Opinión: Herman Silva, el hombre de antaño

En el ambiente político comunal el clima está enrarecido. Tras una aparente calma, el caso de presunta corrupción que la fiscalía investiga en Maipú, hace que políticos de todos los sectores muevan sus piezas, simulen escenarios futuros y se cuiden. La sesión de la Comisión de Finanzas Municipal, dirigida por el Concejal Abraham Donoso, pasa por momentos complicados. Da la sensación que algunos no quisieran sesionar.

Pero más allá de eso, en la DC comunal muchos apuestan por la caída del Alcalde Vittori y comienzan a hablar del sucesor. Sin embargo el tema se hace complicado, toda vez que algunos vislumbran la eventual destitución de, al menos, un par de concejales. Sin embargo, en medio de toda la hecatombe, el nombre de Herman Silva, suena como una carta de reemplazo.

Si nos ceñimos a las credenciales de Herman Silva, no habría mucho que objetar. Alcalde desde 1993 a 1996 y luego desde el 1996 al 2000. Desde esa fecha, ha sido concejal por Maipú, con las más altas mayorías. Es decir, tiene experiencia municipal y buena performance electoral.

Sin embargo el problema pareciera ser otro. Herman Silva tiene 84 años y, todo parece indicar, se quedó anclado a un pasado (siempre mejor, dicen) remoto, que poco tiene que ver con el hoy día. No maneja redes sociales, no entiende los paradigmas de la sociedad actual y en sus discursos, ha dejado entrever los problemas, lagunas y vacíos propios de un hombre de su edad.

Sin ir más lejos, en uno de los últimos concejos municipales, gastó tiempo en discursear sobre los exámenes a la próstata, su tiempo como Alcalde, y el tamaño de los dedos de quienes practican el examen. ¿Le queda claro, no?.

Por ello, creo que se equivocan quienes pregonan que Herman Silva debe sustituir a Christian Vittori. Más aún cuando este último aún no enfrenta un proceso judicial y ni siquiera ha sido formalizado. O se equivocan o pretenden, sin decirlo, manejar a su antojo a un ex Alcalde que dejó un gusto dulce en la boca de muchos, pero que tuvo actitudes (relacionadas con género), que hoy serían un escándalo en todos los medios de comunicación a nivel nacional. Es decir, pretenden apagar un incendio con fuego.