Mercado Municipal de Maipú en duelo por el sensible fallecimiento de dos locatarias fundadoras

Constanza Reveco Montero
Constanza Reveco Montero
Periodista UC. Siempre busco hacer periodismo desde el territorio, en conexión con la comunidad y la realidad. Disfruto contar historias que revelan, visibilizan y fiscalizan. Amante de los animales y la comida.

El Mercado Municipal de Maipú se encuentra en duelo por estos días debido al sensible fallecimiento de dos locatarias fundadoras, Guillermina Rosa y Edith Moroso.

Guillermina, por una parte, era conocida por vender «las flores más lindas del mercado», y la apodaban «La Mami». Según su familia, «deja hermosos recuerdos por su forma de ser tan luchadora, desafiante, piadosa y risueña con quienes lograban llegar a ella».

Siendo una de las locatarias históricas del mercado, Guillermina «siempre dijo que era un alma libre y vivió bajo sus propias normas ayudando a cuanta persona se encontraba o enfrentando de la manera más directa a quien la trataba de pasar a llevar».

Guillermina murió el pasado 15 de agosto, mismo día en que falleció Edith Moroso.

La señora Edith, o «La Weli», como le decían otros locatarios, llegó a ocupar un puesto el 16 de junio del 1976, día en que se fundó el Mercado Municipal de Maipú.

Desde entonces, siempre destacó por ser una mujer trabajadora y pionera en algunos temas de liderazgo femenino dentro del mercado, donde se dedicaba a vender frutas y verduras.

Y es que, además de ser fundadora del mercado, fue parte del primer directorio de la asociación gremial y participó en el primer departamento femenino del mercado, cosa que para la época era algo bastante novedoso.

Desde su fallecimiento, se le ha homenajeado en el mercado decorando su puesto con distintas flores, esas flores que tanto le gustaban a ella.

mercado municipal en duelo

Algunos locatarios que compartieron con ella durante sus años de trabajo aseguran que siempre se destacó por ser una madre trabajadora y amistosa.

«Ella se sentía orgullosa de haber criado a sus hijos en el local, a nosotros nos consta, porque era así…. ahora hay jardín infantil, pero en esa época no, y ella los crió acá», relató Ricardo, uno de los locatarios.

El hombre añadió que «era muy humana, muy generosa, bien activa, trabajó hasta que pudo y su hija después se hizo cargo, la recordamos como una persona sensible y pionera».

Otra locataria, vecina de puesto, recuerda a «La Weli» como una «buena persona, solidaria, querida por todos aquí, yo la encontraba maravillosa, a pesar de su edad ella en pandemia venía igual, superó varias operaciones que tuvo».

Lee también: Comerciantes retoman protestas en Plaza de Maipú en contra del Municipio: «No hemos podido hablar con el alcalde»

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Recién publicado