La comuna de Maipú tiene la alcaldesa que se merece

El título de esta editorial parece tramposo, ¿qué quiere decir esta frase robada del primer ministro inglés Winston Churchill?

Churchill no era un hombre de palabras suaves ni palmaditas en el hombro. Era un hombre frontal, pero sobre todo práctico. 

El mensaje es claro:  los alcaldes son elegidos por la votación de la gente.

Usted dirá: pero eso es obvio. Nosotros le respondemos: a veces las cosas más obvias son las más difíciles de ver.

A La Voz de Maipú llegan semanalmente decenas de mensajes, denuncias, datos, reclamos. Un tema que se repite es lo difícil que es obtener una cita con la alcaldesa.

Entendemos la frustración de los vecinos,  y nos parece positivo que mucha gente quiera hablar con la alcaldesa, pero ¿es posible que el alcalde de comuna con 500.000 habitantes los pueda recibir a todos?

Por eso es “obvio” que  hayan funcionarios competentes, en quienes el alcalde pueda confiar. Algo que a nuestra alcaldesa le cuesta hacer y cuando lo hace no siempre apunta a los mejores.

Existe una probabilidad de que muchas de las cosas que se hacen mal tengan que ver este tipo de personajes, los intermediarios.  Gente que por “agradar al jefe” no son capaces de decir cuando algo se hace mal.

Gente que está dispuesta a aceptar trabajos que no saben hacer.  Nombres como Francisco Parra, Coordinador de Organizaciones Comunales. 

Nos permitimos mencionar su nombre a raíz del reportaje que hicimos al desalojo de la Unión  Comunal Nº2, donde se observa a un coordinador de un área tan importante dedicado a desalojar dirigentes en vez de “traer” más dirigentes a la sede. 

Una persona competente en ese cargo habría asesorado como corresponde a la alcaldesa, advirtiéndole que el desalojo de una sede comunal con 20 años de historia no es la mejor forma de resolver un problema. 

Una persona competente pone su experiencia y conocimientos al servicio del gobierno comunal. Una persona incompetente, como Parra, hace lo que le dicen sin pensar.

Lo mismo podría decirse del departamento jurídico, que no supo evaluar adecuadamente la vía legal en el juicio que perdieron.  Por si fuera poco, en este momento existe un recurso de amparo en contra de la Municipalidad de Maipú. ¿Quién se hace cargo del condoro que un vecino recurra ante la Corte por la privación de una garantía constitucional? ¿Y si ganan? ¿Cuál es el precio de tener una municipalidad que priva de derechos fundamentales?

¿Habrá alguien en ese equipo que haya leído la Constitución?

Queremos ser muy honestos: hay vecinos que tienen mucho afecto por la alcaldesa. Encuentran que Cathy Barriga le ha entregado cosas que antes no tuvieron, como una pista de patinaje o juegos inflables para niños, talleres de emprendimiento para mujeres, etc. 

Desde La Voz respetamos la opinión de estos vecinos, despectivamente llamados “Cathy Lovers”.   

Hacemos una GRAN diferencia entre estos vecinos y funcionarios aduladores que están dispuestos a todo con tal de conservar un puesto de trabajo. 

Porque es necesario decirlo fuerte y claro: hay funcionarios en la Municipalidad de Maipú que por conservar “una peguita” están dispuestos traspasar todos los límites éticos de sus funciones.

Con tal de cobrar a fin de mes son capaces de hacer lo que le pida. 

Como el colega periodista que por dos millones de pesos está dispuesto a vender sus 5 años de estudios y una carrera profesional para convertirse en un MEME.

Aplique el mismo criterio a departamentos mucho más importantes como educación y entenderá el por qué de muchas cosas.

103.129 votos

En Maipú votaron en la última elección 103.129 vecinos,

Nos dirigimos a los 35 343 vecinos que votaron por Barriga y les preguntamos con cariño: ¿en qué estaban pensando?  Lanzamos la misma pregunta a los 30 625 vecinos que votaron por Vittori.

Los invitamos a evaluar las consecuencias de votar por uno u otro candidato, o simplemente no votar.

Nuestro llamado como medio es a activarse, a participar de las reuniones de sus juntas de vecinos, a regar el pasto de su jardín, reciclar, cuidar la casa del vecino, apropiarse de los espacios públicos y –sobre todo– informarse.

En una palabra: ejercer plenamente su ciudadanía.

Independiente de su votación, en La Voz de Maipú encontrarán un aliado para todos estos objetivos.

Enlaces relacionados:
Conspira con nosotros 

Acerca del autor

El equipo editorial de La Voz, atento al acontecer local y nacional. Contamos lo que pasa como lo vemos desde la otra esquina de la ciudad. El EDITOR LVDM está siempre atento.