no sólo ha ganado la confianza de Barriga, sino que ha visto incrementado su salario. Contratada el 1 de agosto de 2018 por $1.000.000 líquidos al mes en mayo de 2019, el sueldo subió a $1.800.000 mensuales.

La periodista protagonizó además, algunos problemas con los concejales, toda vez que se ubica detrás de ellos en los concejos y graba sus intervenciones. Luego, esos videos han terminado en cuentas falsas en facebook, con los dichos sacados de contexto, lo que demostraría la vinculación municipal con cuentas anónimas, que buscan desprestigiar a los opositores a la alcaldesa.

Camila Cornejo habría tenido problemas con todo su equipo al interior de comunicaciones. Ex trabajadores acusan que hacía un trabajo individual, bajaba a sus compañeros de las pautas y no entregaba la información al equipo. De esta manera la ex periodista de farándula «se transformó en la jefa máxima del segundo piso, amenazando en nombre de Barriga, que si algo no se hacía , ella te acusaría a la alcaldesa o esta se podía enojar«.

¿Qué pide Barriga a sus periodistas?

Un ex periodista del municipio comenta que «Ella (Barriga) siempre dice cuando está en confianza que ella no evalúa a las personas por sus capacidades profesionales, sino que por la lealtad. Pero esa lealtad ella la entiende como un fanatismo hacía su persona. Y si alguien no es fanático, pero hace su pega. A Barriga no le sirve. Ella es enferma de narcisa. Y Camila se adaptaba a ese perfil de fanática, que insultaba a los concejales, y se agarró a gritos con Marcela Silva. Es una persona que le grita a los medios y tapa micrófonos. Es más una guardaespaldas que una periodista. De hecho si a algún equipo municipal le falta algo, Cornejo acusa en vez de ayudar a sus compañeros. Es los ojos y oídos de Barriga»

Despidos a domicilio y la desintegración de un equipo

Luis Saavedra, otrora periodista del Municipio (uno de los que más sabía), tampoco llegó al final. Pérdida de confianza fue la acusación que pesó sobre él. Lo enviaron a SMAPA, desde donde se fue a trabajar a medios nacionales.

A Nicole Pérez, periodista municipal, Camila Cornejo la fue apartando del camino. Un ex reportero sostiene que «Entre Camila y Luis Arenas nacen rumores que llevan a Barriga a perder la confianza de su equipo». De hecho Pérez, sostiene una fuente, se fracturó un pie para una actividad municipal, por lo cual se fue con licencia médica. Era un día sábado y el lunes ella debía regresar a su trabajo, pero funcionarios municipales se presentaron, ante el estupor de la profesional y el miedo de su hija pequeña, con el fin de notificarla del despido, en minutos que seguía con licencia. De hecho a la periodista no se le permitió entrar a su oficina a buscar sus cosas, y tuvo que pedir ayuda a sus ex compañeros de labores.

Luego de Nicole Pérez, Barriga perdió la confianza en Pedro Orellana. Sin embargo al audiovisual no lo despidieron, sino que lo movieron a zoonosis.

Finalmente, nos cuenta un ex trabajador «en Maipú quedó con una sola periodista, que no realiza gestión de prensa, que no escribe notas y que junto a su pareja se dedican a adular a la alcaldesa».

 

loading...