Alcaldesa remueve a su directora jurídica y será reemplazada por Elizabeth Olguín

Las noticias en tu mail



Te enviaremos -todos los fines de semana- un resumen con las noticias más importantes de la comuna. 

Tus datos están a salvo con nosotros, odiamos el spam igual que tu. Puedes leer nuestra política de privacidad.

 

Compartir

Durante la jornada de este viernes se ha confirmado la salida de la actual directora jurídica de la Municipalidad de Maipú, Carolina Sarquis, quien había asumido el cargo en octubre de 2020 luego de que Jan Aeschlimann fuera despedido por la Alcaldesa Cathy Barriga.

Leer también: Que pase el siguiente: Alcaldesa Barriga vuelve a cambiar a Director Jurídico del Municipio

Aún no se tiene mayores antecedentes de las razones detrás de la decisión, pero Sarquis llevaba diversos episodios siendo cuestionada por su conocimiento y desempeño en materias municipales.

En su reemplazo, la edil pondrá a Elizabeth Olguín Ríos, quien llegó al Municipio desde 2017 apoyando la representación de la entidad edilicia ante las decenas de demandas laborales en el marco del caso de «funcionarios fantasmas», y hasta ahora figuraba como la encargada de sumarios.

Durante 2020, Olguín fue denuncia ante la Contraloría debido a su participación en la defensa de civiles que denunciaron a la Corporación Municipal de Renca, por lo cual habría recibido pagos que ascienden a los $800 millones, faltando así a la Ley N° 18.883 del Estatuto Administrativo que señala lo siguiente en su artículo 82:

El funcionario estará afecto a las siguientes prohibiciones: c) Actuar en juicio ejerciendo acciones civiles en contra de los intereses del Estado o de las instituciones que de él formen parte.

Sumado a eso, la funcionaria habría asistido en el mismo contexto a una audiencia presencial con fecha 10 de enero de 2020 en pleno horario en que le correspondía ejercer sus labores en el Municipio, hecho constatado tanto en un documento como en un audio disponible en el Poder Judicial (clic aquí para ver el documento).

A pesar de las evidentes faltas a la norma, la Municipalidad habría respondido ante la CGR en total defensa de la abogada, negando absolutamente que la funcionaria hubiese ocupado parte de su horario laboral para fines particulares, tal como se le acusa.

Recomendamos