A los vecinos de Maipú sobre la situación del Campamento Vicente Reyes

El siguiente escrito se confeccionó para ser presentado en la reunión del concejo comunal del pasado jueves 6 de junio y que, lamentablemente, fue suspendido a las 10:15, sin aviso previo a quienes expondrían, ni tampoco a la directiva del campamento, con quienes habíamos solicitado el espacio para compartir nuestra inquietud con los concejales y la alcaldesa; pero esto no fue posible debido a la falta de quórum: de los concejales sólo estaban presentes 4 y la alcaldesa tampoco se encontraba.

La misiva fue elaborada por un grupo de vecinos que se encuentra trabajando en el Campamento Vicente Reyes y, ante diversos inconvenientes, donde se ha visto involucrada la municipalidad, se buscó el espacio para hacer llegar diversas inquietudes por parte de quienes viven en el campamento a las autoridades a cargo tanto de fiscalizar la gestión del municipio como a quien gobierna la comuna.

 

Estimados/as del honorable del Concejo Municipal, aprovechando esta instancia que se nos entrega a los vecinos de la comuna, hacemos llegar los siguientes antecedentes que han ocurrido en el Campamento conocido como Vicente Reyes ubicado en nuestra comuna.

Desde agosto del 2018, un grupo de Humanistas de Maipú, hemos apoyado a los vecinos instalados en el campamento, ubicado frente a camino a Melipilla (antigua estación de trenes), y como es de público conocimiento de los miembros del Concejo que conocen el Campamento, este se encuentra constituido preferentemente por vecinos migrantes, particularidad declarada por la organización “Un techo para Chile” en su catastro de campamentos a nivel nacional, como el primer campamento en Santiago constituido preferentemente por migrantes, que desde hace dos años se han ido instalado con sus familias en dependencias que no cuentan con las condiciones mínimas para poder subsistir.

Una de las primeras urgencias que solicitan nuestros vecinos del Campamento, fue la posibilidad de abastecer de agua a una comunidad que esta conformada de 60 familias, compuestas por 100 adultos y 25 niños donde la cantidad de niños ha aumentado considerablemente a la fecha. En esta petición, en primera instancia, se solicitó tanto a la Oficina de Migración como la de Vivienda, la posibilidad de enfrentar como municipio estas dificultades, dependencias de las cuales, recibimos una negativa rotunda para que los niños accediesen a este bien vital. Y considerando que el agua en nuestra comuna es de propiedad pública y municipal, por ende, de todos los maipucinos, independiente su situación socioeconómica y origen nacional.

A lo largo de distintas gestiones realizadas ante el Municipio, a través de los organismos que atienden las necesidades de las Organizaciones Migrantes y Sociales, su actitud ha sido abiertamente hostil y discriminatoria, promoviendo indirectamente la degradación de cualquier ser humano que busca una mejor vida para sí. Desde un comienzo el municipio alegó que no puede entregar ningún tipo de ayuda a los campamentos de la comuna, debido a que éstos no se encuentran en terrenos Municipales. Meses transcurridos del trabajo mancomunado con los vecinos, llegan funcionarios Municipales a notificar sin ningún documento válido alguno, lo cual solicita la ley, alegando cumplir con una solicitud por oficio desde la Subsecretaria de Transportes, la cual difunden a través una orden verbal sobre desalojo, leyeron bien, verbal. Situación inédita en la legislación chilena donde funcionarios del Departamento de Migración, Vivienda y área Jurídica van de manera mancomunada para amedrentar a los vecinos del campamento, planteándoles que deben irse a la brevedad del terreno ya que sus dueños originales (Ministerio de Transporte) lo están requiriendo.

En el proceso de apoyo a la comunidad, conseguimos una entrevista con el subsecretario de transporte y la intendencia metropolitana, con la finalidad de detener el proceso de desalojo, quienes, a diferencia de los funcionarios municipales, mostraron una gran disposición a detenerlo y tomar medidas concretas para salvaguardar la seguridad de las familias que habitan en el campamento. En el contexto del desalojo, los vecinos en su legítimo derecho de proyectar su residencia en el país, comienzan a organizarse para armar un Comité de Vivienda, proceso que transcurrió exitoso, hasta llegar a la instancia legal de pedir un ministro de fe en el Municipio. Dicha instancia legal, la Municipalidad conscientemente, por medio de las áreas mencionadas, ha dilatado aquel proceso desde el año pasado, imposibilitando el hecho de que los vecinos se constituyan legalmente y puedan articular sus demandas desde una entidad que se encuentra dispuesta en nuestra legislación. Hemos contactado en reiteradas ocasiones a los organismos pertinentes del municipio para calendarizar una fecha y concretar la visita del requerido ministro de fe, pero nos encontramos con una absoluta apatía tanto de los funcionarios que componen los organismos municipales como de la alcaldesa, quien finalmente es la que nombra a los funcionarios de su confianza y asumimos por como proceden, avala las prácticas de sus funcionarios, los cuales están reñidos con el buen desempeño del funcionario público.

