La Quebrada de la Plata y la Destrucción de las Mineras

DSC_5909

Pedro Lazo fue el primero en levantar la voz. El ex candidato a Concejal por Maipú enarboló la bandera en la defensa de la Quebrada de la Plata. Un lugar desconocido por muchos, enclavado en el sector de la Rinconada de Maipú

El lugar está en un fundo administrado por la Universidad de Chile y hasta ahí, llegaron compañías mineras, realizando sondajes y destruyendo el sector. Se avalan en la ley minera imperante en nuestro país, la cual dice que uno es dueño del suelo, pero el subsuelo es propiedad del Estado y éste puede dar permisos para que sea explotado. Eso es lo que pasa en la Quebrada de la Plata.

El día de ayer visitamos el lugar, invitados por el Municipio de Maipú. El Alcalde Christian Vittori subió por más de 45 minutos el cerro para llegar hasta el lugar donde las mineras arrasan todo a su paso, usando maquinaria pesada. Lo acompañaron los concejales Abraham Donoso (DC) y Ariel Ramos (PC), además de directores municipales y Patricio Chandía, que nadie sabe bien a qué fue.

Un tractor y una camioneta municipal no pudieron llegar al plano. La minera atravesó un camión de más de 5 toneladas en el camino. Arriba, era el mundo al revés. El encargado de la faena, junto a un minero de ciudad, esperaban a la comitiva con cámaras de fotos grabando videos. Comentaban “miren como el Alcalde trae gente sin casco”. Hacían una especie de denuncia en contra de aquellos, que ayer les iban a clausurar.

Nadie de la faena entregaba su nombre y el minero que todo lo grababa, a ratos era insolente con la comitiva. Se enojó sobremanera cuando este reportero le dijo “¿Usted es un minero de ciudad que hace un programa?” no tenía sentido del humor el hombre.

Vittori clausuró la faena amparado en la ley de rentas municipales, que dice que toda actividad comercial debe contar con patente municipal. Se hicieron excavaciones por parte de personal municipal y se cruzaron cadenas. Todos sabían que los mineros, apenas la comitiva se fuera, las iban a sacar.

La Quebrada de la Plata está triste. Es un ecosistema único en la región metropolitana y está lleno de especies difíciles de encontrar en otros lados. Las mineras la tienen herida de muerte: abierta en busca de cobre de mala calidad, pero que es refinado y luego vendido. Total el mercado con sus precios por las nubes, da para todo.

Chile Limitada, es el nombre de la empresa de capital español que está mostrando la peor cara de la minería. Nadie puede negar el aporte a la economía que hace la actividad a lo largo del país. Sin embargo hay diversos tipos de empresas. Algunas, reconocen que la actividad es perjudicial para el medioambiente y realizan obras de mitigación. Otras, como en este caso, son capaces de destruir un santuario de la naturaleza con tal de ganar unos cuantos millones de dólares.

La lucha de Pedro Lazo continúa y ayer –inteligentemente- acompañó al alcalde y su comitiva. Otras organizaciones que sólo buscan meter bulla vía marchas, reclamaron porque el Alcalde fue a cerrar la obra. Pareciera ser, que les duele no ser ellos los que lleven la batuta. Se equivocan y pierden el sentido que, se supone, les mueve.

Hoy, jueves 11 de abril a las 17:50 hrs llegan información que al Administrador del Fundo: Marcelo Orellana habría sido agredido por los mineros, quienes habrían vuelto a sus labores a pesar de la clausura del Municipio. También comentan que dos integrantes del Movimiento encabezado por Pedro Lazo habrían sido agredidos. Incluso se está hablando de un desaparecido.

Es triste lo que pasa en la Quebrada y de pronto se siente impotencia al no encontrar las palabras para describir lo que allá sucede. Dicen que el dinero todo lo puede y la actitud de ese grupo de chilenos, trabajadores la mayoría de ellos, es para avergonzarse. Nada les importa y el cururo, el degú y hasta zorros culpeos huyen despavoridos. La quebrada está quebrada por la minería y es menester que cada maipucino la defienda y también que la Universidad de Chile permita las visitas. Sólo así habrá conciencia que lo que ahí acaece no es sólo un negocio; es también un crimen

[nggallery id=106]

loading...