,

Dirigentes tras reanudación de obras del IX CESFAM: «Vemos que de repente se quiere presentar como un favor y es un tema de derecho»

/

cesfam

Hace algunos días se reanudó oficialmente la construcción del «IX Cesfam de Maipú«, ubicado en la Villa El Abrazo, rebautizado por los vecinos como «Cesfam Doctor Salvador Allende Gossens».

Cabe recordar que el centro médico llevaba más de un año con sus obras paralizadas debido al abandono por insolvencia de parte de la empresa constructora que estuvo a cargo en primera instancia.

A pesar de la buena noticia, varios de los dirigentes del sector plantearon inquietudes al respecto, siendo la primera de estas relacionada con el nombre del centro.

Jimena González, una de las coordinadoras del Operativo Médico Doctor Salvador Allende y presidenta de la junta de vecinos Justicia y Esperanza, inició su discurso el día del anuncio señalando: «El Cesfam, para ustedes noveno, para nosotras y nosotros, el Cesfam Salvador Allende».

«Nuestra organización lleva el nombre de Salvador Allende en homenaje a este gran luchador social, consecuente en el decir y consecuente en el hacer, comprometido con su pueblo, sobre todo con el sistema de salud», explicando que de ahí la idea de bautizar el centro médico con ese nombre.

Asimismo, agregó: «Nosotros vemos que de repente se quiere presentar como casi un favor de parte de la municipalidad y del Servicio de Salud Metropolitano Central y es un tema derecho».

Lorenzo Sepúlveda Molina, otro de los dirigentes vecinales, insistió en la importancia de no olvidar que el comienzo de este proyecto que nació hace 15 años fue «a partir de una situación muy puntual que nos pasó a nosotros como familia, la pérdida de nuestro hijo menor por un accidente que sufrimos, y desde el dolor y la rabia, surge la posibilidad de pensar en otros, en niños, gente de la tercera edad y de ahí empezamos a dar la pelea para soñar con un Cesfam en el sector».

En el mismo sentido, relevó la importancia de la presencia de este Cesfam, que es necesario para suplir las carencias que viven los vecinos del sector. «El estado tiene que saber ponerse los pantalones respecto de esto, no es dejar de construir una botillería, es un centro de salud comunitario, para atender por lo menos 25 o 30 mil familias de un sector, es fundamental», agregó el vecino.

Otro tema importante para los dirigentes vecinales del sector, es que la implementación de este Cesfam. «Queremos que este centro de salud sea de salud comunitaria, proyecto comunitario real, conformado por profesionales del área de la salud que vivan en el sector, trabajadores y pobladores. Darle una identidad de barrio para darle una atención digna a la persona», señalaron en esa línea.

«Tenemos mucha experiencia a través de un operativo médico llamado Doctor Salvador Allende, en el cual hace rato hemos venido haciendo un trabajo en las comunidades», comentó Lorenzo al respecto, agregando que incluso trabajan fuera de la comuna.


Síguenos en:
Suscríbete en:
«
»