Otro de los problemas que vivió el campamento fue una denuncia a la OPD (Oficinas de Protección de Derechos de la Infancia), interpuesta por el presunto riesgo de los niños del campamento, como sabrán la OPD se dedica a resguardar a los niños que potencialmente se encuentren en vulneración de sus derechos. En este contexto las madres muy asustadas, fueron citadas por este organismo al recibir una denuncia. Proceso el cual acompañamos a las madres, y al momento de aprontarnos a cumplir con la visita, se les contacta desde la OPD, para cancelar el procedimiento, cosa extraña, ya que considerando lo complejo del procedimiento queda el estigma de la sospecha en estas familias. Consultando al organismo por el motivo que produce la detención de la denuncia, una de las funcionarias nos expresa abiertamente que la denuncia viene de la Municipalidad de Maipú, y habrían sido quienes retiraron la denuncia por no tener prueba alguna de la eventual vulneración. Nuestra consulta es ¿Hay una persecución hacia estos vecinos? ¿Buscan un chivo expiatorio para recurrir a la prensa y estigmatizar a personas?

Realmente nos gustaría saber, desde las instancias Municipales, que fue lo que vieron y los instó a realizar la denuncia, nuestro interés es que tanto adultos y niños vivan en buenas condiciones y nadie tolere abuso alguno, menos ocupar una herramienta legal para amedrentar a familias sin redes y que están buscando una vida mejor para sus hijos/as, además de la sospecha y la estigmatización social que instalan al interior de la propia comuna.
Otro elemento que ha puesto en peligro continuo de las familias es por el tendido eléctrico, el cual constantemente se esta cayendo, por ello solicitamos a la Municipalidad pueda apoyar una solución transitoria para garantizar este bien vital. La urgencia se debe a los reiterados incendios que han acontecido en estos años y que ponen en riesgo la vida de todos los vecinos y, sobre todo, niños inocentes.

Esperando que nuestro estimado concejo y a la honorable alcaldesa se sensibilicen de las precarias condiciones en que viven nuestros vecinos, esperamos a lo menos puedan acceder a mejorar estas condiciones a la brevedad y recordar que, ante todo, no son sólo meros migrantes de quienes estamos haciendo referencia, sino que también “Seres Humanos” que quiéranlo o no también son legítimos vecinos de la comuna y tienen el derecho de habitarla.

Atentamente, 
Agrupación de Vecinos “Por comuna más humana e inclusiva”.

 

Analizando los hechos con más tranquilidad, como agrupación nos preocupa profundamente lo que aconteció el jueves 6 de junio y nos entrega pistas sobre la responsabilidad y compromiso de parte del concejo municipal hacia la comunidad. Nuestros Concejales y, sobre todo, la alcaldesa de Maipú, deben comprender que estas instancias son de las pocas que tiene un ciudadano mortal y sin contactos políticos para acceder a sus autoridades. La actitud demostrada por quienes faltaron es inaceptable, ya que los vecinos piden tiempo en sus trabajos para visibilizar sus inquietudes en el órgano mencionado y, por ello, ante la labor por la que fueron elegidos soberanamente y se les paga para que asistan a la comunidad, se espera lo mínimo de ustedes: ser capaces de asistir a los concejos para poder dialogar con ustedes y hacerles llegar nuestras inquietudes.

Esperamos realmente que este acontecimiento no vuelva a repetirse y sea una crítica constructiva para nuestros representantes comunales y que, en el contexto de crisis política que existe de nuestras instituciones democráticas y la desafección de los ciudadanos de participar en política, sean capaces de ser autocríticos y evaluar su compromiso real con la comunidad, simplemente haciendo su trabajo y sobre todo asistir a los concejos.

Donación de invierno

Aprovechando esta vitrina, que nos facilita La Voz de Maipú, hacemos un llamado a los vecinos de la comuna, considerando la pronta llegada del invierno, por ende, el mal tiempo y las bajas temperaturas, para apoyar a los vecinos del campamento, vía donaciones de implementos necesarios para combatir el invierno.

Por esto apelamos a su solidaridad mediante la donación de:

  • Estufas a parafina que no utilicen y se encuentren en buenas condiciones
  • Frazadas y sábanas
  • opa que abrigue de niños (hombre y mujer) y de adulto, nylon que les permita cubrir las casas, que son todas de material ligero.

Cualquier donación, ayuda que desee entregar al campamento y/o contacto realizarlo a través de Andrés Vidal al celular 974227378 o al mail andresvidalrea@gmail.com

loading...