No podemos permitir que nos hablen del cuidado del agua cuando escasea la inversión en las filtraciones

En estos días hemos visto como a nivel nacional el agua se toma la agenda, esto como algunas de las consecuencias del cambio climático y las mega sequías presentes en el territorio nacional.

A nivel local, parece interesante colocar en el debate a Maipú y Smapa, después de todo resulta ser un fenómeno único en Chile al ser la única sanitaria pública, y a su vez Chile es el único país en el mundo en tener el agua privatizada, ¿extraño no?.

La polémica desatada por la denuncia de la Diputada Claudia Mix en Contraloría, para solicitar un pronunciamiento sobre el uso de las dependencias de la copa de agua para la grabación del matinal «Renace tu mañana» deja entrever otros puntos importantes, más allá si se hace o no un matinal, nos importa que esto no genere un impacto negativo en el servicio que presta en la comunidad, pero más importante aún como cuidamos el agua, y como resguardamos la única sanitaria pública de Chile, la cual nos pertenece.

En contraste identificamos que en nuestro país tenemos localidades que no cuentan con este recurso, que por naturaleza debería pertenecernos, esto también en un contexto en que la minería y las grandes empresas han explotado este recurso para beneficiar sus producciones, mermando el acceso del agua a las comunidades y siendo limitado su uso a través de camiones aljibes que proporcionan el abastecimiento en días específicos.

La situación hídrica en Chile es preocupante, conocido es el caso de Petorca u otras comunas de la Región Metropolitana como Til Til, donde se ha vivido en carne propia la bestialidad con la que la elite político empresarial ha cedido el agua, arrebatandoselas a las comunidades, a pesar de que el agua es considerada desde el año 2010, como un derecho humano por la Asamblea General de las Naciones Unida. 

A nivel internacional cabe mencionar además que estamos próximos a tener en nuestro país la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP 25), en donde se abordarán temáticas en relación al medio ambiente y cambio climático, esto para generar criterios de cumplimientos de las resoluciones de las cumbres anteriores que deberían ya aplicarse en el año 2020, todo lo anterior para generar acciones conjuntas entre los países participantes, para enfrentar los desafíos del cambio climático. Es importante recordar que estos acuerdos no son obligatorios, ni se superponen con las legislaciones de los países partícipes, son más bien voluntarios. 

Esta instancia internacional pareciera ser una oportunidad para el futuro hídrico de nuestro país ya que según datos de un estudio realizado por «Transición Hídrica: El futuro del agua en Chile» de la Fundación Chile, indican que el riesgo hídrico y la brecha existente entre la demanda y la disponibilidad de este recurso tiene que ver con múltiples factores, en donde la gestión hídrica y la gobernanza tiene un 44% de responsabilidad a la hora de identificar las causas (datos obtenidos después de analizar las principales cuencas hidrográficas de Chile), de aquí se desgloza otro punto importante: que las autoridades e instituciones se involucren en este tema, y en los futuros planes de acción para mitigar los efectos de cambio climático  y el mal uso del agua. 

 Consideramos primordial que nuestras autoridades tomen con responsabilidad la administración de SMAPA y el resguardo de esta, además de promover el buen uso del agua. 

En un contexto que amerita responsabilidad en el uso de los recursos naturales, no podemos permitir que se nos hable del cuidado del agua cuando escasea la inversión en la reparación de las miles de filtraciones que hay actualmente en nuestra comuna, menos aún considerando la grave situación de estrés hídrico de nuestro país, que grafica el informe de World Resources Insitute (WRI) donde se nos ubica en el lugar 18° en los países con mayor riesgo hídrico en el mundo. No podemos darnos el lujo de que el agua sea desperdiciada por falta de gestión cuando hay localidades que no cuentan con este vital recurso. 

Es importante que esta administración y las siguientes se comprometan a defender con gestión a SMAPA, no basta con decir que nos importa el agua y que tenemos un museo del agua en una copa, si al salir a las calles nos encontramos con filtraciones y acumulaciones de agua que no dejan de correr por nuestra comuna. 

Reafirmamos nuestro compromiso con la defensa de la única sanitaria pública de nuestro país, la cual debe estar al servicio de nuestras vecinas y vecinos por lo tanto resulta imprescindible que sea resguardada para la comunidad Maipucina y para nuestras comunas vecinas. Queda preguntar, ¿es realmente una prioridad para el municipio la gestión hídrica de nuestro territorio, entendiendo que el escenario medioambiental forzosamente lo requiere? para la defensa y el cuidado del agua se requiere voluntad.

 

Bárbara Pizarro

Secretaria Ejecutiva Comunes Maipú